Letizia Ortiz en la recepción del Palacio de la Almudaina. | Gtres

Letizia Ortiz deslumbra de naranja en la tradicional recepción de verano en Palma

La Reina ha presumido de bronceado con un favorecedor conjunto. 

Woman.es

Cinco días después de su llegada a Palma de Mallorca y el tradicional posado con sus hijas la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, los Reyes continúan cumpliendo con su agenda oficial. 

El Palacio Real de la Almudaina ha vuelto a ser el lugar escogido para la tradicional recepción de autoridades de las Islas Baleares presidida por Don Felipe y Doña Letizia, que una vez más han estado acompañados por Doña Sofía. 

450 invitados han sido invitados a este acto en una lista encabezada por la presidenta de Baleares, Francina Armengol, en el que el look de la Reina ha vuelto a centrar todas las miradas. 

Letizia Ortiz con top naranja y falda de estampado floral en Palma de Mallorca. | Gtres

Si el año pasado fue un vestido de Duyos con bordados que recordaban a los de un clásico mantón de manila el elegido para presidir esta recepción, esta vez ha sido un llamativo conjunto compuesto por top y falda lo que ha marcado el estilismo de la Reina.

El estampado floral de la falda estilo lady firmada por Carolina Herrera y el top de Hugo Boss sin mangas con cuello a la caja en un potente naranja que resaltaba el bronceado de Doña Letizia han llamado especialmente la atención por tratarse de colores poco habituales en su vestidor y que ha combinado con unas sandalias azul marino de la marca Magrit.

Una combinación perfecta para la época del año en la que nos encontramos que su majestad ha acertado en completar con una coleta pulida que dejaba a la vista unos pendientes en forma de lágrima también en naranja a juego con el gloss elegido para los labios. 

Doña Sofía, Don Felipe y Doña Letizia en el Palacio de la Almudaina. | Gtres

Por su parte, Felipe VI ha optado por un clásico traje en azul marino y corbata estampada en tonalidades granates, mientras que la Reina Sofía ha lucido un sencillo pantalón blanco y un blusón estampado adornado con un gran collar para este mismo acto.