Eva González sigue amando los pantalones pitillo negros, y con ellos y una camisa blanca de flecos consigue un look perfecto. | CRISTOBAL_DUENAS / GTRES

Cómo cortar el pelo a los niños si vas a coger las tijeras como Eva González

Te ayudamos a evitar desastres en el cabello de los peques de la casa. 

Woman.es

Primero fue comprar papel higiénico, después entregarse a medias entre el deporte y las patatitas y la cerveza del aperitivo, luego hacer bollos hasta convertir la levadura en el nuevo oro de los supermercados y ahora toca cortarse el pelo. A grandes rasgos, este podría ser el resumen del mes de confinamiento que llevamos casi todos -los trabajadores esenciales están dejándose la piel para todos nosotros en primera línea- encerrados en casa por la COVID-19.

Pero coger las tijeras no es tan fácil como parece, ni para cortarse el pelo a una misma -que se lo pregunten a Chenoa-, ni para cortárselo a los demás.

Por eso tantos hombres han optado por rapárselo, pero seguramente no querrás hacer eso con tus hijos, así que no viene mal tener algunas nociones básicas de cómo hacerlo si te vas a meter en faena como Eva González, a la que se le ven muy buenas maneras tijeras en mano en la última publicación que ha compartido en Instagram. 

Ya te dimos todos los detalles al respecto a comienzos de la cuarentena, pero quizá nos anticipamos demasiado a las necesidades, que ahora sí apremian con el paso de las semanas confinados y sin un solo atisbo de que las peluquerías puedan abrir en un horizonte cercano. 

Lo fundamental en estos casos es no arriesgar más de la cuenta, basta con arreglar el pelo y no cortar más allá de los tres centímetros. Es un corte de emergencia, de servicios mínimos; no se trata de dejar a tus peques como si fueran a hacer mañana la primera comunión. No sea que acaben como aquel día que de pequeños cogieron ellos mismos las tijeras en un despiste inolvidable...

Dos trucos fundamentales para que la 'operación corte de pelo' acabe con éxito son humedecer bien el pelo y peinarlo hasta dejarlo liso, libre de nudos y demás accidentes, y cortar primero el perímetro del cabello, empezando por la nuca. Después, basta con seguir la forma que ya tiene el corte para ir cortando por secciones, ayudándote de los dedos para marcar la cantidad a cortar, de manera que no exceda de los tres centímetros mencionados. 

Ayudarse de los dedos es especialmente útil en el caso del flequillo, zona especialmente delicada en los peques que tengan el cabello larguito. En este sentido, puedes seguir los consejos de Eduardo Sánchez, director del salón que lleva su nombre en Madrid, que ya compartimos contigo hace algunas fechas: "Usa los dedos índice y corazón para atrapar el flequillo entre los dedos y estira el cabello. Usa los dedos para controlar el largo que buscas – el sobrante que queda por encima es lo que debes cortar-. Lo más fácil es girar el cabello ligeramente hacia arriba y no cortar en línea recta, sino abordar el cabello en diagonal: en vez de hacer un corte al ras, es mucho mejor entrar con las tijeras inclinadas, cortando con movimiento ascendentes, con un gesto como de picoteo". 

Esto último se aprecia muy bien en el gesto que tiene Eva González en la imagen de Instagram en la que está cortando el pelo de su hijo Cayetano, una escena en la que muchas mamás y papás se ven reflejados estos días. 

Relacionados