Meghan Markle visita la universidad de Johannesburgo, Sudáfrica, luciendo un vestido-blazer estilo chaleco.  | Chris Jackson / GETTY

La imagen de Meghan Markle relajada y sonriente paseando con Archie en su nueva vida en Canadá

Parece que le sienta muy bien el cambio de aires a la todavía duquesa de Sussex. 

Woman.es

Desde que el Príncipe Harry anunciara su compromiso con Meghan Markle en noviembre de 2017, ambos pasaron a convertirse en el foco de atención de la Casa Real británica como en su día lo fueron sus cuñados, Kate Middleton y el Príncipe William, y por supuesto el Príncipe Carlos y Diana de Gales.

Aunque de diferentes maneras, la presión de los medios se volvía insoportable para ellos, tanto que incluso el propio Harry escribió una carta pública en defensa de su mujer tras la publicación de una carta personal de la exactriz en un conocido diario inglés: "Perdí a mi madre y veo que mi mujer es víctima de lo mismo". 

Quizá movidos también por esta presión, el matrimonio anunciaba hace poco más de una semana su deseo de mantenerse en un segundo plano en lo que respecta a sus roles en la corona: "Después de muchos meses de reflexión y de discusiones internas, hemos decidido comenzar este año un transición que nos llevará a adoptar un nuevo rol dentro de esta institución. Nuestra intención es la de dar un paso atrás como miembros 'senior' de la Familia Real y trabajar para llegar a ser independientes a nivel financiero, mientras continuamos apoyando totalmente a su Majestad La Reina", decía el comunicado. 

Desde entonces, muchas habían sido las especulaciones sobre cómo quedaría el papel de los actuales Duques de Sussex en el panorama royal, hasta que el pasado sábado la Reina Isabel II despejaba cualquier duda con un texto en el que aseguraba que "es la esperanza de mi familia al completo que el acuerdo de hoy les permita empezar a construir una nueva vida feliz y en paz", y anunciaba que a partir de la primavera entrara en vigor una nueva etapa en la que ni Harry ni Meghan recibirán fondos públicos, no tendrán obligaciones con la familia real y no podrán usar más sus títulos puesto que dejan de ser miembros en activo de la misma. 

Durante todo este tiempo en las que se han llevado a cabo los rumores y negociaciones en la familia, Meghan y Harry habían abandonado Reino Unidos para establecerse en Canadá al menos hasta que pasara la tormenta, tiempo en el cual no habíamos tenido la oportunidad de ver a la pareja pese a la tranquila vida que están llevando allí.

De hecho, horas después de su Majestad zanjara el asunto, veía la luz la primera imagen de la que fuera protagonista de 'Suits' conduciendo sola su propio coche y más tarde se publicaba otra instantánea en la que aparece con su hijo Archie. 

Ha sido el periódico Daily Mail el que ha conseguido en exclusiva esta fotografía de Meghan Markle paseando a sus perros por un parque de Vancouver mientras lleva en una mochila de porteo al pequeño Archie de tan solo ocho meses. 

Con unos leggings negros, un gorro de lana, una chaqueta de montaña y unas botas de trekking, se ve a la todavía duquesa de Sussex muy sonriente mientras disfruta de una agradable caminata en esta nueva etapa que está a punto de comenzar cuando el Príncipe Harry, que recientemente participó en el que podría haber sido su último acto oficial en una fiesta benéfica en Londres, se reúna con ellos. 

Relacionados

-->