¿Te atreves con las cat-eyes?

Este tipo de gafas arrasaron en los años 50. Se convirtieron en icono de moda y vuelven a serlo hoy en día.

Susana Fernández

Las cat-eye empezaron a ser populares en los años 50. Grace Kelly y Ava Gadner las lucieron como nadie. Pero su vigencia sigue hasta hoy en día. Además, con la película Grease (1978) volvieron a rescatarse y penetraron con fuerza en el mercado. Hoy en día las encuentras de pasta en colores pastel, en carey, con toques glitter, montura ancha, cristales tintados... Hay versiones para todos los gustos.

La marca L.G.R se sube al carro con la línea de gafas "gatunas", con suaves, sofisticados y estilizados modelos. No importa que vayas a la playa, a tomar una cerveza a una terracita o a la fiesta más glamourosa... el modelo cat-eye aporta un toque retro-chic a tu look. Haz que tu mirada sea felina.