Leticia Dolera se sienta en el 'Chester' de Risto Mejide.  | Cuatro

8 frases de Leticia Dolera a Risto Mejide que conviene repasar

La actriz visitó el plató de 'Chester in love' y volvió a dejar frases demoledoras. Aunque no todas han gustado a todas por igual. 

Clara Hernández | Woman.es

Además de por sus trabajos como actriz, Leticia Dolera se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los rostros más reconocibles de la lucha feminista en España. La actriz no se corta ni un pelo cuando se trata de denunciar las injusticias del "patriarcado", los platós que parecen "campos de nabos", hablar de los abusos contra las mujeres que se cometen en su profesión y vestir looks rompedores con zapato plano para enseñar a las niñas que se puede ir elegante sin parecer una princesa Disney.

Tampoco olvidamos el discurso que nos regaló en los últimos Premios Feroz y que fue repetido hasta la saciedad por todos los medios por su calado. Y sigue hablando alto y claro cada día porque "todos los días son de reivindicación hasta que consigamos una sociedad igualitaria", habitúa a decir. 

Su última intervención ha sido en el programa 'Chester in love' (Cuatro) de Risto Mejide. Y, como siempre, nos ha dejado frases que es conveniente rememorar. 

1. "Si no hay 'sí', es no. No solo el 'no' es 'no'"

Esta frase cobra, desgraciadamente, especial significado con lo sucedido con La Manada. Si alguien no da una respuesta afirmativa a una propuesta sexual y guarda silencio, no se puede entender que está accediendo, como insinuó la defensa de los agresores de La Manada. Un recordatorio que parece de patio de colegio pero que ha hecho que una agresión sea considerada un abuso. "Insistir en acosar", apuntó también. 

2. "La vergüenza, para nosotras"

No a todo el mundo le gusta la forma directa en la que se expresa Leticia Dolera, pero sí es cierto que es difícil no sentirse identificada con alguno de los conceptos que menciona. Por ejemplo, el concepto de "culpa" que persigue a tantas mujeres en distintas situaciones injustas. Leticia relató cómo un hombre la había tocado cuando iba de camino a casa. Al gritar para disuadirle y llamar la atención de la gente, se sintió culpable cuando en realidad ese sentimiento debería haber sido exclusivo del agresor. 

3. "Desde que eres pequeña a las niñas se les pone pendientes y a los niños no"

De todas las frases que pronunció esa noche, tal vez esta haya sido una de las más comentadas con posterioridad. Porque hay personas que consideran que citar el tema de los pendientes es "absurdo", "exagerado", "banal" y poco trascendental en un tema tan serio. ¿O será que hay convenciones tan arraigadas que ni siquiera somos capaces de verlas como tal? La polémica está servida. 

4. "Sólo el 7,5% de los personajes que se estudian (en la escuela) son mujeres". 

"Es un melón que el Ministerio de Educación no quiere abrir", señaló. También explicó por qué sería importante que los libros incidieran más en nombres femeninos como el de Marie Curie o Amelia Earhart, en lugar de solo mostrar nombres masculinos. "En esa etapa de tu vida estás forjando tu autoestima, si te enseñan que las mujeres no han sido relevantes, sino secundarias, nos están marcando una serie de limitaciones". 

5. Sobre lo que es la igualdad

"La igualdad no es imponer por imponer (...), la igualdad (y no lo digo yo, lo dice la RAE) es la condición de tener una misma naturaleza, cantidad, calidad, valor o forma, o de compartir alguna cualidad o característica. A veces se nos olvida. Grabémonoslo y eduquemos sobre ello. 

6. "Antes de la Ilustración se da más valor a quien quita la vida que a quien la da".

La actriz recordó que en siglos anteriores, antes de que la Ilustración hiciera que gobernara la razón, se valoraba más a quien quitaba vidas (hombres que salían a luchar, obviamente) que a las mujeres, que daban la vida. "No puede ser que a día de hoy lo sigamos manteniendo", lamentó.  

7. "El patriarcado te dice baila, pero no como una puta"

"Hace poco salí y aluciné. Estaba bailando con mis amigas, y depende de qué canciones sacas el erotismo que llevas dentro, y los tíos se acercaban como si eso fuera un permiso para algo. Ellos han crecido creyendo que si tú mueves las caderas es una invitación para algo. El patriarcado te dice baila, pero no como una puta. Yo bailo como me da la gana. Tú no tienes derecho a calificarme porque mi sexualidad me pertenece. Cuando la quieres vivir en libertad y gozarla es que eres una puta o una guarra y si te adueñas para decir que no es que eres una puritana". ¿Te has sentido así alguna vez?

8. "Yo soy una persona, soy una mujer y voy a hacer lo que me dé la real gana". 

Y "sin miedo a que tú me digas o tú me hagas", añade. Esto sería lo que, a su entender, habría que enseñar a niños y niñas". ¿Lo adoptamos como grito de guerra?