woman | El lujo de ser mujer

Salma Hayek y Antonio Banderas se besan durante un acto promocional de 'El gato con botas'. | Carlos Alvarez / GETTY

Antonio Banderas está conmocionado por el relato de Salma Hayek sobre Weinstein

Las palabras de la actriz sobre lo vivido con Harvey Weinstein le han dejado tan "impactado" como a nosotras. 

Clara Hernández | Woman.es

Seguramente, la vieja afición de Harvey Weinstein a acosar a las actrices con las que trabajaba era un secreto a voces en Hollywood. Sin embargo, el hecho de escuchar a Salma Hayek narrar en primera persona su experiencia con el productor ("Harvey Weinstein fue mi monstruo también", escribió en una columna en 'The New York Times'), nos ha dejado conmocionados a todos. 

También a su amigo Antonio Banderas, que no ha podido evitar dejar unas palabras conmocionadas en las redes sociales.

"Estoy impactado y triste ante los terribles hechos que ha hecho públicos mi querida amiga Salma Hayek sobre el productor Harvey Weinstein. Su integridad, su honestidad como mujer y como profesional me hacen dar absoluto crédito a sus palabras", ha escrito en un mensaje en Instagram, tanto en español e inglés. 

Horas antes, los seguidores de la actriz ya le habían mostrado su apoyo cerrado en las redes. 

En la carta abierta que había publicado horas antes en el diario, Salma explicaba cómo su carrera junto a Weinstein había sido una carrera de decir "noes". 

"No a dejarle que me mirara mientras me duchaba. No a dejarle que me diera un masaje. No a dejarle que uno de sus amigos, desnudo, me diera un masaje. No a dejarle que me practicara sexo oral. No a que me desnudara con otra mujer. No, no, no, no...". 

La actriz también aclaraba que no había nada en el mundo que el productor odiara más que le dijeran "no" y que cuando esto ocurría podía llegar a ser maquiavélico. Incluso sugiere que su amistad con actores como George Clooney fue, quizá, lo que le salvó de que la violara. 

Otras actrices como Uma Thurman, Rose McGowan (la primera en denunciar su caso, que fue publicado en 'The New York Times'), Gwyneth Paltrow o a Angelina Jolie también figuran entre las presuntas víctimas del gurú cinematográfico. 

Emma Stone, una de las actrices que se sumará a unos Globos de Oro en negro.  | Ben A. Pruchnie / GETTY

La gala de los Globos de Oro 2018 se vestirá de negro

Las actrices protestarán así por los casos de acoso sexual denunciados en los últimos meses en Hollywood.

Clara Hernández | Woman.es

Las actrices de Hollywood no están dispuestas a que la cadena de denuncias por acoso sexual que ha sacudido en los últimos meses la meca del cine, con el caso Harvey Weinstein a la cabeza, se apacigüe sin que se hayan tomado medidas relevantes o que alguna víctima no haya entonado el #metoo (#yotambién) por miedo. 

Su próxima acción tendrá como escaparate la fotografiada alfombra roja de los Globos de Oro, que el próximo 7 de enero será negra (o más negra que nunca). Vistiendo de este color, las actrices protestarán por los abusos que se han cometido impunemente contra ellas durante años, según ha confirmado 'People', que a su vez cita al programa 'The Morning Breath'. 

Así, tanto presentadores como nominadas (desde Jessica Chastain o Meryl Streep a Emma Stone) han decidido sumarse a esta iniciativa, así como al menos una treintena de actrices. 

Los abusos que productores y actores reputados han cometido, supuestamente, durante décadas contra actrices, y que han contado con el silencio cómplice de la profesión ("estaba normalizado", aseguran muchas) no ha dejado de dar noticias desde octubre, cuando un reportaje del The New York Times señaló a Weinstein. 

Pero detrás del productor, han salido otros muchos nombres. Por ejemplo, el de Kevin Spacey o el de Dustin Hoffman, a quienes se les agolpan las denuncias. 

Además de elevar su voz, ha habido algunas acciones dirigidas a frenar esta epidemia de acosos que, posiblemente, no sea monopolio de esta profesión y muchos proyectos vinculados con los acusados han sido modificados o, directamente, cancelados

Por su parte, Jennifer Lawrence ha propuesto crear una comisión especializa en estos casos a la que podrían recurrir las víctimas. 

"He hablado con otras mujeres sobre crear una comisión", explica Jennifer. | Matt Winkelmeyer / GETTY

La Gala de los Globos de Oro 2018 se celebrará el 7 de enero en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles. La película 'La forma del agua' de Guillermo del toro parte como favorita. Mira aquí la lista completa de nominados.

La actriz Salma Hayek habla sobre Harvey Weinstein. | GETTY

Las peticiones de Weinstein a sus víctimas, contadas por Salma Hayek

"Weinstein fue mi monstruo también", ha confesado.

Clara Hernández | Woman.es

La lista de actrices que acusan a Harvey Weinstein de abusos sexuales o acoso sigue aumentando. La última en sumarse a este grupo ha sido Salma Hayek, quien nos ha dejado petrificados con la columna escrita en primera persona que ha publicado en el diario 'The New York Times', y que lleva por título el revelador: 'Harvey Weinstein fue mi monstruo también". 

En él, la intérprete detalla cómo hubo de sufrir todo tipo de proposiciones por parte del productor, a quien describe como un hombre que, a primera vista, era "un apasionado cinéfilo y un padre amantísimo", pero que no soportaba escuchar la palabra no. Un 'no' que Salma Hayek no paró de repetir desde el momento en el que comenzó a trabajar con él. 

Salma Hayek, en una foto reciente. | Antony Jones / GETTY

"No a abrirle la puerta de mi habitación a todas horas por la noche, en todos los hoteles, ciudad tras ciudad, donde él podía aparecer inesperadamente, incluso en un lugar en el que estaba rodando una película que no tenía nada que ver con él". 

Salma prosigue: 

"No a dejarle que me mirara mientras me duchaba. No a dejarle que me diera un masaje. No a dejarle que uno de sus amigos, desnudo, me diera un masaje. No a dejarle que me practicara sexo oral. No a que me desnudara con otra mujer. No, no, no, no"

Sin embargo, la actriz relata cómo esas negativas sucesivas ("No creo que odiara algo más en el mundo que la palabra 'no'") iban provocando la furia de Harvey, que, en esos casos, podía convertirse en un ser maquiavélico. 

A Salma llegó a arrastrarla fuera de una gala del Festival de Venecia para llevarla a una fiesta privada en la que estaba él y unas mujeres que parecían modelos y que, en realidad, se dedicaban a la prostitución de lujo. Incluso le dijo en una ocasión: "Te mataría, pero no creo que pudiera". 

Aún así, podría haber sido aún peor, medita la mexicana en una escalofriante reflexión: "Me pregunto si no fue mi amistad con Quentin Tarantino y George Clooney lo que me salvó de que me violara".

La actriz también desvela algunas de las repugnantes tácticas de persuasión que utilizaba Harvey Weinstein para lograr sus deseos, como el amenazarla con arrebatarle papeles que ya le habían sido adjudicados. 

Cuando Salma decidió alejarse de él y montar por su cuenta la película 'Frida' con amigos como Antonio Banderas o Ashley Judd tuvo que soportar las burlas del productor, que aseguraba que nadie querría ver a una Salma "uniceja", porque lo único que se esperaba de ella era llenar la pantalla de 'sex appeal'. 

La actriz no oculta que en algún momento sufrió algo así como el 'síndrome de Estocolmo': "Tenía el corazón partido porque, confieso, quería que él me viera como artista (...), deseaba que me reconociera". 

La victoria de Salma llegó después: la película inspirada en Frida Kahlo obtuvo un 85 sobre 100 en los ranking.

La historia de la actriz de origen mexicano con los abusos en la meca del cine vienen de lejos. En octubre se divulgó una foto tomada tiempo atrás en la que el cineasta Oliver Stone hacía un amago de tocarle un pecho.

Jennifer Lawrence posa en el Festival de Toronto 2017 | Emma McIntyre / GETTY

Jennifer Lawrence tiene una idea para frenar los abusos en Hollywood

Y está dispuesta a ponerse manos a la obra.

Clara Hernández | Woman.es

Jennifer Lawrence se está convirtiendo, a sus 27 años, en una de las voces más valientes en lo que se refiere a denunciar los abusos que se cometen "con normalidad" contra las mujeres en Hollywood. 

Hace ya tiempo que puso sobre la mesa las diferencias salariales respecto a sus compañeros de reparto ("Estoy hasta las pelotas", dijo).

Ahora, y después de mostrar su apoyo público a las víctimas de Harvey Weinstein, la actriz ha hablado alto y claro en una entrevista con Oprah Winfrey para Hollywwod Reporter sobre lo ocurrido... y otras cosas. 

"No conozco ni una sola mujer que no haya sufrido algún tipo de abuso", ha insistido. Sin embargo, limitarse a lamentarse no es su estilo

La intérprete ha asegurado que está emocionada por "los cambios que van a venir de todo esto". 

"Las reglas del juego van a ser reescritas", ha anunciado, con optimismo, antes de desvelar que ya se ha puesto en marcha para tratar de que los casos como el de Weinstein no vuelvan a pasar. 

"He hablado con otras mujeres sobre crear una comisión", explica Jennifer. | Matt Winkelmeyer / GETTY

"He hablado con otras mujeres sobre formar una comisión" explica. "Parece que cuando pasa (un caso de abuso) nadie puede hacer algo al respecto porque esos comportamientos están normalizados (...). La gente cuando empieza su carrera no quieren meterse en problemas porque si lo hacen, es difícil que te llamen (para trabajar)". 

La propuesta de Jennifer pasaría por crear esa agrupación que, para que tuviera eficacia, debería reunir a las grandes estrellas del cine, explica.

"Si todos los actores de primera línea se unieran a este grupo...conocemos a todo el mundo en Hollywood, a los jefes. Si estoy en la comisión y recibo un mail de alguien que ha sido tratado mal durante un rodaje, puedo enviar un mensaje. Tenemos que juntar todas nuestras cabezas para pensar cómo no dejar pasar este momento, no simplemente comentar: ¡Oh, fue una locura! Realmente hay que hacer algo". 

 

This was photographed for @hollywoodreporter 🌹

Una publicación compartida de Jennifer Lawrence (@official_jenniferlawrence) el

Aunque Jennifer no sufrió en su piel los abusos de Weinstein, sí se retuerce al escuchar las historias de los demás. Como aquella ocasión en la que el productor ordenó a una actriz que le mirara mientras se duchaba (y que otros escucharon porque la joven llevaba un micrófono). 

A lo largo de la entrevista, reveló algunas curiosidades más triviales de su vida. Como que los mejores actores para irse de marcha son Scott Disick o Bethenny Frakel; que su posesión más preciada (si se puede llamar así) es su perrita Pippi; que se considera feliz y que no es religiosa pero sí algo espiritual.