Katie Holmes con camiseta blanca y jeans. | Gtres

Katie Holmes o cómo marcarte un lookazo con solo tres básicos

La mejor elección es muchas veces la más sencilla. 

María Aguirre | Woman.es

Habrás escuchado o leído muchas veces hablar sobre el estilo conocido como effortless que, por si no terminas de familiarizarte con el concepto, viene a ser aquel en el que parece que no se ha invertido ningún esfuerzo a pesar de que el resultado sea perfecto. Y decimos parece porque en realidad sí que requieren de ciertas dotes en el mundo de la moda si de verdad quieres que lograr ese efecto. Digamos que debe simular que nos hemos puesto lo primero que hemos pillado por casa aunque en realidad hayamos pasado varios minutos delante del armario pensando cuál era la mejor combinación. 

No es tan fácil como a priori podamos imaginar ponerlo en práctica pero, a lo largo de los años, hemos aprendido ciertos trucos que son los más efectivos a la hora de hacerlo. Uno de ellos es que los básicos, bien elegidos, son la mejor tabla de salvación a la que agarrarse. Un vaquero y una camiseta blanca pueden ser la combinación más aburrida o la mejor de las alternativas en función del modelo que se escoja de cada una de ellas y la manera en la que se mezclen entre ellas. 

Hay verdaderas maestras entre las celebrities en este campo a las que siempre nos gusta recurrir en busca de inspiración y Katie Holmes es una de ellas. De hecho, su último look por las calles de Nueva York sirve de perfecto ejemplo sobre lo que estamos hablando. 

Katie Holmes, la reina de los básicos. | Gtres

La actriz ha optado por las que podríamos decir son las piezas clásicas de cualquier vestidor y ha creado con ellas una fórmula infalible en la que la naturalidad y la sencillez manda. Aunque, como decíamos, la clave está en las características de cada uno de los ingredientes de ese cóctel. 

Por un lado, la camiseta de color blanco, de manga corta, cuello redondo y suelta para que pueda ir metida por dentro del pantalón sin que resulte incómoda. Por otro, los jeans rectos de cintura alta y pernera ancha, en un azul lavado con cierto regusto vintage que siempre se agradece.

Y todo ello con unas zapatillas lisas y unos colgantes también en clave minimal, que funcionan como accesorios junto con una mascarilla de tela con estampado de hojas, unas gafas de sol negras y el moño alto a modo de recogido al que cualquiera de nosotras hemos recurrido en alguna ocasión cuando el calor aprieta. El resultado, un menos es más de libro que tener como referencia. 

Relacionados