D.R.

Semana Santa Gourmet en casa: tres recetas dulces para no sufrir por los kilos de más

Te contamos cómo elaborar de manera casera y saludable estos postres típicos de la época (y con resultado igual de delicioso). ¿Tomas nota?

SANDRA GONZÁLEZ

La Semana Santa ya está aquí. Este año, al igual que ha ocurrido con otras fechas importantes del calendario, tenemos que adaptarnos a las restricciones y seguir cumpliendo con las medidas de seguridad, pero podemos hacer planes en nuestra ciudad de residencia y, por supuesto, quedarnos en casa con los nuestros (que siempre es el mejor plan).

- Galletas caseras sin azúcar, la sencilla receta que Chenoa ha compartido con sus seguidores de Instagram

- Cristina Pedroche ha compartido la receta de la mejor tarta de queso del mundo

A pesar de esta situación, existen muchas tradiciones que sí podemos disfrutar desde nuestro hogar como es el caso de los platos típicos y, en concreto, de los postres. Sabemos que con la primavera recién inaugurada probablemente tú también estés pensando en la famosa "operación bikini" y estés empezando a retomar tus rutinas de entrenamiento (si es que en algún momento las has dejado de lado), así como a preocuparte por tu dieta pero eso no significa que tengamos que renunciar a un buen bocado dulce, ¿no?

Por suerte, a día de hoy podemos disfrutar de platos dulces más sanos. Aunque no resulta fácil reemplazar muchos de los ingredientes, en Woman.es hemos seleccionado tres propuestas típicas de Semana Santa que se pueden elaborar de manera más saludable y su resultado seguirá siendo igual de delicioso. 

1. Torrijas 'fit'

Las torrijas son el plato dulce más típico de Semana Santa, ¿a quién no le gustan? Elaborarlas de manera 'light' es más fácil de lo que nos podíamos imaginar, gracias a esta receta.

Ingredientes:

- 1 barra de pan (preferiblemente integral)

- 2 litros de leche o bebida vegetal (puedes utilizar leche de soja, bebida de avena o de almendra)

- 2 huevos

- 1 rama de canela

- 1 cáscara de limón

- 1 cáscara de naranja

- Stevia

-  Miel a modo de 'topping' (opcional para endulzar)

Elaboración:

- En una cazuela ponemos a infusionar la leche con la cáscara de limón, la cáscara de naranja, la rama de canela y la stevia al gusto.

- Cuando la leche entre en ebullición, retiramos del fuego y dejamos infusionar tapada 10 minutos.

- Corta el pan en rebanadas de 2,5 cm de grosor y las vamos colocando en un recipiente unas separadas de otras, si es necesario usa dos recipientes.

- Cuela la leche infusionada templada, la vertemos sobre las rebanadas de pan asegurándote que todas ellas queden bien empapadas y las dejamos absorber la leche completamente.

- Calienta el horno a 220°C en modo "Grill". También se pueden hacer a la plancha a la sartén. 

- Escurre las rebanadas, rebózalas completamente en los huevos batidos y colócalas separadas entre sí en una bandeja de horno con papel de horno.

- Hornea a 220°C en modo "Grill" durante 10 minutos o hasta que estén doradas.

- Sácalas del horno y déjalas atemperar. Después añade miel y canela al gusto.

2. Rosquillas de anís sin azúcar 

Las rosquillas son otro postre clásico (o incluso un desayuno) delicioso. Aunque la norma dice que se deben hacer fritas (como así ocurre con las torrijas), hacerlas al horno nos parece una fantástica opción. 

Ingredientes:

- 50 ml de aceite 

- 1 rama de canela

- 1 corteza de limón

- 300 gramos de harina

- 20 gramos de Stevia

- 30 ml de anís

- 2 huevos

- 25 gramos de levadura

Elaboración:

- Tamiza la harina en un bol y añade la piel del limón y el edulcorante. Después, mézclalo todo.

- En otro recipiente, añade el anís, un chorrito de agua, levadura (también tamizada) y los dos huevos. Mézclalo todo bien.

- Cuando tengas la mezcla, vuelca el contenido junto con la harina, la piel del limón y el edulcorante que has preparado previamente y vuelve a mezclar. De esta manera conseguimos la masa de las rosquillas.

- Amasa sin miedo y déjalo reposar durante 45 minutos.

- Una vez que haya pasado este tiempo, haz la forma de las rosquillas con la masa y, después, deja reposar durante otros 45 minutos.

- Coloca todas las rosquillas sobre una bandeja con papel de horno y hornéalas durante 20-25 minutos a 180º.

- Añade edulcorante, ¡y listo!

D.R.

3. Monas de pascua clásica sin azúcar

Otro de los postres típicos de Semana Santa que podemos elaborar de manera más saludable es la mítica Mona de Pascua (un dulce tradicional sobre todo en regiones como la Comunidad Valenciana o Murcia). Es muy similar al roscón de Reyes, gracias a su toque cítrico, pero cuenta con ciertos matices que lo diferencia. Ojo, se trata de un dulce más laborioso y que requiere de paciencia, pero el resultado merece la pena. 

Ingredientes:

- 3 huevos

- 100 ml de aceite de oliva virgen extra

- 60 gramos de Stevia

- 125 ml de leche

- 25 gramos de levadura fresca

- 1 ralladura de limón

- 1 ralladura de naranja

- 500 gramos de harina de trigo

- Huevos para decorar

Elaboración:

- Calienta la leche en una olla y añade la levadura fresca y la Stevia. Mézclalo todo y déjalo reposar (sin calor) durante 20 minutos.

- En otro recipiente, mezcla la harina con la levadura del limón y la naranja y con los huevos batidos.

- Una vez que tengas las dos mezclas anteriores listas, mezcla ambas y amasa hasta que coja consistencia. 

- Después, añade el aceite y vuelve a amasar durante 20 minutos. Después forma una bola y la dejamos reposar durante 2 horas aproximadamente. 

- Haz bolas con la masa y colócalas sobre una bandeja con papel de horno. 

- Lava los huevos para decorar y sécalos. Añade, con cuidado, uno en cada mona, hundiendo ligeramente sobre la masa. Déjalos reposar durante otras dos horas.

- Precalienta el horno a 170º y, mientras, barniza las monas con huevo batido y espolvorea Stevia sobre las mismas. 

- Hornea durante 20 minutos.