Ginko Sky Bar.  | D.Schaefer.

Cuatro destinos para un viaje gastronómico auténtico

Tres nuevos restaurantes imprescindibles en el panorama 'gastro' madrileño (más un mexicano de culto). 

Goito Paradelo |Woman.es

No hay nada mejor que dejarse sorprender con propuestas gourmet de toda la vida en las que la calidad se convierte en el pasaporte imprescindible para conocer la mejor gastronomía local. Si además, el interiorismo está cuidado con mimo, el éxito está garantizado. Esta semana te descubrimos las aperturas más sonadas en las que la buena cocina es, por encima de cualquier otra cualidad, el reclamo más socorrido.

Taberna Bandido.  | D.R.

Taberna Bandido, el castizo con sorpresa 

Son pocos metros cuadrados; apenas caben ocho mesas. Eso es bueno, porque la atención es más personzaliza y el ambiente familiar es palpable desde el mismo momento en que cruzas la puerta de entrada. El local, concebido como una taberna castiza, reúne algunos de los mejores platos tradicionales en los que el rabo de toro, los embutidos ibéricos, las conservas o los callos se presentan en una nueva presentación. La batuta 'gastro' de esta reinterpretación la lleva el chef Javier Moyano ex jefe de cocina del Hotel Villamagna y primer premio del certamen gastronómico de la Comunidad de Madrid en 2016. Sin embargo, el secreto que esconde este local se descubre en un pasadizo secreto tras una puerta que te lleva directamente a un bar clandestino que se denomina Misericordia The Club. Allí, en una especie de cueva, suena la mejor música de los 80 hasta bien entrada la madrugada. (Calle de Recoletos 11, Madrid).

Restaurante La Madreña.  | D.R.

La Madreña, un asturiano con solera

Poco hay que decir sobre este espacio que ahora abre un nuevo local en plena Castellana de Madrid, salvo que es el referente obligado en plena meseta para conocer lo mejores platos que se elaboran más allá del Puerto de Pajares. Sobre todo, porque en La Madreña toda la materia prima se transporta casi a diario directamente desde tierras astures. Eso garantiza dos cosas; por un lado, la autenticidad de sus productos, y, por otro, la mejor elaboración posible. Aparte de las tradicionales fabes con almejas o el cabracho que elaboran, su propuesta de 10 tipos de cachopos, como el de centollo, único en Madrid, resulta insuperable. No dejes de probar la tarta de queso que sigue la receta de la madre del propietario, descubirás un sabor excepcional. En el ámbito 'deco', la madera es el material por excelencia y las referencias a la cultura local apuestan por todo lo que esperas encontrar en un sitio como este. (Paseo de la Castellana 78, Madrid). 

Ginko Sky Bar.  | D.Schaefer.

Ginkgo Sky Bar, entre Oriente y Occidente

Cocina de mercado en la que se elaboran platos tradicionales de influencia asiática y mediterránea con una nueva reinterpretación. Te sorprenderán las texturas del carpaccio de pulpo, del futomaki de salmón o del tataki de solomillo de vaca por su elaboración y sabores acentuados. Si a esa nueva referencia gustativa le sumas una decoración que se expresa en su totalidad con toques y referencias a los años 50 y al estilo New York, este local ubicado en la planta 12 hotel VP Plaza España Design será desde ya tu nueva referencia de la capital. Además, el 'rooftop' exterior de Ginkgo te ofrece, para completar la visita, una amplia carta de cócteles y las mejores vistas de la zona.

Ginkgo Sky Bar ha sido diseñado por Studio Gronda e incorpora  techos facetados de espejos que reflejan e integran los árboles del exterior. 
Fotos: D.Schaefer. (Plaza de España 3, Madrid).

Xocol.  | D.R.

Xocol, el producto más auténtico

Inspirado en la tradición y en el valor local de la gastronomía de la zona, que se basa en las numerosas elaboraciones que se pueden hacer con el maíz, Xocol es un pequeño local del barrio de Santa Teresita de la localidad mexicana de Guadalajara que ha sabido posicionarse como una oferta que enfatiza la mezcla acertada de lo ancestral y lo moderno. Sus cabezas pensantes, los chefs Óscar Segundo y su mujer, Xrysw Ruelas Díaz, cambian cada semana un menú que busca recuperar la tradición en la cocina. Aquí las tortillas son el preparado sobre el que se articula mucho de lo que ofrecen y las recetas que elaboraba la abuela de Óscar la referencia continua. De hecho, un gran mural de esta anciana está presente en la sala. Aquí, los amantes de los sabores más auténticos encuentran en un espacio que roza el minimalismo más higiénico, lo mejor y más tradicional. Una zona de elaboración, instalada en pleno centro del local, sirve de obrador a la vista, y las mesa altas y taburetes de madera se disponen en torno a este eje.

Goito Paradelo es editor de la revista 'online' MaterialSoul.