Los tratamientos de peluquería para proteger y cuidar el pelo en la playa. | chabybucko / ISTOCK

Tratamientos de alisado y antifrizz de peluquería para tener un pelo 10 en la playa

Queratina, alisado japonés, enzimoterapia, taninoplastia, botox capilar, alisado de ácido hialurónico… Son muchos los nombres que nos remiten a un alisado temporal (por unos meses) del cabello y, a veces, es difícil saber de qué estamos hablando y las diferencias entre ellos. Lo intentamos.

Mar Peiteado | Woman.es

Cuidar el pelo en la playa no es fácil, pero sabemos los tratamientos de alisados y antifrizz que mejor funcionan. 

Rogelaine es una coach brasileña experta en imagen y cuidado personal y propietaria del salón Rogelaine Imagen Lifestyle, que es un lugar de referencia en tratamientos con queratina y de alisado. "Hoy a todo lo que alisa se le llama queratina", afirma y se lamenta de la falta de conocimiento del público en general y a veces también de los profesionales. Y advierte que, en todos estos tratamientos, un 30% del resultado depende del producto y un 70% del peluquero que lo realiza y de su capacidad para diagnosticar, y personalizar la aplicación dependiendo de la naturaleza el pelo (más o menos rizado, fino, grueso…), de los deseos de la clienta (liso tabla, con algo más de gesto, sin frizz pero con volumen…), y también del estado de su cabello (natural, coloreado, más o menos castigado…). "Con un mismo producto se puede conseguir desde eliminar solo el encrespado, hasta un alisado más profundo dependiendo de cómo se aplique", asegura. 

Una vez aclarado esto, Rogelaine diferencia entre tres tipos de 'alisado': el japonés, los orgánicos y las queratinas.

- Alisado japonés

Es el más profundo porque rompe de forma definitiva los puentes de sulfuro del cabello (disposición natural de las fibras del cabello) en un 94%, "mientras que los demás los ablandan o suelta de forma temporal", afirma la experta. Se basa en un compuesto químico, el tioglicolato de amonio "que es el activo más potente en cuanto a rotura de puentes", reconoce Rogelaine. El efecto de alisado es definitivo (hasta que te crece el pelo), y aquí lo más delicado son los retoques: "Hay que retocar solo el crecimiento, porque si se retoca donde ya se había practicado el alisado, se puede provocar rotura”, explica la experta. El efecto es un liso tieso, tipo tabla donde va a ser difícil marcar una onda. Con este tratamiento no están indicadas las decoloraciones y, en principio, hay que ser prudente con los tintes y las mechas aunque dependerá del tipo de coloración y del estado del cabello. Se tarda en realizarlo una media de 4 o 5 y el precio se sitúa a partir de los 300 €, pero puede encarecerse dependiendo de la largura del pelo y del tipo de rizo. Rogelaine solo lo recomienda para rizos muy fuertes o de raíz. "De este tipo hacemos pocos porque la mayoría de mis clientas son españolas y aquí molesta el encrespado pero gusta el volumen. Las españolas tienen rizo de medios a puntas y hay que enfocar el trabajo ahí para no quitar volumen en raíz", explica.

- Alisados orgánicos

Taninoplastia, enzimoterapia, nanoplastia, alisados con ácido hialurónico o ácido láctico… "La base de todos son ácidos vegetales, extraídos de plantas", afirma Rogelaine que explica que es más suave que el japonés (rompe un 70% de los puentes de sulfuro) y ofrecen muchas posibilidades a la hora de personalizar el resultado. Aplicarlos lleva unas dos horas en el salón y los efectos duran unos 3 meses. A la vez que reducen el encrespamiento y relajan la fibra capilar, son tratantes y el resultado es un liso más natural que permite marcar ondas en un momento dado. Su precio está en torno a los 150 € y con una aplicación experta permite un amplio abanico de resultados eligiendo una u otra variedad según las expectativas y las necesidades de cada clienta. Hay que tener en cuenta que, en caso de llevar coloración, puede rebajar un poco el tono del cabello.

- Tratamientos de queratina

Se conocen así aunque Rogelaine prefiere llamarlos "de recuperación capilar o cambios de forma, temporal o progresivo". No hay rotura de puentes o, si la hay, es muy ligera, dependiendo del tiempo de exposición, del calor que se aplique… Su función es aportar estructura al cabello, sella la cutícula, elimina el encrespamiento, baja el volumen, y la fibra se ve más suave, pero no aporta vitaminas ni nutrición por lo que es importante cuidarlo con tratamientos a parte. "Funciona por impregnación, por eso se les llama progresivos, porque se van acumulando y cada vez se necesitan aplicar con menos frecuencia", explica Rogelaine que advierte que, al ser por impregnación, se va perdiendo con los lavados aunque suele durar unos tres meses si contamos que nos lavamos la cabeza cada dos o tres días. El precio medio de estos tratamientos es de unos 70 euros. Para casa recomienda champús suaves para no arrastrar esta película que se ha depositado sobre la fibra.

- Respetando la esencia natural de la mujer

Es la filosofía con la que trabajan en el salón de Isaac Salido: "No solemos hacer tratamientos que rompan los puentes de sulfuro y cambien la estructura natural del cabello", cuenta José Patino, estilista del salón que explica que tras esos tratamientos el cabello no vuelve a ser natural y el rizo que tenías te vuelve pero desdibujado así que ya no es ni rizo ni liso. Realizan tratamientos con queratinas naturales y ácido hialurónico (desde 35 €), que proponen hacer cada 20 días: "Se aprecian desde el primer día pero sus efectos se van notando con la constancia", afirma José. Pero para conseguir un cabello sin encrespamiento, manejable, flexible y brillante, más que en estos ingredientes se basan en un buen diagnóstico y en empezar tratando desde el cuero cabelludo: "Es como cuando vas al fisio que, aunque te duela el cuello, empieza tratando la columna desde las lumbares", compara José. Ellos empiezan con un buen peeling del cuero cabelludo, luego hidratan de un modo u otro según la naturaleza y el estado del cabello: "Con esto conseguimos, no alisar, pero sí rebajar el encrespamiento y el volumen un 20%", asegura José que apuesta por la profesionalidad de los estilistas para recomendar el mejor corte, y los cuidados más adecuados en casa para conseguir el efecto que busca la clienta sin cambiar con químicos la naturaleza de su cabello. 

Guía de direcciones para estos tratamientos

- Rogelaine

- Isaac Salido

- Eva Milla. Calle de Iñigo Arista, 19. 31007 Pamplona (Navarra). Teléfono: 948 27 05 19
- Divinité Salón

- Salón Alex Sestelo

- Salón In Viso 

- Toni&Guy

- Alma Luzón

Relacionados