Michael Hermann, experto en Andy Warhol y comisario de la exposición 'Bvlgari, Warhol y el POP'. | D. R.

Michael Hermann: "Tanto a Warhol como a Bvlgari les gustaba romper barreras"

Michael Hermann, comisario de la exposición 'Bvulgari, Warhol y el POP', nos ayuda a comprender las conexiones que existen entre el irreverente genio del arte pop y la más alta joyería italiana. Y cómo el trabajo de ambos puede confluir en un resultado brillante e inesperado.

Clara Hernández | Woman.es

La obsesión felina de Andy Warhol, que llegó a reproducir compulsivamente a sus 25 gatos, puede convertirse en un sorprendente juego de pendientes de alta joyería definido por zafiros, orejas puntiagudas y asimetrías. También sus tarjetas de San Valentín pueden inspirar una gargantilla de tanzanita con un corazón descarado y  cegador. Y sus mariposas ochenteras, un sofisticado collar de topacios y pavé de diamantes. 

Ver 9 fotos

Hasta la rebeldía colorista de su obra ‘Eggs’ 1982 (una docena de huevos de gallina dispersos sobre un fondo negro) es capaz de mutar en glamour a través de un collar que esconde la irreverencia entre lazos, cuarzo citrino y calcedonias lácteas.

 Así es la exposición ‘Bvlgari, Warhol y el POP’,  que hasta el 2 de octubre se aloja en la tienda Bvlgari de Madrid (José Ortega y Gasset, 17) y que muestra distintas facetas del artista, más allá de las latas de sopa y la Coca-Cola. Un experimento auspiciado por la Fundación Andy Warhol en Nueva York y la firma de joyas que bebe de la transgresión, lo exquisito y  lo inesperado. Y que ha dado como fruto una colección de alta joyería (Wild Pop) bella y caleidoscópica.

Hablamos con el comisario de la exposición y responsable de la fundación de Warhol, Michael Hermann, para que nos explique cómo esos dos mundos encontraron tantos puntos en común. ¿O es que siempre los hubo? 

Bvlgari

Una exposición de Andy Warhol y Bvulgari. ¿Cómo surgió esta colaboración? 

Fue clave la directora creativa de Bvulgari, Lucía Silvestri, y su deseo de comprender y establecer lazos con la figura de Warhol. Antes de que la exposición cobrara forma, viajó a Nueva York y pasó mucho tiempo analizando y estudiando la vida y muerte del artista. Automáticamente se sintió fascinada por su carrera, desde sus años primeros, en los 50, hasta el final de sus días, en 1997. El resultado es esta exposición y una colección de joyas. 

¿Qué faceta de Andy Warhol podemos ver en 'Bvlgari, Warhol y el POP' que no hayamos visto antes? 

Lo que vemos aquí incluye ejemplos de los trabajos de ilustración de Warhol que realizó entre los sesenta, setenta y ochenta, que son  poco conocidos para el público y que revelan algunas de sus pasiones. También, piezas de alta joyería únicas. 

Bvlgari

¿Y cómo se conectan unos y otros? 

Ambos mundos encajan muy bien, hasta la extravagancia de Warhol tiene su sitio en el arte lleno de color que caracteriza a Bvulgari. Warhol era un gran admirador de las joyas de la firma italiana, que utilizaba en sus sesiones.  Coincidía con ella en el gusto por romper barreras y la búsqueda constante de nuevos caminos.  El artista siempre tuvo un ojo puesto en las nuevas tendencias, en lo fresco y novedoso, y Bvlgari jamás ha sido complaciente, tampoco hoy.

El pop unió la alta con la baja cultura e introdujo conceptos como producción masiva; por su parte, Bvlgari es lujo y exclusividad... ¿Como se canalizan estos dos conceptos?

Es cierto que el pop es un arte para todo el mundo, democrático, pero lo que hace a Warhol único y por lo que consiguió inspirar a millones de personas es  porque fue capaz de cambiar la forma de mirar el mundo. Nunca antes las reglas y las convenciones habían sido ignoradas; el individualismo comenzó a celebrarse y esa idea de creatividad e individualidad se introdujo en los mensajes y en la sociedad. También algunas  compañías de lujo se adhirieron a ella. Bvulgari es un ejemplo fantástico de todo esto. En mi opinión no hay ninguna duda de que, como dijo Warhol, visitar una tienda de Bvlgari es como visitar un museo de arte contemporáneo.

El artista pop fue muy aficionado a retratarse a sí mismo. | D.R.

¿Cuáles son las piezas más valiosas de esta colección?

Algunas de  mis piezas favoritas son dos gargantillas: 'Sunset' y 'Heart'. La primera fue inspirada por una ilustración de los setenta y la segunda, de los cincuenta. Ambas son una demostración de cómo dos joyas magistrales han sabido recoger el espíritu de Warhol, fruto de la investigación exhaustiva sobre su trabajo que realizamos.

El colllar 'Heart' de Bvlgari, expuesto en la exposición 'Bvlgari, Warhol y el POP'  e inspirado en las tarjetas de San Valentín realizadas en los años 50 por Andy Warhol.  | Antonio Barrella

¿Y cuáles son las piezas más insólitas?

Tal vez la obra 'Sunset' que inspira el collar con el mismo nombre. No es uno de los trabajos más conocidos de Warhol pero es relevante. Le fue encargada por un hotel de Mineápolis, en EE UU, que quería adornar con arte sus más de 500 habitaciones. Desde el principio, la idea de Warhol fue lograr una puesta de sol única y para ello creó alrededor de 500 interpretaciones distintas del anochecer, una desde cada habitación. La que se puede ver en esta exposición es una de ellas, con toda su belleza.

D.R.

¿Cómo crees que percibe hoy el público del siglo XXI la figura de Warhol?

Creo que Warhol fue un artista único y su obra logró trascender la universalidad. Pero lo que le representa y lo que hace que siga siendo un icono es su filosofía de que a uno nunca le deben parar las convenciones. Realmente Warhol desafió lo establecido: era gay, procedía de una familia de inmigrantes pero nada le detuvo para lograr hacer lo que le daba la gana: montó su empresa, fue cineasta…  Siempre se negó a que otros le marcaran el camino. Y en esta era, donde el individualismo es un rasgo aplaudido y donde todos queremos querernos a nosotros mismos y estar orgullosos de nuestra persona y mostrar lo bueno que tenemos en las redes sociales, seguramente reconocemos a esa persona que dio vía libre para que lo hiciéramos.

¿Y en cuanto a su obra? 

Sigue vigente porque hoy en día seguimos siendo muy pop. Si piensas en Instagram y las redes sociales es fácil encontrar aquella fascinación por las celebrities y sus vidas que ya adoraba y fotografiaba Andy Warhol. Compartimos muchas ideas. 

¿Cuál es la trascendencia de esta exposición para Madrid?

Hemos llegado a tener un mundo tan global que unas ideas no son exclusivamente para el público estadounidense, sino que pueden valer en muchos lugares y están en todas partes. También en Madrid.

Ver 19 fotos