Viajera en Florencia. ¿Nos vamos? | RossHelen / ISTOCK

Seis razones para viajar ahora a Florencia, el destino favorito del Black Friday

Seis lugares y citas que merecen una visita, más allá del Duomo o la Galería Uffizi. 

Clara Hernández | Woman.es

De un tamaño asequible y con un centro apabullante que fue declarado en 1982 Patrimonio de la Humanidad, Florencia es destino ideal para nuestra agenda viajera de otoño. Y no solo por los temblores que provoca encontrarse con el mastodóntico Duomo al doblar una esquina, por la capacidad que tiene la Galería Uffizi de hacernos levitar, por el atardecer naranja del Ponte Vecchio o porque volar allí no supone más de dos horas y media desde la mayoría de los aeropuertos españoles. 

Viajera en el Puente Veccio de Florencia.  | Oleh_Slobodeniuk / ISTOCK

Además, esta estación es un momento excelente para recorrer la capital de la Toscana, uno de los destinos favoritos de las ofertas de vuelos y viajes del Black Friday (en el caso de que no sea el favorito), seguido por otras ciudades italianas. Y porque, al margen de los lugares imprescindibles que no te puedes perder en su mapa, en estas fechas hay citas y experiencias para aprovechar la ciudad de otra manera. Toma nota: 

La exposición 'La Botánica de Leonardo’. En Santa María Novella. Hasta el 15 de diciembre.

Auspiciada por Áboca, una de las empresas 'healthcare' de productos biológicos más prestigiosas de la Toscana y, sobre todo, impulsada por su fundador Valentino Mercati, un mecenas visionario y amante de la ciencia, el arte y la ecología, la exposición constituye un paseo mágico entre árboles, entramados y luces futuristas en una de las salas de la impresionante Santa María de Novella. Pero hay más: toda una experiencia interactiva  que enreda ramas vegetales con razonamientos de Anatomía;  la intuición con el empirismo; la complejidad con la perfección y lo digital con la naturaleza viva y los dibujos originales de Leonardo del Códice Atlántico, donde el autor expuso sus estudios botánicos y dendrocronológicos que demuestran que el anillo del tronco de un árbol puede explicar parte de nuestra historia y, por tanto, de nuestra vida. Todo un descubrimiento 'matrix' y natural. 

Entrada a la exposición 'La botánica de Leonardo', en Santa María de Novella.  | Áboca

Un café en la cárcel, en la Piazza delle Murate

El edificio que alojaba la cárcel de Florencia  hasta 1985 se ha convertido hoy en un atractivo espacio cultural de muebles reciclados y donde las celdas son habitadas por distintos comercios de vinos o galerías de arte. Lo mejor para muchos turistas es su café literario.

Comer con 3 estrellas Michelín

Ahora que la guía más famosa de restaurantes ha actualizado su listado, es hora de hincarles el diente, si el presupuesto lo permite (unos 275 euros el menú de degustación más barato). En Florencia, el restaurante Enoteca Pinchiorri es el que aparece en esta selecta lista con menús de siete o diez platos, e impresionantes cartas de agua y vino. Quienes lo han probado hablan de viajes increíbles a través de "texturas y especies deliciosas". 

Una imagen de la Enoteca Pinchiorri en Florencia.  | Aboca

Y de postre... ¡helado!

Italia es famosa por sus helados (no en vano, es el único país que ha dedicado un museo a esta modalidad culinaria) y Florencia, por tanto, es un enclave perfecto para degustarlos. No hay un único lugar en el centro para saborear 'gelatos' artesanales que te harán tocar las estrellas, pero sin duda la heladería y bombonería Venchi es una de las que estaría, como mínimo, en el TOP 5. Tienen una treintena de sabores. El de avellana, el mascarpone, pistacho  y cualquiera de sus variedades de chocolate (su especialidad) son excepcionales.  Y sus bombones, con diferentes porcentajes de leche, son de altísima calidad. 

Panorámica de Florencia desde la plaza de Michelangelo | StevanZZ / ISTOCK

La mejor vista panorámica de Florencia

Sin duda la conocida Piazzale Michelangelo (Plaza de Miguel Ángel), situada en la cima de una colina al sur del río Arno, es de los mejores lugares para divisar la vista panorámica más espectacular y completa de la ciudad (por cierto, te aconsejamos visitarlo al mediodía, cuando podrás hacer tus fotos evitando el contraluz). Hay alternativas y son más tranquilas. Por ejemplo, el giardino Bardini. Situado en la ladera del Montecuccoli, permite contemplar el centro histórico florentino (el Palacio Vecchio, la Catedral de Santa María dei Fiore, la Basílica de Santa Croce…) en medio de un jardín de estilo renacentista. Puede que la vista no contenga todo a lo que sí alcanza lo primero, pero merece la pena. 

Relacionados

-->