Terciopelo burdeos y verde por las calles de Milán.  | Cortesía: ©newyorkgirlstyle

Vestidos de terciopelo o como acertar en tus compromisos navideños

Tres estilos diferentes para triunfar.

Carmen Olalla

Cenas de empresa, copas con amigos, afterwork y los mil y un compromisos que están a punto de comenzar requieren de una inrtervención urgente. Y, sobre todo, de una inversión segura. Y la que te proponemos es que conviertas el vestido de terciopelo en la pieza  clave de tus 'looks' de fiesta. Largo, corto, en versión wrap, de tirantes o con encajes. Seguro que hay un vestido de terciopelo para ti, y también para tu estilo. Te proponemos tres formas impecables de llevarlo.

 

'Look' joya con vestido de terciopelo.

Un vestido de terciopelo es una de esas prendas que no querrás quitarte durante las próximas semanas. Y si tiene manga larga, mejor que mejor, porque aunque ha tardado en presentarte, ya está aquí. Así que te proponemos una forma abrigada y muy 'cool' de sacarlo a bailar y a lo que se ponga por delante: vestido corto, chaqueta-joya, botín dorado y un cinturón que refine y añada glamour a tu vestido. La perfección. 

Ver 6 fotos

'Look' para la más 'cool'.

Si eres de las que se atreve con todo, incluso a desafiar al frío, te proponemos una versión perfecta. Vestido de tirantes de inspiración lencera y un abrigo de cuadros maxi que sea una apuesta perfecta para jugar a los contrarios. Añade una cartera de mano, unos botines tipo calcetín y unos pendientes en versión XL. Y estarás perfecta para tus compromisos más 'cool' y especiales. 

Ver 7 fotos

 

'Look' versión bold.

¡A por todas! Vestido largo y negro. ¿Quién se atreve a decir que resulta aburrido? Seguro que nadie, para empezar, porque el terciopelo, como material, es cualquier cosa menos aburrido, y segundo porque si lo combinas bien el resultado es perfecto. ¿Cómo? Añadiéndole fuerza en los accesorios, bordados y con exceso de personalidad. ¿Te atreves?

Ver 6 fotos

 

  • Para un 'look' muy elegante.

  • Un 'look' perfecto para cualquier ocasión.

  • Un 'look' para deslumbrar.