Su interiorismo nos transporta a una colorista calle de Japón. Ronda Sant Pere, 26. | D.R.

Los 11 mejores restaurantes de Street Food

Tacos mexicanos, dumplings asiáticos o fish & chips británicos: nos pierde la comida callejera del mundo. degústala en estos locales trendy, informales, económicos y divertidos.

Isabel Loscertales | Woman.es

Mano de santo, Sevilla

Una taquería y mezcalería en La Alameda de Hércules, una de las zonas más punteras de la ciudad, que te transportará a las calles de México. El cocinero Edgardo M. Nieto y el bartender Antonio Naranjo despliegan sus artes en un local informal, colorista y cool. Allí podrás disfrutar sin límites de hits aztecas como tacos al pastor, carnitas, aguachile o quesadillas, maridados con aguas frescas, michelada, chelas o cócteles vigorosos como el Oaxaca Punch (con mezcal, limón, ginger beer casero y mango picante). Alameda de Hércules, 90.

Su local es un local informal, colorista y cool. | D.R.

Surya

Indian Street Food que «invita a viajar por las calles de Mumbai, llenas de color, olor y sabores exóticos». Es el propósito de Ketan Trivedi, el empresario tras esta cadena con direcciones en Madrid (Tudescos, 4) y Barcelona (Pau Claris, 92 y Consell de Cent, 236). En su carta, delicias típicas de los puestos callejeros, como las pakoras (verduras rebozadas) o los pani puri (bolas de pan frito rellenas). ¿Sus joyas? El horno Tandoor y las especias como el curry y la masala, traídas de India.

¿Sus joyas? El horno Tandoor y las especias como el curry y la masala, traídas de India.¿Sus joyas? El horno Tandoor y las especias como el curry y la masala, traídas de India. | D.R.

Misska, Madrid

Un viaje gastro por la Asia más canalla con una carta pensada por el chef del grupo Café Saigón, Jianhong Jlang. En su ruta degustarás dim sun cantoneses, baos taiwaneses, sushi japonés, pad thai tailandés, woks chinos o poké bowls hawaianos. Atención a sus guiños castizos como el bao de rabo de toro con salsa sriracha. La decoración ayuda a rematar ese periplo asiático: Misska representa un callejón cualquiera de ese continente, con su iluminación, sus neones, sus grafitis y sus símbolos. Preciados, 33. 

Misska representa un callejón cualquiera asiático, con su iluminación, sus neones, sus grafitis y sus símbolos. Preciados, 33. Madrid. | D.R.

The fish&chips shop, Barcelona.

La clásica fórmula británica actualizada, reversionada y hipsterizada. ¿Cómo? Apostando por la merluza de pincho del Cantábrico, cambiando el contundente rebozado por una tempura de cereales ligera y ahumada y apostando por toques orientales en las especias. El resultado ha gustado y mucho, ya llevan abiertos cuatro locales en la Ciudad Condal: Rocafort 70, Balmes 240, Peracamps 7 y Aribau 18.

Ya llevan abiertos cuatro locales en la Ciudad Condal: Rocafort 70, Balmes 240, Peracamps 7 y Aribau 18. | D.R.

Oishii ramen street, Barcelona

Gastronomía nipona en versión callejera que no esconde su plato estrella: el ramen. Lo elaboran al estilo tradicional, con una base de caldo elaborado durante doce horas de cocción a fuego lento, y con fideos chinos. A eso se añaden otras delicias como las gyozas o el pan bao y sugerencias que cada poco incorpora el matrimonio de origen chino José Luis Jin Hu y Yan Xu (con el aval del grupo Ayala Japón). Su interiorismo nos transporta a una colorista calle de Japón. Ronda Sant Pere, 26.

Su interiorismo nos transporta a una colorista calle de Japón. Ronda Sant Pere, 26. | D.R.

La falafelería, Madrid

El falafel es el hit, como es fácil adivinar, de este local que prepara delicias vegetarianas de Oriente Medio. Detrás están los artífices de la famosa La Hummusería y, también aquí, sirven todo preparado al momento y con ingredientes de calidad. Prueba su Sabij y su Shakshuka. Santa Bárbara, 4.

Prueba su Sabij y su Shakshuka. Santa Bárbara, 4. Madrid.  | D.R.

Peko Peko, Madrid

Un dragón colgado del techo te recibe en este street food especializado en baos. Su chef y propietaria, Rocío Persson, los elabora con mimo y pan artesanal. En su cocina fusiona sabores coreanos, japoneses, chinos y tailandeses con un resultado excepcional. Prueba su Angry Bird Bao y su ramen versionado. Colmenares, 13.

Prueba su Angry Bird Bao y su ramen versionado. Colmenares, 13. Madrid. | D.R.

Kamikaze, Madrid

La cultura otaku del manga y el anime inspira al nuevo restaurante del Grupo Larrumba, que ocupa el espacio del desaparecido Dray Martina. En su atrevido interiorismo, mucha viñeta, neón y parasoles rojos; en su oferta gastronómica, cocina umami inspirada en las calles de Asia: dumpling al revés, arroz frito de pato, sukiyaki (que se cocina en la mesa), gyozas o, para rematar, dorayaki, unas tentadoras tortillas rellenas de nutella y nata. Marídalo todo con sus estupendos cócteles. Argensola, 7.

Marídalo todo con sus estupendos cócteles. Argensola, 7. | D.R.

Mawey taco bar, Madrid

Una taquería que arrasa gracias a la creatividad con la que dan la vuelta a estos tradicionales bocados mexicanos. De la mente imaginativa de Fernando Carrasco y Julián Barros nacen genialidades como los tacos de oreja y sepia con salsa de chile habanero, de bacalao crujiente con salsa de romescu de chile mulato y aguacate o de carrillera con salsa de chile poblano y jardín. En su carta, brillan también sus quesadillas, el guacamole y sus cócteles. Carrasco. Un nuevo imprescindible en Chamberí. Olid, 6.

Un nuevo imprescindible en Chamberí. Olid, 6. Madrid. | D.R.

Gringa, Barcelona

La comida callejera del Sur de California se instala en el Raval con una irresistible combinación de especias, salsas y chiles mexicanos y sabores anglosajones. Detrás de este nuevo reducto hipster están los “conductores” de los food truck de Eureka Street Food, pero también los creadores de Open Music, organizadores de conciertos en los lugares más inesperados. Porque Gringa apuesta por la cocina, pero también por la música, convirtiéndose en el punto de encuentro ineludible para la parroquia de Freedonia, la sala de conciertos colindante. No te pierdas sus tacos, su bocadillo de pollo frito y su brunch “Walk of Shame”. Lleialtat, 16.

Gringa apuesta por la cocina, pero también por la música, convirtiéndose en el punto de encuentro ineludible para la parroquia de Freedonia, la sala de conciertos colindante. Lleialtat, 16. | D.R.

Parking Pita, Barcelona

La pita y el kebap son grandes hits de la cocina libanesa a menudo maltratados. Berta Bernat y Marcos Armenteras, los creadores de Parking Pizza (una pizzería muy recomendable en la Ciudad Condal) decidieron remediarlo. En su segundo Parking Pizza, en el revitalizado Pº Sant Joan y ubicado en un garaje, reservaron un espacio dedicado solo a pitas. Así nace Parking Pita: en un local industrial, moderno a rabiar y con la cocina a la vista, las degustarás con una calidad top. En su corta carta encontramos la pita de ternera de bourguignon, de pollo eco tandoori, de falafel o el kebap de cordero. Pº Sant Joan, 56.

En su corta carta encontramos la pita de ternera de bourguignon, de pollo eco tandoori, de falafel o el kebap de cordero. Pº Sant Joan, 56. Barcelona. | D.R.