Detalle del autorretrato de la fotógrafa Erea Azurmendi, perteneciente al proyecto 'The light in your shadow', hecho con móvil. | Erea Azurmendi

Erea Azurmendi retrata la feminidad y sus miedos con un móvil, y su mensaje puede ayudarte a superar los tuyos

Entrevistamos a la fotógrafa madrileña, que presenta el proyecto 'The light in your shadow', una colección llena de sombras pero, también, de luz. 

Clara Hernández

Lo dramático se puede expresar con belleza. Y la vulnerabilidad, esconder un mensaje lleno de resistencia. Este es uno de los viajes que la fotógrafa Erea Azurmendi nos invita a realizar con 'The light in your shadow', una colección de retratos femeninos que se debaten entre luces y sombras, miedos y fortalezas. Y que se asoma al abismo para mostrar, al final, destellos y retos cumplidos. Todo, capturado con un 'smartphone'. Porque los tiempos están cambiando. 

Entrevistamos a Erea Azurmendi sobre fotografía, móviles de última generación, mujeres, luces y batallas que no están perdidas:

La herramienta con la que se toma una fotografía, ¿ha dejado de ser algo prioritario? 
Cuando empecé en Instagram en 2011, una de las cosas que más me fascinaba era que no se podían subir al perfil fotos hechas con cámara. Esto nos ponía a todos en la misma línea de salida, fotografiando con la cámara del teléfono, que además por aquella época no tenía ni de lejos la calidad que tiene ahora. Actualmente es posible tener un teléfono con una cámara de una calidad similar a una cámara profesional.

Con el móvil podemos pasar más inadvertidos para hacer fotos. ¿Es una de sus ventajas?
Es una ventaja tremenda: pasas totalmente inadvertida, el teléfono es ligero y, como siempre lo llevas encima, no hay momento decisivo que se te escape. Henri Cartier-Bresson decía que hay un momento decisivo y tienes que estar ahí para capturarlo. Cuántas veces me habrá pasado ver algo que me habría gustado fotografiar pero no tenía la cámara encima. En mi caso, he utilizado el iPhone12 Pro Max que tiene tiene 3 lentes y hace fotos en RAW, lo que permite desde captar todo el espacio con su súper gran angular, hasta hacer retratos o detalles con el teleobjetivo con una calidad increíble. Además, con una misma máquina tienes la capacidad de hacer, editar y compartir la foto en un instante.

¿Qué cuentas con este proyecto?
Es una forma de dar luz a nuestras sombras, por eso el nombre de 'The light in your shadow'. Las sombras tendemos a esconderlas porque es mucho más fácil y agradable ensalzar tus luces. Pero las sombras nos hacen quienes somos y tenemos también que abrazarlas y estar orgullosas de tenerlas, ya que son los grandes aprendizajes de nuestra vida. Con este proyecto he querido iluminar la sombra de mis compañeras y la mía propia. Creativamente, esta es la razón por la cual en casi todos los dípticos, a excepción del amarillo, la representación del miedo no tiene luz directa y la representación de la fortaleza, sí. Porque es solo cuando le damos luz a la sombra cuando se convierte en fortaleza.

En la fotografía amarilla (más abajo), tenía precisamente pensado fotografiar un espejo con un reflejo negro, que simulara un agujero, en vez de un espejo que reflejara la luz. No estaba planeado que reflejara el sol pero de repente cuando el sol entró en escena, me pareció que tenía todo el sentido. Es como que se te escapa el alma. Mi padre siempre me decía que la pasión es el sol que se tiene en el estómago, que es esa fuerza que te hace seguir adelante, y me pareció una forma muy bonita de representarlo.

¿Quiénes son las mujeres a las que has fotografiado?
Este proyecto ha empezado con mujeres con las que tengo una confianza tremenda y, al mismo tiempo, a las que admiro muchísimo. Han pasado por momentos buenos y malos en la vida, como todos. Lo que me interesa de este proyecto es precisamente darle voz a la vulnerabilidad y el miedo; entender que esos momentos más difíciles, si aprendemos de ellos, pueden convertirse en grandes fortalezas.

Erea Azurmendi retrata a Cristina Arias en una de las fotos de la serie 'The light in your shadow', hechas con un teléfono móvil.  | Erea Azurmendi

Son Cristina Arias, cofundadora de The Life Crew y Honèstica (foto amarilla). Es comunicadora y una mujer muy especial. La conozco desde hace años pero gracias a este proyecto he podido conectar de una manera más profunda con ella entendiendo que, al haber pasado por una perforación de estómago hace unos años, ahora valora la vida y la vive de un manera diferente, más intensa y con pasión. No pierde el tiempo ni energía en cosas que no le aportan. Cuando la conoces, entiendes que su bonita forma de ser tiene que ver, en gran parte, con ese momento clave en su vida que ahora es su gran fortaleza.

Retrato de María Hesse realizado con teléfono móvil por Erea Azurmendi para su serie 'The light in your shadow'. | Erea Azurmendi

María Hesse, ilustradora y autora (foto morada). A María la conocí hace unos 6 años en Barcelona y ahora es una de mis grandes amigas. Es una persona a la que admiro muchísimo a nivel profesional y personal. Debido a varias experiencias personales, su mayor miedo ha sido ver que la vida es muy frágil, que de un día para otro puede cambiar y no puedes hacer nada por evitarlo. A raíz de este miedo, ha creado vínculos muy fuertes con la gente a la que ama, aprovechando cada momento y valorando mucho lo que tiene. Cuando la conoces bien, te das cuenta de que esa es una de sus grandes fortalezas y uno de sus grandes valores como persona.

El retrato de Cristina Valbuena de la serie 'The light in your shadow' de Erea Azurmendi. | Erea Azurmendi

Cristina Valbuena (foto azul). Educadora infantil y cofundadora de @GirlyGirlMag. Cristina es una persona fascinante, admiro mucho su forma de ser y de funcionar ante el mundo. Cristina tenía miedo a fracasar profesionalmente, a no llegar a donde se proponía. Esto es algo que nos pasa mucho a las mujeres y actualmente se le está dando voz. Es el 'síndrome de la impostora', esa vocecita que te dice que tú no estás a la altura y que no vas a conseguir lo que te propongas. Esa vocecita se calla haciendo y Cristina lo sabe bien porque la perseverancia es una de sus grandes fortalezas. Con ella ha conseguido vencer ese miedo y además, se enfrenta de una manera a la vida super positiva y eso siempre lo he valorado mucho. 

Autorretrato de Erea Azurmendi para su serie de fotos hechas con móvil 'The light in your shadow'. | Erea Azurmendi

El último es un autorretrato. ¿Por qué?
Al final este proyecto ha venido de una necesidad de autoconocimiento y crecimiento personal por el que estoy pasando desde hace unos años y que me ha ayudado muchísimo a aceptar partes de mí. De alguna forma, además, siento que el arte puede servir como terapia también. De hecho, este proyecto ha sido un poco terapéutico para todas las que hemos participado, pero me consta que también para muchas de las personas que lo han podido ver, ya que hay un sentimiento de identificación muy fuerte al ver que hay personas que pasan por lo mismo que tú. En mi caso, el miedo que he representado es el miedo a no ser suficiente en todos los ámbitos de mi vida. También aquí trato el síndrome de la impostora. Además, soy una persona bastante ambiciosa a nivel profesional pero no por eso tengo menos miedo. Mi manera de superarlo (aunque de vez en cuando esa vocecita interior vuelve a la carga) es el amor propio. Creer en mí, cuidarme, y darme cuenta de mi valía. Si yo no creo en mí misma, nadie más lo va a hacer por mi. Esa es mi fortaleza ahora mismo.

Para plasmar a una persona, ¿hay que hacer labor psicológica previa y crear complicidad? 
Por supuesto. No siempre hay tiempo, pero en este caso, que es un proyecto donde entran en juego experiencias muy profundas y muy personales de las participantes, era absolutamente necesario sentarse a hablar antes de hacer nada. Tuve con ellas varias conversaciones antes de llevar este proyecto adelante. De hecho, gracias a esas charlas, el proyecto ha evolucionado hasta donde está hoy.

Casi siempre fotografías mujeres. ¿Te cuesta menos fotografiar la belleza femenina?
Desde siempre empecé fotografiando a mis amigas. Después vinieron otras mujeres, pero inconscientemente me siento más unida a ellas y, sin querer, me resulta muchísimo más sencillo fotografiarlas. Quizá por una conexión energética, no lo sé. Lo cierto es que estoy rodeada de mujeres que me inspiran y con las que disfruto mucho fotografiando. Hay un lenguaje no verbal muy importante entre ellas y yo con el que me resulta muy fácil conectar y llevar la emoción a la foto.

¿Qué se puede escribir con luz que no se puede relatar con palabras?
Cada disciplina tiene su lenguaje, la manera de contarlo es diferente y el resultado y cómo le llega al consumidor o espectador es distinta. En mi caso, el lenguaje con el que me siento más cómoda es con la imagen. Así que podría decir que prácticamente todo lo que expreso, lo expreso mejor con la imagen.

Mira también...