La actriz y el músico han contraído matrimonio en una ceremonia íntima en su propio jardín. | Instagram

Confirmado: se llevan las novias de ROSA (palabra de Mandy Moore)

Adiós al blanco.

Sara Ullate| Woman.es

Lejos quedaron esos tiempos donde el blanco impoluto era el único color utilizado por las novias para el día de su boda. Nuevos tonos han entrado en acción y parece que lo han hecho pisando fuerte.

Hace apenas unos días, Marta Ortega celebrada su gran boda junto a Carlos Torreta y para su primer look nupcial, recordemos que eligió cuatro estilismos diferentes, la heredera de Inditex se decantó por un diseño en rosa empolvado delicado y original firmado por Valentino. Un conjunto que logró dejarnos boquiabiertos y que destacó, cabe resaltar, por la elección del color. A pesar de que podía parecer algo inusual, no es la única que ha decidido apostar por colores pastel y románticos para esta fecha tan señalada. La última en caer rendida a ellos ha sido la actriz Mandy Moore.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

11•18•18

Una publicación compartida de Mandy Moore (@mandymooremm) el

Este mismo domingo la intérprete contrajo matrimonio con el cantante Taylor Goldsmith en una ceremonia íntima que tuvo lugar en el propio jardín de su casa. La propia Mandy se encargó de contarlo a través de sus redes sociales donde publicaba una imagen junto a su (ya) marido donde la felicidad era totalmente visible

La imagen compartida por Mandy era en blanco y negro por lo que no podíamos apreciar el color de su espectacular vestido, pero fue una de las asistentes al enlace, su amiga y maquilladora profesional, Jenn Streicher, quien dio la exclusiva a través de su cuenta personal. Instagram, ¡qué haríamos sin ti!

En la publicación aparecen tres imágenes de Mandy donde se aprecia con lujo de detalles el estilismo elegido así como el maquillaje y los detalles que completaban el look. Impresionante. Mandy eligió un vestido en tono rosa de tul con diferentes capas en la parte de la falda, fruncido y con detalles florales en el cuerpo superior. Una pieza con aires románticos que le hacía brillar en un día tan especial.

Añadió un delicado velo siguiendo la misma tonalidad con algunas flores y un maquillaje fino y natural donde el rosa volvía a ser protagonista. El resultado es un vestido de novia elegante, actual y alejado de los clásicos. 

¿Te atreves con el rosa?