Jessica Biel con moño alto y labios anaranjados. | Gtres

Haz como Jessica Biel en el estreno de ‘The Sinner’ y ponte una falda midi de tubo con blazer de cuadros y un moño alto despeinado para darle un toque casual

El resultado te sorprenderá.

Woman.es

'The Sinner', la serie que tiene como inquietante punto de partida el asesinato de un hombre a manos de una joven sin motivo aparente mientras ambos disfrutan con sus respectivas familias de una jornada de playa, estrena tercera temporada el próximo 6 de febrero y Los Ángeles ha acogido su sonada presentación.

En la premiére no ha faltado su protagonista, Jessica Biel, quien acudía junto a su marido Justin Timberlake (aunque no posaron juntos en el photocall) para acallar una vez más los rumores de distanciamiento que existen entre ellos después de que el artista fuera visto en actitud cariñosa con su compañera de reparto, Alisha Wainwright, y tuviera hasta que pedir disculpas públicamente por ello

Cotilleos aparte, lo que nos ha sorprendido de la actriz no ha sido el hecho de que le acompañara el padre de su hijo, sino el look que ha escogido para la ocasión.

Nada de diseños de alfombra roja ni vestidos de cóctel, pero tampoco un traje o unos informales jeans. Lo que la intérprete ha lucido para presentarse ante los medios ha sido un estilismo que vimos tal cual sobre la pasarela de París hace unos meses porque pertenece a la colección otoño-invierno 2019 de Alexandre Vauthier y está formado por una falda de tubo en color negro, una camisa blanca y una blazer a cuadros en este mismo binomio. Una combinación inesperada en este tipo de eventos que precisamente por eso nos ha cautivado. 

Jessica Biel con falda negra, camisa blanca y blazer de cuadros. | Gtres

El motivo principal por el que nos parece un acierto la opción de Jessica es por esa vuelta de tuerca que le ha sabido dar a lo que podríamos calificar de look 'working girl' de manual. Y es que la norteamericana ha lucido como peinado un recogido que nada tiene que ver con lo que podríamos haber pensado que mejor le iría que es algo más pulido. 

El de Biel ha sido un moño alto estratégicamente despeinado que le da el toque justo que necesita el outfit para no pecar de excesivamente sobrio y resultar más desenfadado como requería la situación. Un sencillo truco cuya efectividad ha quedado más que demostrada.