Ya son familia numerosa | GTRES

¡Por fin sabemos cómo se llama la hija de Enrique Iglesias y Anna Kournikova!

Tiene un nombre ruso, pero, para nuestra suerte, tiene traducción al español y es muy fácil de pronunciar. 

PILUCA SANTOS | WOMAN.ES

Misterio es poco. ¡Cuantísimo secretismo ha rodeado al nacimiento de la nueva hija de Enrique Iglesias y Anna Kournikova! De primeras, nos enteramos tarde, muy tarde. Solo una semana antes de que naciera, saltó la bomba: la tenista estaba embarazada. En aquel momento todos pensamos que todavía quedarían unos meses por delante y que la veríamos luciendo tripita, pero no, de eso nada. Cuando nos quisimos dar cuenta, el bebé ya había llegado al mundo. ¡Menos mal que Julio José Iglesias, el hermano del cantante, dio entonces algunos detalles! 

"Ya he sido tío", confesó durante una entrevista a la emisora de radio chilena ADN. Entonces, no quiso dar muchos detalles, de hecho, no contó si era niño o niña, porque "es un secreto". Lo único que contó entonces es que todo había ido a las mil maravillas. "Está feliz, muy contento y sigue con su música", añadió en el transcurso de la entrevistas. 

Enrique Iglesias nos presenta a su "Sunshine" (@enriqueiglesias) | INSTAGRAM

Después, el orgulloso papá compartió una fotografía de la recién nacida, pero del nombre ni rastro. ¡Menuda intriga! Y hoy ya podemos decir que sabemos cómo se llama la niña y ha sido el hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler quien lo ha contado.. “Hay una diferencia de dos años, así que estaba un poco asustado. Yo pensaba, '¿Cómo van a reaccionar?' Y tengo dos perros, mi casa es un caos. Cuando llegamos a casa con Masha, pensé, '¿cómo van a reaccionar todos?' ", ha contado el cantante a la revista ‘People’ en una entrevista. Efectivamente, la bebé, que ha sido muy bien acogida por sus hermanitos mayores, se llama Masha que es María en ruso. 

Ahora ya son familia numerosa, pero, oye, ¡qué bien parece que se apañan! “Mucha gente dice: 'Con los niños pequeños, necesitáis estabilidad'. Creo que somos su estabilidad. Si estamos cerca de ellos, se sentirán seguros y protegidos independientemente de la montaña rusa. Están a nuestro lado ”, contó.

 

 

Relacionados