Kendall, Kourtney, Khloé, Kylie y Kim: las hermanas Kardashian-Jenner al completo. | @kimkardashian / INSTAGRAM

La familia Kardashian, "preocupada, molesta y alarmada" tras el primer discurso político de Kanye West

Polémicas declaraciones.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Está claro que el primer discurso político de Kanye West no ha dejado indiferente a nadie. Ni siquiera a su propia familia. En medio de rumores que aseguran que podría estar sufriendo una crisis bipolar y que su matrimonio con Kim Kardashian podría estar al borde del divorcio, el rapero aparecía en Carolina del Sur con un chaleco antibalas con la palabra 'seguridad' en él y comenzaba un discurso, cuanto menos, inconexo.

El punto álgido del mismo tuvo lugar cuando le preguntaron sobre su opinión sobre el aborto. Fue entonces cuando rompió a llorar y declaró que su padre quiso interrumpir el embarazo de su madre y que él pensó hacer lo mismo cuando Kim se quedó embarazada por primera vez.

"Mi mamá me salvó la vida. Mi papá quería abortar. No habría Kanye West porque mi papá estaba demasiado ocupado… Casi mato a mi hija. Lo único que nos puede liberar es obedecer las reglas que nos dieron para una tierra prometida. El aborto debería ser legal porque adivinen qué: la ley no viene de Dios de todas formas, así que, ¿qué es la legalidad?. Durante un mes y dos y tres, hablamos de que ella no tuviera al niño. Tenía las píldoras (abortivas) en la mano", reconocía.

"Llamé a mi mujer y ella me dijo 'vamos a tener a este bebé'. Así pues, aunque mi mujer fuese a divorciarse de mí tras este discurso, ella trajo a North al mundo cuando yo no quería. Ella se puso en pie y protegió a nuestro bebe", decía sin poder parar de llorar.

"Estando yo en el apartamento de París, el mismo donde después robaron a Kim, tenía mi ordenador abierto, todas mis ideas creativas, mi línea de calzado, la portada de mi próximo tema… Y la pantalla se puso en blanco y negro", decía mientras aseguraba estar en contra del aborto, pero que no piensa prohibirlo si gana las elecciones.

En cuanto a qué medidas tomaría para intentar que menos mujeres abortaran, Kanye West dijo lo siguiente: "... incentivaría a las mujeres que quieran abortar con un millón de dólares o algo así"

Un discurso que parece haber dejado en 'schock' a la familia Kardashian. Según publica el portal de noticias 'TMZ', "toda la familia se encuentra preocupada, molesta y alarmada porque no sabían que el rapero iba a hablar del primer embarazo de Kim y los problemas que tuvieron dado que él no quería que llegase a término. Todos están angustiados porque creen que Kanye está atravesando un serio episodio de crisis bipolar, pero él no quiere escuchar a nadie que le diga que tiene que buscar ayuda". 

De momento, ningún miembro de la familia ha hablado públicamente al respecto. Seguiremos informando.

 

Relacionados