La socialité brilla con luz propia. | GJN / GTRES

El vestido rojo largo que demuestra que Tamara Falcó ya ha superado a su madre en estilo (si es que eso es posible)

Espectacular.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Tamara Falcó no se cansa de repetirlo. Su madre, Isabel Preysler, ha sido y será siempre su gran referente a la hora de vestir. La que fuese mujer de Julio Iglesias y actual pareja del escritor Mario Vargas Llosa ha demostrado desde que comenzó a ser la reina indiscutible del papel cuché español tener un gusto impecable a la hora de elegir su vestuario y Tamara Falcó ahora es su digna sucesora. 

-Los vaqueros rectos de Tamara Falcó serán tus favoritos.

-Tamara Falcó y su traje de chaqueta de lunares.

Tras unos años en los que la hija del marqués de Griñón sufrió una etapa de su vida un tanto complicada debido a problemas de salud y a haber perdido un poco el rumbo profesional en su vida, ahora Tamara puede presumir de ser la colaboradora estrella de 'El Hormiguero' en un momento en el que la vida parece sonreírle de nuevo gracias a que ha encontrado el amor en los brazos de Iñigo Onieva. Algo que seguro le hará más llevadero el luto que todavía lleva consigo tras el fallecimiento de su padre por complicaciones por coronavirus en plena pandemia. 

Sin embargo, y como decíamos antes, Tamara vive un momento muy especial y eso se nota en que está radiante. No solo está guapísima a nivel 'beauty', si no que el último look que le hemos visto por las calles de Madrid nos ha hecho ver a una Carrie Bradshaw renovada. 

Está absolutamente radiante. | GJN / GTRES

De escote bardot y ajustado perfectamente a su silueta, este vestido nos ha parecido una fantasía de las que nos hacen soñar con volver a disfrutar de grandes eventos y de poder reír, tocar y bailar. Pero bueno, todo llegará, no desesperéis. El motivo por el que Tamara estaba tan guapa es porque ha participado en el rodaje de 'Four Seasons' y ahí ha desplegado todo su encanto con este diseño que, además, cuenta con abertura frontal muy sexy que se abre al andar.

Una fantasía de diseño, lo sabemos. | GJN / GTRES