Maria Lampropolus se convirtió en la primera mujer en ganar el torneo de póker PCA en 2018. | Neil Stoddart

Maria Lampropulos: "La clave para triunfar, es no temerle al fracaso"

La jugadora salió victoriosa en enero del Pokerstars Caribbean Adventure, algo que cambió la escena mundial de póker: ahora las mujeres pisan con más fuerza.

Patricia Rivera| Woman.es

Es una de las reinas del póker, una de las pocas mujeres que pisa con fuerza en el circuito profesional y que en enero pasó a la historia al convertirse en la primera mujer en ganar el 'main event' del Pokerstars Caribbean Adventure celebrado en Bahamas.

La argentina Maria Lampropulos empezó a jugar al póker casi por casualidad y en poco tiempo se ha convertido en todo un referente. Hablamos con ella sobre la experiencia de ganar un torneo cuyo premio supera el millón de dólares, sus inicios y la situación de la mujer en un sector donde a pesar de tener poca presencia ellas se hacen notar a base de victorias. 

 

¿Cómo viviste el torneo del PokerStars Caribbean Adventure?

Lo viví absolutamente emocionada. Una mezcla de emociones y sentimientos muy marcados. Por un lado, los nervios lógicos de estar jugando por algo tan importante; a su vez, cierto orgullo de haber llegado hasta ahí, hasta las fases finales, una completa admiración por algunos de mis contrincantes de la mesa final, que son brillantes jugadores. La sorpresa de sentir que tal vez, podía volver a lograrlo. Y un agradecimiento muy grande, en todo momento me sentí sumamente agradecida, por todo lo que me estaba tocando vivir, por todo el apoyo que la gente me brindaba. El aliento de los más cercanos; familiares, amigos y en especial de mi novio, Iván Luca, que desde la tribuna hacía que toda esta situación fuera mucho más sencilla y agradable.

¿Te veías con posibilidades desde el principio o hubo un punto en el que dijiste, "sí, puedo ganar"?

Obviamente sabía que era bien complicado volver a ganar un Main Event, y de semejante trascendencia como PokerStars Caribbean Adventure; pero sí, tenía fe en que podía lograrlo. En cuanto vas pasando de día, más cercano ves el objetivo, y claramente, más te ilusionas.

¿Qué sentiste en la mesa final?

Es una mezcla de sensaciones. Una gran satisfacción, un profundo respeto por mis rivales, excelentes jugadores, cierta cuota de nervios. La tranquilidad que me brindaba saber que Iván estaba ahí, como tantos familiares y amigos, al rail. Y al finalizar, una inmensa alegría y agradecimiento.

¿Cómo comenzaste en el mundo del póker?

Sinceramente, siempre me gustaron los juegos de cartas, desde muy pequeña. Hace varios años conocí esta modalidad, pero no jugaba. En un principio, simplemente miraba. Mi hermano me enseñó que existían ciertos sitios de póker para jugar online, y me llamó mucho la atención; pero de todas maneras, no estaba decidida a hacerlo todavía y disfrutaba muchísimo de railear a los demás jugando. Luego conocí a Iván, y de a poco, comencé a jugar. Él me alentaba a jugar, confiaba en mí, sentía que yo realmente podía hacerlo. Hoy disfruto un montón de jugar al póker, es una pasión para mí. Siento que tengo tanto por aprender que eso realmente me motiva. Lo encuentro sumamente interesante, complejo y divertido.

Cuando comenzaste en tus primeras partidas de póker ¿imaginaste llegar hasta aquí?

No, honestamente, no lo imaginaba. La vida, junto al póker, me dieron muchísimas sorpresas.

¿Por qué crees que hasta ahora no hay mucha presencia femenina en el sector?

Es una buena pregunta, desconozco la respuesta. Pero creo que es una genial idea que pierdan los prejuicios, si es que los hubiera, y se animen a jugar. Considero que tanto el póker online como el póker en vivo tienen su encanto, y de acuerdo a tu personalidad puedes sentirte más cómodo jugando uno u otro. Sin embargo, como mujeres, creo que puede resultar más sencillo destacarse jugando póker en vivo, y a diferencia de lo que muchos creen, no por una cuestión de imagen, porque eso es algo que considero requiere de una adaptación y readaptación constante; sino por una cuestión de empatía, que consiste en la capacidad de percibir y comprender lo que otra persona puede sentir. Si bien es una cualidad que, obviamente, se presenta tanto en hombres como en mujeres, suele experimentarse en mayor medida entre el género femenino. Por ende, mi consejo es invitarlas a jugar; y que prueben por ellas mismas cómo se sienten jugando al póker, cuán cómodas se sienten en las mesas. ¡Es realmente entretenido!

¿Crees que tu victoria en el PokerStars Caribbean Adventure hará que más mujeres se interesen por el póker?

¡Me encantaría! ¡Ojalá que así sea! Considero que la clave para triunfar, es no temerle al fracaso. Y a su vez, no existe derrota más grande, que nunca haberlo intentado. Así que espero que ni lo duden y se animen a probarlo.