woman | El lujo de ser mujer

GTRES

Letizia Ortiz apuesta por la moda británica en Clarence House

Haciendo gala de un estilo inigualable, la reina ha lucido un exquisito vestido tipo trench.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

La visita de Letizia Ortiz y Felipe VI está siendo todo un fenómeno que medios de comunicación y redes sociales siguen con atención. Tras aterrizar ayer en la capital y pasar su primera noche en un hotel, don Felipe y doña Letizia fueron recibidos esta mañana por el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles para acudir a su primer encuentro con la reina Isabel y con el duque de Edimburgo y así dar el pistoletazo de salida a su viaje oficial. Primer 'look' de la reina que no dejó indiferente a nadie.

Ver 16 fotos

Tras disfrutar de un almuerzo privado en el palacio de Buckingham, Letizia Ortiz y Felipe VI han puesto rumbo a Clarence House para tomar el té con el príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles. Para la ocasión, Letizia ha confiado en una firma británica. Ni más ni menos que Burberry con un vestido tipo 'trench' en color granate.

Los reyes de España junto al príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles | GTRES

Esta creación es un vestido estilo 'trench coat' en crepé con revés de raso y detalle de hebilla que está disponible en la página web de la firma. Además,  con motivo del período de rebajas, este diseño está rebajado de 1.095 a 550 euros.

©Burberry

En cuanto a los complementos, la reina lo ha conjuntado con unos salones nude de Prada, un bolso de mano de la firma Membur (disponible por 99,95 euros en su página web)y unos espectaculares pendientes de diamantes en forma de paloma que pertenecen a la reina Sofía.

GTRES

Una agradable velada en la que se ha puesto de manifiesto la buena relación existente entre los reyes de España y el príncipe de Gales y su esposa.

Ver 7 fotos

Tras este distendido encuentro, los reyes de España han puesto rumbo al parlamento británico donde Felipe VI ha pronunciado un discurso cargado de significado debido a la delicada cuestión del Brexit: "Somos dos de los países más antiguos de Europa y del mundo. Compartimos, en fin, una historia en común y nos unen la estima y los afectos personales que ligan sólidamente a nuestras sociedades". Además, ha recalcado que "animo a nuestros dos Gobiernos a seguir trabajando para que el acuerdo de salida del Reino Unido de la Unión Europea les dé la necesaria confianza y certidumbre a sus ciudadanos".

GTRES

Su próximo acto oficial tendrá lugar esta noche en la cena oficial de gala que Su Majestad la Reina Isabel II dará en su honor.

@thefrugality / INSTAGRAM

Este es el último vestido viral del verano

Y no, no es de Zara.

Victoria Suárez | Woman.es

Si escuchas la frase "vestido viral" seguramente te esperas que te hablemos de la última invención de Zara, pero en este caso no será así. La firma británica River Island ha creado el vestido perfecto para tus planes de verano y que ya ha conquistado a muchas 'instagramers'.

En primer lugar es del color perfecto para esta estación: blanco, además es abotonado, está decorado con bordados y tiene manga larga. Todas estas características lo hacen ideal tanto para ir de la playa al chiringuito, como para usar en la ciudad con sandalias planas o para combinarlo con unos vaqueros y zapatillas para un look inesperado.

Vestido de River Island (75 euros). | INSTAGRAM

Otra de sus increíbles características es que cuesta solo 75 euros. Pero al igual que las 'influencers' todas las que han pasado por River Island se han enamorado de él, haciendo que se agote en tiempo récord. Esperamos que repongan stock y nosotras podamos hacernos también con el vestido viral del verano.

 

'Lookbook' de Modern Citizen.  | D.R.

A Zara le ha salido competencia en Estados Unidos

Modern Citizen es la marca de moda "hecha por y para mujeres" que le ha plantado cara a Zara. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

Parecía imposible, pero ha ocurrido: a Zara le ha salido competencia. Al menos en Estados Unidos. Modern Citizen es la (todavía) desconocida marca de moda femenina que se ha atrevido a plantarle cara al gigante de Inditex, o eso considera la prensa especializada internacional. 

'Lookbook' de Modern Citizen.  | D.R.

Las prendas básicas le ganan la batalla a las últimas tendencias en Modern Citizen. Sin excentricidades, la firma crea colecciones funcionales que pretenden hacer asequible prendas de buena calidad que no pasan de moda en unos meses. Las líneas básicas y los colores lisos conforman la mayoría de la colección, con algunas licencias creativas entre las que no faltan los volantes, el corte 'off shoulders' o los estampados de rayas. Pendas que entrarían a formar parte del fondo de armario de cualquier mujer, porque es la estética más socorrida para el día a día. 

'Lookbook' de Modern Citizen.  | D.R.

Detrás de Modern Citizen se encuentra Jessica Lee, una joven de 29 años que apuesta por la moda "realizada por mujeres y para mujeres". Antes de iniciarse en esta aventura hace tres años, Lee había pasado por puestos de responsabilidad comercial en marcas como Gap o Banana Republic, por lo que sabía que se adentraba en un mundo muy competitivo. 

 

Keep cool all summer long with refined, versatile pieces. Shop the #FourthOfJuly edit: mdrn.cz/ig-july4

Una publicación compartida de Modern Citizen (@moderncitizen) el

Con un presupuesto de 250.000 dólares, recaudado entre familiares y amigos, Lee arrancó esta iniciativa en 2014. Como la mayoría de 'start ups' de moda, Modern Citizen nació como una plataforma 'online', y hace solo unos días que inauguró su primer espacio físico, en busca de que sus clientas puedan acercarse a la ropa antes de comprarla. 

'Lookbook' de Modern Citizen.  | D.R.

Su mensaje feminista así como sus colecciones, se inspiran en 'celebs' como Emma Watson, abanderada del empoderamiento femenino e icono de estilo para miles de mujeres en todo el mundo. Tanto es así que en sus inicios la marca estaba formada por un equipo solo de mujeres, algo que más que una decisión consciente fue un proceso natural. "Para nosotros es importante que las mujeres estén en puestos de liderazgo" declara Lee en una entrevista a Who What Wear.

Como dictan las normas de la diversificación, Modern Citizen tiene también colecciones de complementos y joyas, e incluso una línea de belleza. Todo esto, pensado para una clienta "trabajadora, ambiciosa, moderna y versátil", en palabras de Jessica Lee. Un 'target' objetivo que ronda los treinta años, que busca prendas para ir a la oficina, ¿no se parece demasiado a Zara?

'Lookbook' de Modern Citizen.  | D.R.

La diferencia entre ambos, dejando a un lado sus más de 2.000 tiendas repartidas por todo el mundo y las inalcanzables cifras de facturación del grupo de Amancio Ortega, es que Modern Citizen quiere ir un paso más allá en la relación con sus compradoras: "Zara ofrece un producto increíble, pero no emocional" decía Lee a la prensa británica

Obviamente, aún está muy lejos de alcanzar al referente de la moda 'low cost' por excelencia, pero Modern Citizen ya ha puesto los cimientos de una empresa joven, innovadora, actual y que va a por todas. 

D.R

El fin de una era, Colette cierra sus puertas

La mítica tienda cerrará las puertas de la parisina calle de Saint Honoré tras veinte años.

Olga Tamarit | Woman.es

"Como todas las cosas buenas llegan a su fin, después de 20 años maravillosos, Colette cierra definitivamente sus puertas el 20 de diciembre de este año", reza parte del comunicado que la mítica tienda parisina ha lanzando en su cuenta de Instagram y ha dejado perplejos a todos los fans incondicionales de la misma.

 

Toutes les bonnes choses ont une fin. Après vingt années exceptionnelles, colette devrait définitivement fermer ses portes le 20 décembre prochain. Colette Roussaux arrive à l'âge où il est temps de prendre son temps ; or, colette ne peut exister sans Colette. Des échanges ont lieu avec Saint Laurent et nous serions fiers qu'une Marque aussi prestigieuse, avec qui nous avons régulièrement collaboré au fil des années, reprenne notre adresse. Nous sommes ravis du grand intérêt que Saint Laurent a montré dans ce projet, ce qui pourrait constituer une très belle opportunité pour nos salariés. Jusqu’au dernier jour, rien ne changera. colette continuera de se renouveler toutes les semaines comme d’habitude, avec une sélection unique et de nombreuses collaborations, également disponibles sur notre site colette.fr Nous vous remercions pour votre confiance, et à bientôt chez colette, jusqu’au 20 décembre! #colette BREAKING NEWS As all good things must come to an end, after twenty wonderful years, colette should be closing its doors on December 20th of this year. Colette Roussaux has reached the time when she would like to take her time; and colette cannot exist without Colette. Negotiations are under way with Saint Laurent and we would be proud to have a Brand with such a history, with whom we have frequently collaborated, taking over our address. We are happy of the serious interest expressed by Saint Laurent in this project, and it could also represent a very good opportunity for our employees. Until our last day, nothing will change. colette will continue to renew itself each week with exclusive collaborations and offerings, also available on our website colette.fr We thank you for your support and see you soon at colette--until December 20th!

Una publicación compartida de colette (@colette) el

Para los 'fashion adictos' Colette ha sido mucho más que una tienda de moda. Concebida como una 'concept store' (uno de esos espacios comerciales que mezclan moda, arte y cultura), no hay guía turística de París que no la incluya como parada obligatoria. Tras veinte años situada en la mítica Saint-Honoré, Colette se ha erigido como un certero catalizador de tendencias, no hay firma que cuelgue de sus perchas que no esté de moda o vaya a estarlo en el futuro.

Su nombre se lo debe a su propietaria y fundadora, Colette Rousseaux, una mujer de unos sesenta años tan alejada del foco mediático como famosa es su tienda. Ella y su hija Sarah Andelman han sido las responsables del éxito de Colette.

Todo parece indicar que Saint Laurent se quedará con el espacio para dar una nueva vida al 213 de la rue Saint Honoré de París.