Karen Elson, con un modelo de la última colección de Moschino 2022 | @jeremyscott

Hamburguesas, crêpes y música disco: así ha presentado Moschino sus dos últimas colecciones

La modelo Karen Elson se convierte en la protagonista de un musical inspirado en los años 50

Noelia Murillo

Tenemos que agradecer a Damien Chazelle que rescatara con La La Land en 2016 los grandes musicales que inundaron Hollywood en los años 30. Aunque el realizador francés no fue el primero en retomar las raíces de estas producciones (ya lo habían hecho Baz Luhrmann con Moulin Rouge y Rob Marshall con Chicago) no cabe duda de que ver en la gran pantalla una bonita historia de amor entre Emma Stone y Ryan Reynolds nos devolvió las ganas de este tipo de películas.

Porque, a pesar de que los finales no siempre son felices, la música es capaz de elevar la trama a una altura tal que ya no nos importa si la pareja protagonista se casa o se separa. Dicho de otro modo: las canciones son capaces de mejorar cualquier ambiente y más si a este no le falta detalle, como hemos podido comprobar con la nueva colección de Moschino.

-Todas las imágenes de la colección Moschino x H&M

-La prenda más deseada de Moschino que lleva Blanca Suárez

El diseñador de cabecera de la firma, Jeremy Scott, ha querido presentar sus dos últimas colecciones (crucero 2022 y la de moda masculina de primavera-verano 2022) de un modo tan creativo como novedoso: aunando sus diseños atrevidos diseños con algunas de las canciones de música disco que no podrían faltar en cualquier jukebox.

Con la inestimable participación de Karen Elson, Scott ha optado por dar a conocer su nuevo trabajo de una forma muy particular: con un cortometraje rodado en diferentes escenarios donde la música no deja de sonar y nosotras no damos crédito a lo que estamos viendo. Extravagancias como un vestido con forma de milkshake en su correspondiente copa de cristal (materializada en un vestido con falda transparente) hasta un original vestido de perrito caliente.

Como es habitual, el diseñador ha considerado que los colores llamativos siguen siendo una de las características de la marca y, por ende, ha vuelto a darles el protagonismo que merecen en sus creaciones. Lo ha hecho con piezas de diferentes gamas cromáticas (una mixtura de azules, amarillos, naranjas o morados), así como con trajes de raya diplomática muy diferentes a los que estamos acostumbradas a ver.

Esta propuesta está dirigida tanto a ellos como a ellas que, al ritmo de la popular canción Funky Town presenta en diferentes modelos: trajes de chaqueta con pantalón acampanado para ellas en amarillo con rayas azules y sombrero a juego y para ellos, una combinación muy similar en verdes, rojos y azules. Otros complementos icónicos de los años 40-50, como los sombreros tipo Charlestón, tocados variados, volantes y guantes de raso largos redondean esta colección.