@lauraescanes / INSTAGRAM

Este pantalón de punto de Zara de Laura Escanes es genial para seguir llevando shorts hasta que entre el otoño

Monísimo ¡y comodísimo! 

Woman.es

Si la pasada primavera te volviste literalmente loca comprando por montones los conjuntos de punto compuestos por top y cardigan que lanzaron todas las firmas, estás de enhorabuena porque esta temporada seguirán estando entre nosotras. Es más, han vuelto en muchos casos mejorados porque han sido lanzados en diferentes formatos y colores entre los que resulta imposible no encontrar al menos uno apetecible. 

Y, lo mejor de todo, es que le han añadido un elemento más a la combinación: el pantalón. Largo en muchos casos y tipo bermuda en otros, han pasado a formar un atractivo trío que une comodidad y estilo a partes iguales. Además, lo bueno es que cada una de las piezas permite ser comprada y llevada por separado por lo que puedes jugar con eso a la hora de combinarlas o no entre sí para dar lugar a la mejor de las mezclas. 

En este sentido Laura Escanes lo tiene muy claro porque, como aficionada que es a este tipo de prendas, no ha dudado en fichar algunas de las que acaban de llegar a las tiendas. Es más, a la chaqueta de punto en color rosa bebé que tenía en el armario de Stradivarius desde hace unas semanas ya le ha encontrado el mejor de los compañeros. 

Laura Escanes con conjunto de punto en color rosa. | Instagram @lauraescanes

La influencer ha conseguido en Zara unos shorts que son lo más cómodo que vas a encontrar para el final del verano. Unos pantalones cortos de tiro medio con cintura elástica ajustable con cordón cuyo precio es de 19,99 euros

Una alternativa genial a las mallas ciclista tradicionales que han vuelto a invadir las tendencias y que encaja a la perfección en un look informal como el de Laura en el que se lleva con un sencillo top blanco, una chaqueta, unos calcetines de deporte altos y un coletero a juego. 

Shorts de punto, de Zara. | D.R.

Y todo ello con el azucarado color rosa como protagonista en un tiempo en el que los tonos pastel vuelven a cobrar el protagonismo que parecían haber perdido, ideal para hacer la transición hacia el otoño de la manera más dulce. 

 

Relacionados