Los Reyes de Holanda en la reapertura del Teatro Nacional en la Haya. | Gtres

Tienes que ver el vestido largo con bordados de Máxima de Holanda porque es el que llevarás todo el verano para cenar en el chiringuito o como invitada con unas sandalias de tacón

Querrás tenerlo como uniforme para las noches de calor. 

Woman.es

Quien creyera que el boho chic había muerto estaba muy equivocada. Puede que hayamos pasado años en los que se mantenía en un discreto segundo plano al que solo recurrían sus grandes entusiastas, pero la realidad es que siempre ha estado ahí esperando a que llegara el momento perfecto para volver a vivir su particular segundo esplendor.

Ese momento quizá aún no ha llegado, lo que sí podemos asegurar es que en los últimos tiempos la moda nos ha estado enviando claras señales que así lo confirman. La más clara, es la que apunta a los vestidos largos de ese estilo.

Esos que, además de cubrir incluso los tobillos, tienen su sello en este diseño holgado con estratégicas jaretas, bordados en determinadas zonas y generalmente estampados que evocan tranquilidad y relajación. Eso mismo lo hemos visto en modelos como los elegidos recientemente por Helen Lindes, Paula Echevarría, y ahora, Máxima de Holanda, ¿casualidad?  

Máxima de Holanda con vestido negro con escote de bordados de colores. | Gtres

El de la reina de Holanda es, como los anteriores mencionados, puro verano. Y eso que en su caso es de manga larga y en color negro aunque con detalles bordados en rojo, blanco, verde y amarillo en la zona del escote, el cual es en uve para que resulte estilizador. Pero es precisamente por esa combinación por la que nos parece una opción genial para sobrevivir con estilo a cada noche de verano en la que nos animemos a estar en la calle. 

Porque si algo piden estos vestidos es ser disfrutados y eso es exactamente lo que se consigue cuando se combinan con unas cuñas para hacer del terraceo toda una actividad, con unas sandalias planas cuando el contexto sea más informal o con unos tacones si, por el contrario, necesitas añadirle un poco más de sofisticación al estilismo tal y como ha hecho Máxima de Holanda. 

Está claro que la monarca no es una de las más elegantes de la realeza por casualidad y de nuevo ha vuelto a demostrarlo con esta elección estival a la que tan solo ha necesitado añadir un discreto cluch y un chal por los hombros, todo en sobrio negro. 

 

Relacionados