PremiosOscar2018

Jennifer Lawrence saluda a alguien con mucho humor.  | Eric Jamison / GETTY

¿Por qué todo el mundo habla de Jennifer Lawrence en los Oscar, si no estaba nominada?

El 'descoloque' de la actriz fue lo más divertido de unos Premios Oscar un tanto planos. 

Clara Hernández | Woman.es

Jennifer Lawrence nunca decepciona y la última gala de los Oscar no ha sido una excepción. La actriz no solo nos rompió el corazón con uno de los vestidazos de la noche, un Dior recorrido por lentejuelas plateadas y una melena leonina que provocaron una tormenta de brillos en la alfombra roja de la gala. Además, y pese a no estar nominada, la actriz protagonizó alguno de los episodios más comentados de una velada que, por lo demás, muchos tacharon de "algo plana" y "sin sorpresas". 

via GIPHY

Primero, fue una de las presencias más divertidas de la alfombra roja, estirando los brazos y dándolo todo. Después, destacó al ir saltando por el patio de butacas, sobre los asientos, con su vestido de fiesta, taconazos y sin soltar su copa de vino blanco en ningún momento. ¿El objetivo? Acercarse donde estaba la nominada Meryl Streep para decirle una cosa.. y tal vez demostrar que le da un poco igual lo que se pueda comentar de ella el día después (varios medios han destacado que la protagonista de 'Pasajeros' estaba especialmente contenta a causa de la bebida. Incluso se ha recordado que en alguna ocasión Jennifer ha declarado su pasión por el vino). 

El caso es que Jennifer nos volvió a encandilar con esa seguridad suya para ser ella o aparecer ante los medios aparentemente 'descolocada' y ser capaz de poner colorada a la gente que la critica después. 

¿Aún no la has visto en acción? Mira la fotogalería. 

Ver 8 fotos