Gigi Hadid con maquillaje de Dolce & Gabbana | AntonelloTrio / IMAXTREE

Tenemos el trucazo definitivo para que el eyeliner te quede igual en los dos ojos

Si tienes problemas a la hora de conseguir un delineado perfecto y, sobre todo, simétrico en los dos ojos, necesitas con urgencia este tutorial que ya es un éxito en TikTok. La técnica no es convencional, pero te aseguramos que funciona y que todo el mundo puede hacerla. 

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

A todas nos pasa lo mismo, hacemos el primer delineado en uno de los ojos y nos queda perfecto, pero al intentarlo en el otro el resultado no es el esperado y al tratar de igualar ambos trazos corremos el riesgo de acabar arruinando por completo el maquillaje. Por eso, seguramente ya te habrás resignado a aceptar que nunca te va a quedar igual el eyeliner en los dos ojos y te limitarás a dejarlo lo más igualado posible. ¡Hasta hoy! Gracias a TikTok hemos descubierto un tutorial que, aunque es poco ortodoxo, deja unos resultados espectaculares y un eyeliner totalmente simétrico en ambos ojos.

Y no es que lo digamos nosotras. El vídeo, que ya acumula más de 34 millones de visualizaciones, se ha hecho completamente viral, por lo que son muchísimas las mujeres que ya se han animado a probarlo y que aseguran que funciona. ¿Quieres probarlo tú? Pues solo necesitas un poco de esparadrapo y tu delineador (o sombra negra) favorito. 

@kat_longoria

#eyeliner tutorial❤️‍🔥

♬ original sound - xxtristanxo

¿Cómo conseguir un delineado simétrico perfecto?

Empieza cortando una tira de esparadrapo quirúrgico, lo suficientemente larga como para cubrir el ancho de la cara, empezando por la punta exterior de la ceja, pasando por debajo del ojo, luego por debajo de la nariz y hasta la punta exterior de la ceja contraria. A continuación, corta otro trozo de cinta más pequeño y pégalo en el párpado móvil, entre el extremo exterior de la ceja y la primera cinta. De este modo, sólo debe quedar visible un pequeño triángulo de piel en el ángulo externo del ojo. Repite la misma operación en el segundo ojo.

Con el dedo o con un pincel, coge la sombra de ojos que prefieras y colorea con ella la zona libre de la piel. Elige una sombra de textura cremosa, te será más fácil de aplicar y tendrás menos riesgo de que se mueva. También puedes utilizar un rotulador o un delineador líquido o en gel. Una vez que el producto esté seco, despega suavemente los trozos de cinta, sujetando bien la piel para evitar que se manche.

Algo importante a tener en cuenta cuando uses este truco es que debes hacerlo lo primero, y una vez que lo tengas listo aplicar el resto de tu maquillaje, base incluida, ya que de lo contrario, al pegar y despegar la cinta puede quedarse alguna marca. 

Aunque se trata de un truco muy efectivo, si tu piel es sensible seguramente no sea la mejor idea, ya que puede reaccionar al pegamento utilizado en el esparadrapo, especialmente si no es hipoalergénico.