Espalda del vestido de Sara Carbonero | D.R

Sujetadores y trucos para lucir espalda y escotes imposibles

Vestidos asimétricos, sin tirantes, con espaldas al aire o escotes de vértigo. ¿Qué sujetador podemos utilizar con ellos? 

Clara Hernández

Llega el verano y las aberturas se apoderan de escotes y vestidos que, esta temporada, brillan con asimetrías, con un solo tirante (o sin ellos), con espaldas al aire o cuellos en V infinitos. Si eres de las que no se siente cómoda prescindiendo del sujetador, tienes que saber que ya hay diferentes soluciones para lucir piel e ir segura con cualquier diseño.

Hace tiempo que los sujetadores sin tirantes se convirtieron en uno de los 'must' del verano. Sin embargo, la tendencia de lucir espalda, que este año brilla en looks de invitada, novia y sobre el asfalto (y sobre el que nos han aleccionado desde Chiara Ferragni, a Melissa Villarreal, Amelia Bono o Mery Turiel), complica la búsqueda del sujetador idóneo. 

D.R.

- Esta calculadora revela tu talla exacta de sujetador y arrasa en Tik Tok

- ¿Con qué sujetador combinar una camisa blanca? ¡Te sorprenderás!

Hemos buscado (y encontrado) las mejores soluciones no solo para escotes traseros, sino para otras prendas con cuellos inesperados y diferentes siluetas: desde lencería con tirantes con múltiples posiciones, a nuevos inventos que han profesionalizado y mejorado el truco de Kim Kardashian para lucir escotes vertiginosos (sí, nos referimos al uso de bandas adhesivas para sujetar el pecho, una fórmula que la empresaria adaptaba al modelo que iba a lucir y que ahora marcas como You Are the Princess han emulado con cintas especiales para ello (suaves, flexibles y adhesivas) y que consiguen, además de fijar el pecho, levantarlo lo que necesites. 

Por cierto, si te decantas por este sistema infalible para que nunca se te vea el sujetador y no tengas que prescindir de él, la firma recomienda cubrir antes el pezón con unos cobertores (disponibles en la marca In My Size, de venta en You are the princess), limpiar la zona donde se pegará la cinta con una toallita húmeda y luego aplicarla cubriendo solo la parte delantera del pecho (si no queremos que se marque el pezón; para esto también te pueden ser útiles unas pezoneras) o alargándola hacia los hombros (en el caso de que tengamos mucho pecho o necesitemos sujeción extra). 

Para aquellas que no sienten atraídas por los 'trabajos manuales', hemos seleccionados otros métodos que suponen una sujeción mayor o menor. ¡Tú eliges! Por cierto, buenas noticias: como las rebajas han llegado ya a muchas marcas o están a punto de aterrizar en el resto, algunos de los precios de los sujetadores son más bajos de lo habitual. 

Mira nuestros favoritos: