Cosmética personalizada, la tendencia de belleza en maquillaje, cremas y tratamientos. | Szymon Brzoska / IMAXTREE

Cosmética personalizada, la tendencia de belleza en maquillaje, cremas y tratamientos

Es el nuevo lujo. Desde tratamientos faciales que se formulan a medida combinando principios activos, hasta marcas que te permiten personalizar tu rouge, pasando por fragancias sin nombre para que tú decidas cómo llamarlas según lo que te evoquen.

Mar Peiteado | Woman.es

Hasta hace muy poco la industria cosmética elaboraba sus productos pensando en el consumidor, para atender sus necesidades y sus gustos. Ahora da un paso más: cuenta con la opinión, los deseos y demandas de cada consumidor individual para entregarle el producto acabado, totalmente a su medida. 

Esta tendencia arrasa en todos los campos de la belleza. Una de las pioneras fue Unverskin, presente en consultas dermatológicas y medicoestéticas porque precisa de un especialista para hacer el diagnóstico y prescribir la fórmula a partir de los 19 principios activos con los que cuenta la marca. Se prepara en el momento, delante del paciente y de forma instantánea, el combinado ideal para cada piel (desde 120 euros. Consulta en universkin.com, dónde encontrar este servicio).

Pirámide de activos de Universkin. | D.R

Otra manera de personalizar es a través de boosters. Así, lo hace entre otras, la firma nicho española Sofía Bertrand, que cuenta con 8 concentrados (detoxificante, hidratante, reafirmante, regenerante… 20 euros/cada uno) que se añaden a sus tratamientos para potenciar sus efectos y adaptarlos a las diferentes necesidades de cada piel.

Concentrados de Sofia Bertrand. | D.R

La cosmética natural y la venta on line no escapan a esta tendencia. Maminat ofrece la posibilidad de elaborar fórmulas magistrales: "Lo hemos hecho pensando, sobre todo, en aquellas personas con problemas de piel muy concretos, como psoriasis, rosácea o algún tipo de alergia, que tras probar de todo, no han dado con el producto acertado", señala la fundadora, Natalia Olmo. Tras un cuestionario exhaustivo les aseguran que tienen el preparado en un máximo de 15 días: "Si cuando lo prueban no les hace efecto, se les devuelve el dinero. Nuestro objetivo es que queden contento", añade la fundadora.

Cremas de Maminat. | D.R

Los centros de estética también han adaptado esta tendencia a sus protocolos. Mycode es un tratamiento corporal personalizado de Centros IDEAL, que consiste  en combinar diversos activos eficaces para el tratamiento de la celulitis que, tras un diagnóstico, se combinan de acuerdo a las necesidades de cada cliente consiguiendo una fórmula hecha a medida que se aplica sobre la zona a tratar mediante un masaje. El cliente puede continuar el tratamiento en su casa con su mezcla personalizada. 

Tratamientos personalizados, Mycode. | D.R

Servicios como el de Styleprivé también van en la línea de una mayor personalización. El cliente puede elegir al profesional de belleza que prefiera (peluquería, manicura o estética) para que vaya a domicilio en cualquier punto del territorio nacional, y reservarlo online con pago seguro.

La inteligencia artificial es clave en la personalización de algunos productos. Es el caso de Luna Fofo, de Foreo (89 euros), un cepillo de limpieza facial equipado con sensores que analizan la piel, leen sus niveles de hidratación para conocer la edad real de la piel y ofrecerle una rutina de higiene personalizada, dependiendo de su estado, el clima, la contaminación….  

Luna, Foreo. | D.R

También se sirve de la inteligencia artificial el espejo de belleza que ha instalado Sephora en su nueva flagship store en Madrid (c/ Serrano, 36). Desarrollado con la empresa tecnológica Wildbytes, este Beauty Mirror ofrece a la consumidora en tiempo real, información sobre los productos de tratamiento y maquillaje que mejor se adaptan a su piel y a su estilo. Para ello utiliza parámetros como la detección de género, el rango de edad, los colores o patrones que emplea para vestir, así como otros contextuales como el día de la semana, la hora del día o las condiciones meteorológicas del momento, para ofrecer una recomendación inteligente al consumidor.

Espejo inteligente de Sephora en la calle Serrano (Madrid) | D.R

En el mundo de los perfumes la personalización comenzó hace años permitiendo serigrafiar iniciales en los frascos o grabar mensajes en las fundas de cuero que protegen algunas fragancias como es el caso de los sprays de viaje de las Cologne Absolue, de Atelier Cologne (60 euros/30 ml). Pero el deseo de identificación con el consumidor llega hasta el punto de comercializar fragacias sin nombre, para que sea él quien le ponga uno según lo que le evoque el aroma. Es el caso de Unnamed, de Byredo (170 euros/ 100 ml), que se lanzó en 2016, para celebrar el décimo aniversario de la marca. Desde entonces, sus fans han pedido incansablemente el regreso de Unnamed: "Hemos creado una fragancia sin nombre que permita a nuestros clientes elegir uno que tenga para ellos un sentido especial", explica Ben Gorham, fundador y director creativo de Byredo.

Fragancia personalizable, Byredo | D.R

En el área del make up, hay firmas como Mary Kay que comercializa desde hace años paletas vacías para que cada una pueda completar a su gusto crear su propia armonía de colores. Pero una nueva firma española de barras de labios, Yoo Makeup (el nombre viene de 'Your One & Only'), da un paso más permitiendo a la consumidora diseñar su propio rouge y elegir desde el color, al acabado pasando por los ingredientes según se quiera antiaging o protector, y terminando por el nombre o número preferido (en www.yoomakeup.com, desde 29 euros).

Barra de labios, YOO. | D.R

 

Relacionados