Getty

Lee la entrevista completa de Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah (en español, I parte)

Mira la transcripción de la entrevista que los duques de Sussex concedieron a Oprah Winfrey y fue emitida por la CBS en la madrugada del lunes. 

Clara Hernández

La polémica entrevista que Meghan Markle y el príncipe Harry concedieron a Oprah Winfrey no ha dejado de inspirar titulares y reacciones desde que se emitió en la madrugada del lunes en la CBS y que este sábado ha emitido Antena 3 (el domingo está previsto que la ofrezca LaSexta, después de El objetivo').

¿Quieres saber al detalle lo que dijeron Meghan y Harry que ha provocado huracanes de todo tipo? Aquí encontrarás la entrevista completa, transcrita y traducida al español, en la que Meghan Markle asegura que, durante su primer embarazo, pensó en quitarse la vida, que hubo comentarios racistas en torno al color de piel de su hijo, Archie, antes de que este naciera o aclara sus supuestas desavenencias con Kate Middleton

- Todos los detalles del funeral del duque de Edimburgo que han pasado inadvertidos

- Kate Middleton luce un espectacular collar en homenaje a la reina Isabel II en el funeral por el duque de Edimburgo

- Los escándalos amorosos de Felipe de Edimburgo

Léela a continuación: 

I Parte: Boda, relación con la reina Isabel, diferencias con Kate y soledad

Oprah: No podemos abrazarnos, todos llevamos doble máscara. Estás estupenda. ¿Sabes si vas a tener un niño o una niña?

Meghan: Esta vez sí. Esperaré a que mi marido se una a nosotras para compartirlo con vosotros.

Oprah: Eso sería realmente genial. Antes de entrar en materia, sólo quiero dejar claro a todo el mundo que, aunque somos vecinas (yo estoy al final de la calle, tú al final de la calle), estamos utilizando (para la entrevista) la casa de un amigo. No ha habido ningún acuerdo, no sabes de antemano lo que voy a preguntar, no hay ningún tema que esté fuera de los límites y no te van a pagar por esta entrevista.

Meghan: Correcto.

Oprah: Recuerdo estar sentada en la capilla -gracias por invitarme a la boda, por cierto-. Recuerdo tanto esa sensación de magia. Nunca experimenté nada parecido. Cuando entraste por esa puerta parecía que estabas flotando por el pasillo. ¿Estabas dentro de tu cuerpo en ese momento?

Meghan: He pensado mucho en ese momento. Fue como tener una experiencia de salir de tu cuerpo pero en la que estás presente. La noche anterior, dormí toda la noche, lo cual es un poco milagroso, y luego me desperté y empecé a escuchar 'Going to the chapel' para hacerlo divertido y ligero, y recordarnos que era nuestro día. Los dos éramos conscientes de antemano de que no era nuestro día, sino el día previsto para el mundo.

WPA Pool / GETTY

Oprah: Todos los que se casan saben que en realidad se están casando con la familia. Pero tú no sólo te casaste con una familia, te casaste con una institución de 1.200 años, te casaste con la monarquía. ¿Cómo pensabas que iba a ser?

Meghan: Diría que entré en aquello con ingenuidad porque no crecí sabiendo mucho sobre la familia real, no era algo que formara parte de las conversaciones en casa. No era algo que siguiéramos. Mi madre incluso me dijo hace un par de meses: "¿Diana hizo alguna vez una entrevista?". Ahora yo lo sé, pero mi madre no lo sabe.

Oprah: Pero estabas al tanto de la realeza y, si te ibas a casar con la realeza, ¿no investigaste sobre lo que eso significaría?

Meghan: No hice ninguna investigación sobre lo que significaría.

Oprah: ¿No hiciste ninguna investigación?

Meghan: No. No sentí ninguna necesidad de hacerlo porque todo lo que necesitaba saber él (el príncipe Harry) lo compartía conmigo. Todo lo que creíamos que necesitaba saber, él me lo decía. 

Oprah: Entonces, no tuviste una conversación contigo misma ni hablaste con vuestros amigos sobre cómo sería casarse con un príncipe, que era Harry, del que te habías enamorado... ¿No lo pensaste mucho?

Meghan: No. Pensamos mucho en lo que creíamos que podría ser. No entendía del todo en qué consistía el trabajo. ¿Qué significa ser un miembro de la realeza que trabaja? ¿Qué se hace? ¿Qué significa eso? Él y yo estábamos muy alineados en nuestro trabajo impulsado por la causa, eso fue parte de nuestra conexión inicial. Pero no había forma de entender cómo iba a ser el día a día. Creo que, sobre todo los estadounidenses, lo que conocemos de la realeza es lo que leemos en los cuentos de hadas. Es fácil tener una imagen que está muy lejos de la realidad y eso es lo que ha sido tan difícil en los últimos años, cuando la percepción y la realidad son dos cosas diferentes y se te juzga por la percepción pero estás viviendo la realidad. Hay un desajuste total y no hay manera de explicárselo a la gente.

Oprah: En todas las familias las cosas se ponen serias cuando te llevan a conocer a la abuela o a la madre. La abuela es la matriarca y, en tu situación, es la reina. 

Meghan: Fue una de las primeras personas que conocí. A la auténtica reina.

Oprah: ¿Cómo fue? ¿Te preocupaba causar una buena impresión?

Meghan: No hubo una gran formalidad la primera vez que me encontré con Su Majestad la Reina. Fuimos a comer a Royal Lodge, que es donde viven otros miembros de la familia, concretamente Andrew y Fergie, y Eugenie y Beatrice pasaban mucho tiempo allí. Eugenie y yo nos conocíamos desde antes de que yo conociera a Harry, así que nos sentimos cómodos y resultó que la reina estaba terminando un servicio religioso en Windsor y por eso iba a estar en la casa. Harry y yo íbamos en el coche y me dijo: "Bien, mi abuela está allí, vas a conocerla". (Yo dije) "Vale, genial". Yo quería a mi abuela, solía cuidar de ella. (Harry me dijo:) "¿Sabes hacer una reverencia?", "¿Qué?" "¿Sabes hacer una reverencia?" Pensé de verdad que eso era parte del imaginario, no pensé que era lo que ocurría dentro, de verdad. Le dije: "Pero si es tu abuela". Y él dijo: "¡Es la reina!".

Meghan Markle con un conjunto rosa de Prada junto al príncipe Harry y la reina Isabel II. | GTRES

Oprah: ¡Guau! ¿Y ese fue realmente el primer momento en el que caíste en la cuenta? ¿Buscaste en Google cómo hacer una reverencia?  

Meghan: No, estábamos en el coche. Para mostrar respeto, lo aprendí muy rápido justo delante de la casa. Practicamos y entramos. 

Oprah: ¿Harry practicó?

Meghan: Sí, y Fergie salió corriendo y dijo: "¿Estás lista? ¿Sabes hacer la reverencia? Oh, Dios mío, chicos". Practiqué muy rápido y entré, y al parecer hice una reverencia muy grande, y simplemente nos sentamos allí y charlamos y fue encantador y fácil, y creo que, gracias a Dios, no sabía mucho sobre la familia. Gracias a Dios, no había investigado. Habría estado todo el rato dándole vueltas.

Oprah: Lo que nos has dicho es que estabas más nerviosa que una persona normal que va a conocer a la abuela de alguien.

Meghan: Tenía una idea errónea. Crecí en Los Ángeles, ves a las celebridades todo el tiempo. Esto no es lo mismo. Pero es muy fácil, especialmente si eres estadounidense, decir: "Estos son famosos". Pero esto es un terreno completamente diferente.

Oprah: ¿Qué sientes aquí (en tu nueva casa)? ¿Cuál sería la palabra?

Meghan: Paz.

Oprah: ¿Paz?

Meghan: Sí.

[La pantalla muestra la visita que el día anterior ha hecho Oprah Winfrey a Harry y Meghan en su nueva casa. Allí la presentadora conoce a Guy, el perro de Meghan]. 

Meghan: Guy ha pasado por todo conmigo.

Oprah: ¿Sí? ¿Desde el principio, desde la primera cita?

Meghan: Si. Lo tenía ya en Canadá. Lo cogí de un refugio de animales en Kentucky.

[Las imágenes posteriores muestran el gallinero de la casa de Harry y Meghan, con gallinas que, Oprah explica, han sido rescatadas de una granja industrial. Harry también está allí]

Harry: Ella (por Meghan) siempre ha querido gallinas.

Meghan: Bueno, ya sabes, me encanta rescatar (animales).

Oprah: Entonces, ¿esto es parte de tu nueva vida? ¿Qué es lo que más te emociona?

Meghan: Creo que simplemente ser capaz de vivir de una forma auténtica...  Como este tipo de cosas. Es muy básico pero es realmente satisfactorio. Sólo volver a lo básico. Estuve pensando en ello... Incluso en nuestra boda, ya sabes, tres días antes de nuestra boda, nosotros nos casamos.

Oprah: ¡Ah! 

Meghan: Nadie lo sabe pero llamamos al arzobispo y le dijimos: "Mira, esto (por la boda oficial), este espectáculo es para el mundo, pero queremos una unión entre nosotros (para nosotros)'. Así que los votos que tenemos enmarcados en nuestra habitación son de los dos en nuestro patio trasero con el arzobispo de Canterbury y esa fue la parte que... 

Harry: Solo nosotros tres.

Meghan: Sólo nosotros tres.

SOBRE LAS SUPUESTAS DIFERENCIAS CON KATE MIDDLETON: 

Oprah: La boda fue la imagen más perfecta que jamás se ha visto. Pero a través de esa imagen que todos estábamos viendo, detrás de las escenas, obviamente, había un montón de drama sucediendo. Y poco después de tu boda, los tabloides empezaron a ofrecer historias que pintaban una imagen no muy halagadora de ti en tu nuevo mundo. Hubo rumores de que eras el 'huracán Meghan'. 

Meghan: No lo había oído.

Oprah: Se escuchaba que eras el huracán Meghan por la salida de varios miembros del personal del palacio de alto rango. Y también hubo una historia, ¿la conocías?, sobre que hacías llorar a Kate Middleton

Gtres

Meghan: Eso sí lo he oído. Eso fue...eso fue un punto de inflexión. La historia con Kate, que no se produjo, fue muy, muy difícil y algo que... Creo que fue cuando todo cambió, realmente.

Oprah: Dices que la historia con Kate no sucedió. Entonces, ¿hiciste llorar a Kate?

Meghan: No.

Oprah: Entonces, ¿de dónde viene eso? ¿Hubo una situación en la que ella tal vez lloró?

Meghan: No, no. Sucedió lo contrario. Y no lo digo para despreciar a nadie, porque fue una semana muy dura la de la boda. Y ella estaba molesta por algo, pero lo asumió y se disculpó. Y me trajo flores y una nota, disculpándose. E hizo lo que yo haría si supiera que había hecho daño a alguien: asumir la responsabilidad por ello. Lo que fue impactante fue... ¿qué fue eso, seis, siete meses después de nuestra boda? Que la historia contada al revés fue lo que luego salió al mundo. 

Oprah: ¿La historia salió seis, siete meses después de que ocurriera realmente?

Meghan: Sí. Nunca hubiera querido que eso saliera a la luz incluso si lo dijeran de ella (que fue Kate quien la hizo llorar), aunque sucediera. Protegí eso para que nunca saliera a la luz.

Oprah: Entonces, cuando dices que ocurrió lo contrario, ¿qué quieres decir?

Meghan: Unos días antes de la boda, se enfadó por algo relacionado...  por los vestidos de las damas de honor y me hizo llorar y realmente hirió mis sentimientos. Y pensé, en el contexto de todo lo que estaba pasando en esos días previos a la boda, que no tenía sentido no hacer lo que todo el mundo estaba haciendo que era tratar de ser solidario, sabiendo lo que estaba pasando con mi padre y demás.

Oprah: Esta fue una gran historia en el momento, que hiciste llorar a Kate. Ahora estás diciendo que no hiciste llorar a Kate, que Kate te hizo llorar a ti. Así que, todos queremos saber, ¿qué te hizo llorar? ¿Qué te pasaba? Estabas con la ansiedad que las novias suelen sufrir al organizar su boda y con los problemas con tu padre: ¿Iba a venir? ¿No iba a venir? ¿Y hubo un enfrentamiento por los vestidos?

Meghan: No fue un enfrentamiento y en realidad no creo que sea justo para ella que entre en los detalles, porque se disculpó. Y la he perdonado. Lo que fue difícil de superar fue que me culparan por algo que no solo no hice, sino que me pasó a mí. Y que las personas que formaban parte de nuestra boda fueran a nuestro equipo de comunicación y dijeran: "Sé que esto no ocurrió". No tengo que decirles lo que realmente pasó. Todos dijeron lo mismo.

Kate Middleton y Meghan Markle en la final femenina de Wimbledon. | Gtres

Oprah: Así que todo este tiempo en el que las historias aseguraban que habías hecho llorar a Kate ... tú sabías que no era verdad. ¿También la gente a tu alrededor sabía que no era cierto?

Meghan: Todos en la institución sabían que no era cierto.

Oprah: Entonces, ¿por qué nadie lo dijo?

Meghan: Esa es una buena pregunta. No estoy compartiendo esto sobre Kate para desprestigiarla. Creo que es muy importante que la gente entienda la verdad. Pero también creo que, en gran parte, eso fue alimentado por los medios de comunicación. A mí me hubiera gustado que ella hubiera querido que se rectificara (la información) y que Palacio no hubiera permitido (que se extendiera esa información incorrecta).

Oprah: Sí.

Meghan: Negarlo. No la hubieran dejado. Porque ella es una buena persona. Mucho de lo que he visto es esta idea del juego de la polaridad (entre Kate y yo). Pero si me amas, no tienes por qué odiarla (a Kate). Y si la amas, no tienes por qué odiarme a mí. 

Oprah: Había varias historias que comparaban los titulares escritos sobre ti con los escritos sobre Kate. Como no lees las cosas, déjame decirte lo que se decía.

Meghan: De acuerdo.

Oprah: Había historias en las que se elogiaba a Kate por sujetar/abrazar su barriga.

Meghan: Oh, Dios, ¿lo he hecho en este rato que llevamos sentadas?

Oprah: Sí, lo has estado haciendo todo el tiempo. Kate fue elogiada por acunar su barriga, y el titular sobre ti haciendo lo mismo decía: "Meghan no puede apartar las manos de su barriga por orgullo o vanidad".

Meghan: ¿Qué tiene que ver con el orgullo o la vanidad?

Oprah: Bueno, solo te estoy contando las historias, ¿vale? Luego hubo un artículo en línea sobre esto: 'Kate comiendo aguacates para evitar las náuseas matutinas'. Pero tú comías aguacates . . . 

Meghan: Y alimentando el asesinato, al parecer.

Oprah: Comiendo una fruta vinculada a la escasez de agua, la deforestación ilegal y la devastación ambiental.

Meghan: Tienes que reírte a veces, porque es simplemente ridículo.

Oprah: Entonces, ¿crees que había un rasero para Kate en general y otro para ti? Y si es así, ¿por qué?

Meghan: No sé por qué. Ahora puedo ver qué capas estaban en juego. Y, de nuevo, realmente parecían querer una historia de un héroe y un villano.

Oprah: Sí. Llegaste como la primera persona de raza mixta que se casó con la familia. ¿Eso te preocupó para poder encajar?

Meghan: Lo pensé porque me hicieron pensar en ello, ¿de acuerdo?

LA LEY DEL SILENCIO DE LA CASA REAL: 

Meghan: Pero al mismo tiempo ahora, al reflexionar, gracias a Dios que todas esas cosas eran ciertas. Gracias a Dios que tuve esa experiencia de vida. Gracias a Dios que había conocido el valor de trabajar. Mi primer trabajo fue cuando tenía 13 años, en una tienda de yogur helado llamada Humphrey Yogart. Siempre he trabajado. Siempre he valorado la independencia. Siempre he sido franca, especialmente sobre los derechos de las mujeres. Quiero decir, esa es la triste ironía de los últimos cuatro años... es que he defendido durante tanto tiempo que las mujeres usen su voz y luego yo me quedé callada.

Oprah: ¿Estuviste en silencio o fuiste silenciada?

Meghan: Lo último.

Oprah: Entonces, ¿cómo funciona eso? ¿Te lo dijo la gente de comunicación o la institución? ¿Te dijeron que guardaras silencio? ¿Cómo te dijeron que manejaras los tabloides o los chismes? ¿Te dijeron que no dijeras nada?

Meghan: Todo el mundo en mi mundo recibió una directiva muy clara desde el momento en que el mundo supo que Harry y yo estábamos saliendo. Había que decir: 'Sin comentarios'. Mis amigos, mi madre y mi padre. Y lo hicimos. Hice todo lo que me dijeron que hiciera. Por supuesto que lo hice porque incluía el 'y te protegeremos'. Así que incluso cuando empezaron a salir cosas en los medios de comunicación que yo no veía pero que mis amigos sí y me llamaban y me decían: "Meg, esto es muy malo", yo no lo veía y seguía con: "No te preocupes. Estoy protegida".

Oprah: Uhm.

SOBRE LA RELACIÓN DE MEGAN CON LA REINA ISABEL: 

Meghan: Yo creía eso. Fue ya una vez casados y cuando todo comenzó a empeorar realmente, cuando me di cuenta de que no solo no estaba siendo protegida, sino que estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegerme a mí y a mi marido.

Meghan Markle ha acudido a un evento acompañado a la reina Isabel II. | GTRES

Oprah: ¿Estás diciendo que no te sentiste apoyada por los poderes, la institución, la monarquía..?

Meghan: Es difícil para la gente distinguir entre todos porque hay un negocio familiar. Así que está la familia y luego están las personas que dirigen la institución. Son dos cosas distintas. Y es importante ser capaz de distinguir eso porque la reina, por ejemplo, siempre ha sido maravillosa conmigo. Tuvimos nuestro primer compromiso (oficial) conjunto, ella me pidió que la acompañara, y yo...  Esa mañana desayunamos juntas y ella me había hecho un regalo muy bonito y me encantó estar en su compañía. Y recuerdo que estábamos en el coche... 

Oprah: ¿Puedes decirnos lo que era el regalo?

Meghan: Sí. Me regaló unos bonitos pendientes de perlas y un collar a juego. Y estábamos en el coche yendo de un compromiso a otro y ella tiene una manta que se coloca sobre sus rodillas para calentarse y hacía frío y dijo: "Meghan, vamos", y me la puso también sobre las rodillas.

Oprah: Oh, qué bonito.

Meghan: Claro. Y me hizo pensar en mi abuela, ella siempre ha sido cálida y acogedora, realmente acogedora.

Oprah: Así que, vale, ¿te hizo sentir bienvenida?

Meghan: Sí.

Oprah: ¿Te sentiste acogida por todos? Parecía que tú y Kate . . . en el partido de Wimbledon donde ibas a ver a un amigo jugar al tenis . . . 

Meghan: (Risas)

Oprah: ¿Era lo que parecía? Sois dos cuñadas en el mundo, conociéndoos la una a la otra. ¿Te ayudó, te acogió en la familia, te ayudó a adaptarte?

Meghan: Creo que todos me dieron la bienvenida. Y, sí, cuando dices, "¿Era lo que parecía?", mi experiencia de los últimos cuatro años es que no es nada de lo que parece. No es nada de lo que parece. Y yo recuerdo que a menudo la gente dentro de la empresa decía: "Bueno, no puedes hacer esto porque se verá así. No puedes". Incluso cosas como "¿Puedo ir a comer con mis amigos?" "No, no, no, estás sobreexpeuesta, estás en todas partes, sería mejor para ti que no salieras a comer con tus amigos". Y yo digo: "Bueno, no he... No he salido de casa en meses". Quiero decir, hubo un día en que uno de los miembros de la familia vino y me dijo: "¿Por qué no pasas inadvertida durante un tiempo, por qué estás en todas partes ahora mismo?" Y le dije: "He salido de casa dos veces en cuatro meses. Estoy en todas partes, pero no estoy en ningún sitio". Y desde ese punto de vista, seguí diciendo a la gente: "Sé que hay una obsesión por las apariencias pero ¿alguien habla de los sentimientos? Porque ahora mismo, no podría sentirme más sola".

Oprah: Te sentías sola, aunque tu príncipe... estás enamorada, estás con él.

Meghan: No me siento sola... No me sentía sola con él.

SIGUE LA ENTREVISTA (II PARTE) AQUÍ.