Alessandro Zeno/IMAXTREE.COM

Cuida tu mirada con los tratamientos de medicina estética más punteros

Las ojeras, las bolsas y las patas de gallo quedan más al descubierto que nunca con el uso de mascarillas. Pero la medicina estética llega al rescate. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

La mirada ha pasado a ser el centro de nuestras preocupaciones estéticas. Mejor dicho: siempre lo ha sido, pero el uso de las mascarillas ha dejado esas pequeñas pesadillas más al descubierto que nunca. Según los profesionales del sector, a partir de los 30 años, un 50% de las mujeres se ven afectadas por la aparición de ojeras (Arcane Research), sin embargo, hasta ahora, tal y como recoge la Sociedad Española de Medicina Estética, las intervenciones para esta zona ocupaban el séptimo lugar. 

"Con la obligatoriedad del uso de la mascarilla, el único referente a la vista es la mirada; por eso existe una mayor demanda de belleza y rejuvenecimiento del tercio medio y superior facial, ambos en consonancia con el tratamiento de la ojera", confirma el Dr José Manuel Fernández Rodríguez, director médico de Centre Mèdic i D’Estètica (Barcelona). El reciente boom de protocolos que buscan los foxy eyes es un gran ejemplo. Así como la gran cantidad de lanzamientos cosméticos que defienden su efectividad para tratar esta zona.. 

Como sabemos que tu mirada te preocupa y que, además, después del verano esta zona de la cara, por su piel especialmente fina y muy vascularizada, ha sufrido los efectos del sol, te presentamos las técnicas de medicina estética más punteras. Son poco invasivas, muy efectivas y lograrán que te olvides de camuflarte bajo las gafas de sol. 

Eye beautification. Lo habitual al hablar de los signos más preocupantes sobre la mirada es que existan varios al mismo tiempo. Las ojeras, patas de gallo o las bolsas se confabulan para aparecer a la vez y entristecer o apagar los ojos. Por eso, este protocolo del Instituto de Benito combina varias técnicas para tratar diferentes preocupaciones. Empieza con un peeling para reducir la hiperpigmentación de las ojeras y renovar el tejido cutáneo; sigue con la aplicación de carboxiterapia (infiltraciones de dióxido de carbono a pequeñas cantidades) y termina con un cóctel vitamínico con microinyecciones. Un completo tratamiento que trata hinchazón y oscurecimiento de la zona mientras suaviza las patas de gallo. En Instituto Javier de Benito (Barcelona y Madrid), 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Don’t be an ass, #WearADamnMask

Una publicación compartida de Charlize Theron (@charlizeafrica) el

Smile with your eyes. El objetivo de esta técnica creada por las doctoras Mira y Cueto es que sonrías con tu mirada, elevando y embelleciendo la zona. Una de las primeras señales del envejecimiento facial es la pérdida de esta angulación del ojo y el surgimiento de lo que llamamos de “scleral show”, que es cuando empezamos a ver la esclera del ojo (la parte blanca) por debajo del iris (entre el iris y el parpado inferior). Para tratar ambos efectos, las doctoras proponen un tratamiento a medida combinando varios métodos, como bótox, infiltración de ácido hialurónico, hilos tensores o Ultherapy. En Clínica Mira+Cueto.

Orchid Ritual. Aunque te cueste creerlo, las técnicas menos invasivas también funcionan para elevar la mirada y tratar esta zona. Este ritual, por ejemplo, está especialmente indicado para devolver la luz, suavidad y tersura de la piel gracias al potente cóctel antioxidante y antiglicación formado por las biosavias de orquídea, el extracto de algodón y el aceite de pepita de uva. Además, por su aplicación a través de aparatología, Diatermia Capacitiva, se consigue alcanzar una temperatura elevada en la piel que promueve la oxigenación de los tejidos y prepara la zona para una absorción más efectiva de los principios activos, además de estimular la síntesis de nuevos colágeno y elastina. En Oxigen Barcelona, desde 125 euros. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

It’s that simple. #WearADamnMask

Una publicación compartida de Cara Delevingne (@caradelevingne) el

 

Un ácido hialurónico para las ojeras.  El estrés, la genética, las hormonas o la edad son factores que van empeorando la zona. Las infiltraciones de ácido hialurónico son un buen aliado para mejorar el aspecto de las ojeras, pero es importante emplear un producto específico. La piel de la ojera, que está muy vascularizada, es muy frágil y delgada. "Además, “la dificultad en el drenaje linfático del área, que puede provocar edemas persistentes y poner en entredicho el resultado”, destaca el Dr José Manuel Fernández Rodríguez. "El ácido hialurónico Redensity [II], de Teoxane, está específicamente diseñado para responder a las peculiaridades de la ojera: porque tiene una alta viscoelasticidad, para que se adapte al espacio de la ojera, sin comprimir tejidos adyacentes que provocarían edemas. Al mismo tiempo, tiene una baja capacidad higroscópica (de retención de agua) para que cuando se consolide el Ácido Hialurónico no se produzca un exceso de captación de agua en la zona”, detalla el doctor.

 

Relacionados