Una imagen de la portada del libro 'Las vírgenes suicidas', de Anagrama.  | Anagrama

¿Te has quedado loca con ‘Heridas abiertas'’? Pues alucinarás con estos libros

Ha sido la serie del verano y todavía no nos hemos recuperado del susto. Pero hay más peces en el mar. Sobre todo, en el literario.

Ana Cortizo | Woman.es

Sí, lo confesamos. Nosotras también buscábamos una serie ligerita e hilarante para este verano y acabamos en la noche oscura del alma de Camille Preaker, protagonista de 'Heridas abiertas ('Sharp objects’): madres terribles, pueblos llenos de secretos, mujeres de mente y alma enferma, asesinatos, narradores que solo te enseñan una faceta de la realidad y un bonito tour por la ruta de la nostalgia amarga para rematar la faena. Nosotras sí que sabemos divertirnos.

No sabemos si encontraremos algún día una serie o una novela a la altura de lo que hemos pasado en Wind Gap, con Amy Adams como anfitriona del suspense introspectivo; pero hemos aislado los ingredientes de la receta perfecta creada por Gillian Flynn (‘Perdida’), autora de la novela en la que se basa ‘Sharp objects’, y los hemos localizado en estos siete libros. Disfruta (o sufre) a lo grande.

La desesperación adolescente en ‘Las vírgenes suicidas’, de Jeffrey Eugenides (Anagrama)

Camille investiga la vida 'teen’'de Wind Gap buscando al asesino de las jovencísimas Ann y Natalie. Y descubre un mundo atormentado y oscuro. Algo similar sucede en cuanto traspasamos las puertas del hogar de las hermanas Lisbon, protagonistas de ‘Las vírgenes suicidas’ y adolescentes aquejadas de una angustia infinita. La pubertad puede ser un hogar espantoso.

El libro 'Las vírgenes suicidas', de Anagrama.  | Anagrama

El nudo gordiano madre-hija en ‘El club de los mentirosos’, de Mary Karr (Periférica & Errata Naturae)

“Todas las familias con más de un miembro son disfuncionales”, dice la autora de esta novela autobiográfica, terrible, tierna, hilarante y ácida a la vez. En el centro de la historia, dos pequeñas (la escritora y su hermana) se ven arrastradas por los vaivenes de una madre perturbada, egoísta y desesperada por todo aquello que no puede conseguir. Es más cálida que Adora, de ‘Sharp objects’, sí, pero igualmente peligrosa para las niñas a su cargo.

Portada del libro 'El club de los mentirosos', de Mary Karr.  | Ed. Errata Naturae

La narradora poco fiable en ‘La chica del tren’, de Paula Hawkins (Planeta)

En 2015 se vendió como “la nueva ‘Perdida’”, pero Rachel, su alcoholizada y rota protagonista, tenía mucho más en común con Camille Preaker que con la calculadora y brillante Amy, cabeza de cartel de ‘Perdida’. ‘La chica del tren’ nos presentaba a una mujer en su punto más bajo que cree presenciar un crimen cuando va muy borracha. ¿Qué sabe, qué recuerda y qué oculta? No te lo vamos a spoilear, pero te adelantamos que los asesinos nunca son desconocidos que pasaban por allí. ¿Qué gracia tendría el ‘domestic noir’ si no?

D.R.

El pequeño pueblo con grandes secretos en ‘Big little lies’, de Liane Moriarty (Suma de letras)

Antes de que Madeline, Celeste y Jane adoptaran para nosotras los rostros de Reese Witherspoon, Nicole Kidman y Shailene Woodley, vivían entre las páginas de esta novela de Liane Moriarty. La localidad californiana de Monterey puede ser más ‘hipster’ que Wind Gap, Missouri, pero ambas albergan secretos terribles, rumores que circulan durante décadas y habitantes con extrañas pasiones que ocultan bajo una fachada de normalidad.

Las tres protagonistas de 'Big little lies'. | D. R.

Las autolesiones en ‘La pianista’, de Elfriede Jelinek (Literatura Random House)

‘Sharp objects’ está plagada de palabras garabateadas en cualquier superfície (te retamos a encontrarlas todas), réplicas de las que Camille escribe, a golpe de cuchilla, en su propia carne. El mismo comportamiento autodestructivo (y una relación, si cabe, más oscura con su madre) exhibe la protagonista de esta novela de la Nobel Jelinek, profesora de piano, habitual de cines porno y experta en abrir su propia piel para cerrar las heridas del alma.

'La pianista', de Elfriede Jelinex | D. R.

El crimen de Schrödinger en ‘Alias Grace’, de Margaret Atwood (Salamandra).

¿Asesinó la criada Grace Marks a su amo y al ama de llaves? ¿Es una malvada, una loca o una víctima inocente? No te hagas ilusiones, porque la novela de Atwood, al contrario que ‘Sharp objects’, no pretende resolver un crimen, sino reflexionar sobre las trampas de la memoria y las versiones de la realidad que nos contamos a nosotros mismos. ¿Os suena, fans de la atormentada Camille?

Portada del libro 'Alias Grace' de Margaret Atwood | D. R.

El enemigo en casa en ‘Canción dulce’, de Leila Slimani (Cabaret Voltaire)

Como bien saben los personajes de ‘Sharp objects’, las personas más peligrosas son las que conviven contigo. Compiten por los mismos afectos, proyectan sobre ti sus envidias y ambiciones, te odian con la misma intensidad con la que te quieren. La niñera asesina (y aparentemente perfecta) de esta perturbadora novela de Slimani lo sabe bien.

Portada de 'Canción dulce' de LEila Slimani. | D. R.

 

Tags:

libros