Gala Gonzalez

Las cremas y las claves para conseguir unos glúteos perfectos

La preocupación por el estado de nuestra retaguardia ha aumentado en los últimos años. ¿Es tu caso? Te contamos qué hacer para ponerla a punto.

Mar Peiteado |Woman.es

Si como cada verano vas en busca de unos glúteos 10 para lucir la braguita del bikini, aquí los trucos y cremas para conseguirlo.

1- Los objetivos bien claros

Aunque los cánones de belleza varían en función de la cultura y de la zona geográfica, según el doctor Ángel Juárez, jefe del departamento de cirugía plástica, estética y reparadora del Hospital La Zarzuela de Madrid, hay varios factores que contribuyen a definir el glúteo ideal: "Una forma semiesférica con una adecuada proyección, un volumen proporcionado respecto al resto de la espalda y de las caderas, una buena calidad de piel, sin flacidez, una masa muscular firme, y los pliegues glúteos cortos". El doctor insiste en que los glúteos son la parte central de la región posterior del cuerpo y su belleza tiene que entenderse "como una proporción de todo el contorno posterior".

2. Ejercita la zona

Erika Sanz, creadora de Booty Shape Movement, propone 5 ejercicios sencillos para hacer en el gym o en casa y conseguir un booty redondo y bien puesto. El primero es la zancada cruzada, hacia atrás y en diagonal mientras el pie adelantado está colocado 45º hacia dentro. En segundo lugar, elevación de pelvis a una pierna:  "Boca arriba con las rodillas flexionadas, con una pierna apoyada y la otra elevada, levantamos glúteos, mantenemos un segundo, y descendemos lentamente sin llegar a apoyarnos en el suelo". Frog Pump es el tercer ejercicio que consiste en, tumbados boca arriba, con las plantas de los pies juntas y las piernas abiertas en mariposa, apoyamos los codos y elevamos glúteos al techo contrayendo al máximo y manteniendo un segundo antes de bajar. El cuarto es patada de glúteo y se realiza en cuadrupedia: con una pierna apoyada, elevamos la otra manteniendo el ángulo recto. Para terminar, peso muerto a una pierna: De pie, apoyado sobre una pierna, la flexionamos un poco a la vez que bajamos el cuerpo y elevamos la pierna hacia el lado contrario hasta formar, con la espalda recta, una línea horizontal.

3. Estar en la playa no es excusa

Agustín Oliver fundador de L' Anatomie, propone dos ejercicios para realizar dentro del agua que, como aporta resistencia, tonifica los músculos y permite quemar más calorías además de ser divertido. Con el agua por la cintura, realiza 20 sentadillas de la misma forma que lo harías fuera del agua: "Para ejercitar los glúteos en este ejercicio hay que ser conscientes en la fase de estirar la rodilla y la extensión de cadera, de que tenemos que apretar la zona del glúteo para notar mayor concentración de la fuerza y por lo tanto, mayor ejercicio", advierte el experto. El segundo ejercicio consiste en ponerse, con el agua a la altura del pecho, a dar saltos con ambas piernas impulsándonos con los pies en puntas y apoyando toda la planta al caer. "Si combinamos una sentadilla con un salto y, en la fase en la cual los pies se despegan del suelo, crecemos hacia arriba y contraemos el glúteo, notaremos mayor intensidad en la zona glútea", asegura Agustín

Javier González, director del espacio JG Fitness Coaching (www.jgonzalez-fitnesscoaching.com) propone para conseguir unos glúteos perfectos que, mientras estemos tomando el sol, realicemos unas elevaciones de cadera (4 series x 15 repeticiones): "También podemos ir metiendo variantes, como elevar una pierna a la vez que mantenemos la cadera elevada, y después la otra, para alternar la intensidad del ejercicio".

4. En tu día a día

Hábitos tan sencillos como subir por la escalera en vez de coger el ascensor, ayuda a levantar tus glúteos. Otro ejercicio fácil que puedes hacer en cualquier momento, de pie o sentada, es mantener los glúteos contraídos (apretados) durante tres segundos, y repetir varias veces para tonificarlos.

5. Sustituye tu hidratante por fórmulas con un plus y aplícalas correctamente.

La celulitis o la flacidez afectan de forma directa al glúteo. Apuesta por tratamientos que, más allá de hidratar y nutrir la piel, tengan un efecto anticelúlítico, reductor y reafirmante. Además de la fórmula, la correcta aplicación también es clave para potenciar los resultados. Laura Izquierdo, co-fundadora de Izba Nature química y especialista en fisioestética oriental, destaca la importancia de activar los ganglios linfáticos y eliminar las toxinas y sustancias de desecho: "El primer paso es bombear la zona baja del coxis, donde se sitúan los ganglios encargados de drenar la zona. A continuación, extender el producto con movimientos circulares ascendentes. Hay que llegar hasta el pliegue del glúteo con la pierna", explica.

6. Explora los tratamientos de tu centro médico estético.

En la Clínica de la Dra. Beatriz Beltrán de Barcelona es posible desarrollar la musculatura y elevar los glúteos en cuatro sesiones de Em Sculpt, que equivalen a un año de gimnasio. Otra opción es tratar la zona con Ultherapy de Merz Aesthetics, un ultrasonido con ecógrafo que permite trabajar en la misma capa de la dermis que un cirujano,  así como con  Radiesse de Merz Aesthetics, hidroxiapatita cálcica que consigue incluso tonificar y rejuvenecer la zona de los glúteos por ser inductores de colágeno.  

7. Recurrir a la cirugía estética

Pero de cara al año que viene. "En julio ya no estamos a tiempo, hay que ser realistas, porque esta cirugía requiere un periodo de reposo, que suele ser de dos o tres semanas, que incluye no apoyarse sobre los glúteos y dormir boca abajo y, después, un periodo de reposo relativo para hacer deporte o una actividad importante, de otras dos o tres semanas", explica el doctor Ángel Juárez. Quienes se lo esté pensando deben saber que es una cirugía cada vez más frecuente "puede haber aumentado entre un 15 y un 20 por ciento en los últimos diez años”, afirma el doctora, y que se suele realizar asociada a una liposucción: "Es decir, más que aumentar el glúteo, se moldea en relación con las caderas, la cintura... Los pacientes no vienen pidiendo unos glúteos más grandes, sino que los quieren más bonitos. Si moldeas la cintura y la cadera y proyectas un poco el glúteo, todo el conjunto queda más en armonía", explica el doctor Juárez. 

El aumento de glúteos se puede conseguir con grasa de la propia paciente, con prótesis o combinando ambas, según el físico y las expectativas de cada mujer: "Si quiere un aumento importante y tiene poca grasa en el resto del cuerpo, mejor decantarse por el uso de la prótesis; si es un aumento moderado, el mejor resultado lo obtenemos con la grasa (si hay zonas donantes). A veces se combinan las dos técnicas, la prótesis para conseguir un aumento importante y la grasa para moldear el resto", explica el doctor Juárez que advierte que si la paciente tiene una flacidez importante en la zona, "no se recomienda una cirugía de aumento aislada, sino que habría que pensar en otras técnicas asociadas, como el lifting de glúteos". Como última clave y no por ello menos importante, el doctor destaca la importancia, en este tipo de cirugía, de entenderse bien con el cirujano que nos va a operar, tener claras las expectativas y saber que estas intervenciones pueden estar entre los 3.500 y 8.000 euros dependiendo si son con grasa, con prótesis o combinadas. 

Ver 8 fotos

 

Relacionados