Bettmann/Getty Images

¿Estaría viva Diana de Gales si no hubiera dado la entrevista del siglo a la BBC?

Un informe elaborado por John Dyson, un juez retirado, asegura que Diana acudió a la cadena engañada y habló poseída por la rabia de creer que la Corona Británica pagaba a varios detectives privados para espiarla. Una de las mentiras que usó el periodista Martin Bashir para convencerla de dar la exclusiva mundial.

Karelia Vázquez

Uno de los grandes mitos británicos se tambalea: La BBC. Tan sobria y seria como la reina de Inglaterra. Tan británica como el te de las cinco. Tan correcta y de fiar que han tenido que pasar 25 años de aquella entrevista a Lady Di para que un informe condenatorio, conocido como el informe Dyson, desvele los métodos usados por uno de sus periodistas estrella de entonces, Martin Bashir, para inducir a Diana a hablar más de lo que probablemente le hubiera gustado.

“En este matrimonio siempre fuimos tres. ¡Y eso es una multitud!”, confesó Diana al mundo con su clásica caída de ojos en el plató de la BBC. Era 1995 y era una exclusiva mundial que hizo temblar los sólidos cimientos de la Corona Británica. Pero Diana dijo muchísimo más: contó con detalles su soledad en palacio y sus episodios de bulimia, también sus propios romances extramatrimoniales.

La exclusiva de la BBC fue un bombazo y el periodista que consiguió la entrevista recibió múltiples premios, entre ellos un BAFTA que la BBC acaba de devolver. Lo que ha revelado el informe del juez jubilado John Dyson es que Diana concedió “la entrevista del siglo” engañada. Según la investigación, el periodista actuó de “manera engañosa” y falsificó documentos, entre ellos varias facturas, para conseguir el encuentro y la confesión de Diana de Gales.

El informe Dyson asegura que Bashir mostró a Charles Spencer, el hermano de Diana, unos extractos bancarios falsos sobre unos supuestos pagos a personas encargadas de espiar a la princesa. El diseñador que alteró los documentos también ha sido despedido. El ex juez Dyson descubrió que Bashir había encargado extractos bancarios falsos para obtener la entrevista, una “violación grave”, según las propias normas editoriales de la BBC.

En el informe de 127 páginas, el juez critica la conducta de Tony Hall, ex director general de la BBC, quien supervisó una investigación interna llena de errores y “lamentablemente ineficaz”. “Como director, Hall sabía que los argumentos de Bashir eran insostenibles y sus mentiras, serias, cuando contaba cómo había persuadido a la princesa para conceder la entrevista. “Cuando otros medios empezaron a indagar y a preguntar cómo la BBC había conseguido la exclusiva mundial, la corporación “ocultó en sus registros de prensa” lo que sabía. “Sin justificación, la BBC no cumplió con los altos estándares de integridad y transparencia que son su sello distintivo”, dice el informe.

El look de la princesa Diana de Gales en el Día del Armisticio de 1991.  | Martin Keene / GTRES

La princesa Diana murió dos años después y nunca supo que había sido engañada por Martin Bashir, pero sus hijos, que han hablado sobre el asunto, aseguran que su vida cambió a partir de ese día. Tanto Guillermo como Harry han condenado a la BBC por las malas prácticas y aseguraron que esa entrevista “contribuyó al miedo que sintió su madre en sus últimos años de vida”. Fue el pistoletazo de salida de “una cultura de explotación y prácticas poco éticas que finalmente le quitaron la vida. Nuestra madre murió por culpa de esto, y nada ha cambiado”, lamentó Harry, quien hace dos días reconoció en el programa de Oprah Winfrey que se fue de Reino Unido con su familia porque temía que se repitiera la historia.

El príncipe Guillermo de Inglaterra dijo que los líderes de la BBC le habían fallado a su madre “con su lamentable incompetencia”, y denunció que la BBC no había investigado adecuadamente todas las quejas que había producido esa entrevista. “Los hallazgos de Lord Dyson son extremadamente preocupantes, dijo el príncipe Guillermo. “Los empleados de la BBC mintieron y utilizaron documentos falsos para obtener una entrevista con mi madre, hicieron afirmaciones espeluznantes sobre la Familia Real que avivaron sus miedos y su paranoia”. En su opinión la forma engañosa en que el periodista consiguió la entrevista “influyó sustancialmente” en las declaraciones de Diana, y empeoraron las relaciones entre sus padres.

“Supone una tristeza indescriptible saber que los fracasos de la BBC contribuyeron significativamente a su miedo, paranoia y aislamiento que recuerdo de sus últimos años. Pero lo que más me entristece es que si la BBC hubiera investigado adecuadamente las quejas y preocupaciones planteadas por primera vez en 1995, mi madre habría sabido que la habían engañado. No solo le falló un periodista deshonesto, sino también líderes de la BBC que miraron para otro lado en lugar de hacer las preguntas difíciles”, dijo Guillermo que pidió que “la entrevista del siglo” no volviera a transmitirse. Lord Grade, que fue presidente de la BBC entre 2004 y 2006, declaró que el “encubrimiento” de la BBC había sido peor que el comportamiento de Bashir. “Han sido necesarios 25 años para saber la verdad”.

Según recoge el diario The Times, la cadena ha enviado cartas de disculpa tanto a la reina Isabel II, como al príncipe Carlos, al príncipe Guillermo, al príncipe Harry y al hermano de Diana, quien tras conocer el resultado del informe Dyson, relacionó la paranoia de Diana con las mentiras de Martin Bashir, y con su trágica muerte dos años más tarde.