La familia Grimaldi siempre ha sido un referente a nivel estilístico. | Niviere David / GTRES

Vestida de Chanel y presumiendo de canas: Carolina de Mónaco, icono de estilo

Siempre perfecta.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Está claro que la pandemia está cambiando el curso de muchas de las celebraciones que se están intentando mantener vivas para poder dar un poco de ' antigua normalidad' a esta 'nueva normalidad'. Y eso es lo que ha pasado con las celebraciones del Día Nacional de Mónaco en las que todos  sus participantes han tenido que llevar mascarilla y su aforo ha sido reducido al máximo. Sin embargo, eso no ha impedido que la familia Grimaldi haya lucido sus mejores galas en un acto en el que todas las miradas han estado centradas en Carolina de Mónaco y en Charléne, la mujer del príncipe Alberto.

Niviere David / GTRES

Para la ocasión, Carolina de Mónaco ha optado por un elegante traje dos piezas de Chanel (su marca preferida y fetiche), bolso de la misma firma, diadema, pendientes de perlas y guantes blancos hasta el codo. Un look que llamaba la atención no solo por su elegancia sino porque Carolina dejaba al descubierto sus canas, dejando así ver que la cana no solo es bella, sino también 'royal'.

Siempre marcando estilo. | Niviere David / GTRES

La otra gran protagonista de la jornada ha sido Charlene quien se ha decantado por un abrigo largo negro con forro en color rosa fucsia y cuyo corte evasé en la falda y completamente rígido y estructurado en la parte de arriba es una absoluta maravilla.

También estaban en este día tan importante los hijos del matrimonio, Jacques y Gabriella. | Niviere David / GTRES

Aunque Carlota de Mónaco ha sido la gran ausente de la jornada, el resto de hijos de Carolina no han dudado en acudir a este evento. Alexandra de Hannover, Andrea Casiraghi y Pierre Casiraghi han dado muestras de lo bien que se llevan y las esposas de estos dos últimos han vuelto a causar furor con sus elegantes looks. 

Tatiana Santo Domingo, mujer de Andrea, ha lucido un dos piezas gris en tweed de falda midi y un abrigo a juego que combinaba con un jersey negro de cuello Perkins. Un conjunto precioso y muy lady, estilo al que también se unía Beatrice Borromeo, esposa de Pierre, quien lucía un sastre negro con chaqueta armada y cinturón incorporado y una falda por debajo de la rodilla. Ambas han optado por llevar diademas, ya que el protocolo manda que las mujeres luzcan tocados.

La gran ausente ha sido Carlota de Mónaco. | Daniel Cole / GTRES