Woman Business, el podcast de la revista Woman.  | Jorge Arévalo

Podcast Woman Business. Montserrat Peidró, de Also Cloud España: “Al adoptar el teletrabajo de un día para otro, se crearon grandes agujeros de seguridad”

Nuestra invitada de hoy es ingeniera de telecomunicaciones y experta en ciberseguridad, dos ámbitos en los que las mujeres siguen siendo minoría y dos ámbitos que necesitan, según ella, liberarse de muchos estereotipos.

Woman.es

Escucha"Montserrat Peidró (Also): “Cuidado con los cibermalos, ahora van a por las empresas”" en Spreaker.

Montserrat Peidró es una de las mayores expertas en ciberseguridad de nuestro país. Como directora genera de Also Cloud España, filial española de una de las principales proveedoras de tecnología de Europa, busca soluciones para proteger a las empresas de los ciberataques. Las acciones de los hackers, se calcula, causarán 6.000 millones de € en pérdidas en 2021 y responden, sobre todo, a dos perfiles diferenciados: “Están los que lo hacen por “ética”, es decir, sin ánimo de lucro, y para atacar al sistema. Su objetivo es acabar con la credibilidad de las democracias, de unas elecciones o de ciertos partidos o países; y luego están los que buscan beneficio, que tienen detrás a las mafias -la china, la americana, la turca…-, que deciden sus objetivos pensando en el retorno de la inversión; en este segundo caso, son negocios; ilegales, pero negocios”.

Escúchalo en Spreaker, Spotify, Apple, iVoox, Google y  Amazon.

Cada 32 segundos se produce un ciberataque, y las víctimas ya no son únicamente los gobiernos y las grandes empresas. “Con la pandemia hubo que adoptar el teletrabajo de un día para otro, y eso dejó al descubierto grandes agujeros de seguridad en las pymes, que se convirtieron en objetivo de estos ataques. Las pequeñas y medianas empresas, hoy, son las que más necesidad tienen de mirar por su ciberseguridad”.

Por eso, empresas como Also Cloud España son cruciales para que las empresas se sientan protegidas y mantengan la confianza en la tecnología (“una herramienta que, como todas, se puede usar para bien y para mal”). Y, en ese sentido, Peidró advierte de la importancia de la prevención: “Como consumidores, tenemos que saber qué tipo de mensajes en nuestra bandeja de entrada huelen a ciberataque: cómo reaccionar, qué hacer, a quién llamar, qué no tocar. Luego ya vendrán las herramientas y las soluciones que pondremos nosotros; pero la mayoría de los ciberataques que estamos viendo ahora en las pymes se deben a un error humano, a alguien que ha caído en la trampa. Y lo mejor, en un ciberataque, es que no llegue a pasar”. Concienciación, prevención, detección temprana y resolución de ciberataques son los puntos claves.

El teletrabajo ha aumentado el riesgo de ciberataques -y, con ello, el nicho de mercado para empresas como la de Peidró-, pero también ha supuesto una revolución en la cultura empresarial que ha traído ventajas… y también nuevos problemas. “De pronto, nos dimos cuenta de que estábamos colgados del Teams, el Zoom o el Meet 24 horas al día, y que nos parecía normal trabajar hasta las 10 de la noche. Y eso tiene un impacto en el cerebro humano, porque no estamos hechos de cablerío, de ceros y unos”. Los responsables de Also Cloud empezaron a darse cuenta de que sus 4.000 trabajadores sufrían de “amnesia digital”. Tenían tantas reuniones que no eran capaces de retener toda la información que recibían. Se pusieron en marcha medidas de salud mental: pausas entre reuniones, desconexión digital, minutos de “microsiestas”...

Esta experta en tecnología advierte de la importancia de evitar la hiperconectividad. “Es una forma de huir del presente. ¿Por qué mirar el móvil en un trayecto de ascensor que dura 30 segundos? Es mucho más interesante usar ese lapso para respirar, recapacitar, reflexionar...”.

Aun así, Peidró ve grandes ventajas en el teletrabajo y cree que está aquí para quedarse, de manera híbrida: “Estamos hechos para vivir y trabajar en tribu, y el nexo que creas en una conversación de pasillo o junto a la máquina de café no se produce a través de Zoom; pero el teletrabajo se mantendrá por motivos emocionales (conciliación) y económicos -hay muchas empresas sobredimensionadas en metros cuadrados de oficinas, o con la sede en sitios carísimos-, y por sostenibilidad”.

Montserrat es consciente de que las mujeres siguen siendo minoría en su especialidad, y cree que ha llegado la hora de cambiar la imagen que tenemos asociada al experto en ciberseguridad. “En la portada de una revista sobre ciberseguridad ponemos la foto de un tipo con la camiseta sucia y comiendo pizza. ¿Por qué no a una mujer? Tenemos que empezar a cambiar esos estereotipos, y ese es un trabajo que empieza en la educación primaria. Y luego, tenemos la idea de que las carreras técnicas desembocan en i+d o desarrollo de productos, cuando hay en ellas características muy femeninas, en las que las mujeres somos excelentes: gestión de proyectos complejos, manejo de equipos, creatividad aplicada a la resolución de problemas… Si empezamos a cambiar la imagen que tenemos de estas especialidades, y de sus profesionales, lo cambiaremos todo. No será rápido, pero será”