La presentadora es todo un icono de estilo. | INSTAGRAM

Sara Carbonero nos ha recordado que hace tres años nos enamoramos muchísimo de esta chaqueta vaquera de Zara

Un diseño oversize superoriginal. 

Woman.es

Hay prendas que nunca se olvidan. Ni siquiera en la era del 'fast fashion', donde las microtendencias, sobre todo en el espacio urbano, se imponen; lo que se lleva este mes ya no se lleva el que viene. Pero eso no impide que la memoria selectiva archive esas piezas que marcan la diferencia en un armario.

Por su diseño, por el momento en el que aparecen, por su versatilidad o por cualquier otro motivo. En el caso de la chaqueta vaquera XL de Zara que Sara Carbonero nos ha recordado en uno de sus últimos stories se cumplen las tres características citadas. Por eso nos enamoramos locamente de ella cuando se la vimos por primera vez hace tres años

Fue en abril del 2017 cuando la presentadora colgó uno de sus posados evocadores frente al mar en Oporto con unas botas cowboy y esta chaqueta oversized y extralarga de la firma de Inditex.

Sara Carbonero con chaqueta vaquera oversized de Zara. | Instagram @saracarbonero

Hay que poner en perspectiva qué se llevaba hace 36 meses, donde la ropa holgada, con aspecto de ser dos tallas más grande, no era una tendencia tan extendida en la calle como lo es a estas alturas. En la actualidad hasta aquellas personas que no le han pillado del todo el gusto a lucir la ropa XL tienen alguna prenda en su armario, como mínimo un jersey de punto que cumple dicho patrón. 

Tampoco se llevaba como hicimos a lo largo de todo el 2019 el tejido vaquero, al que el cuero -o efecto cuero- tomó el relevo a comienzos de este 2020. La recuperación de las chaquetas vaqueras, sello noventero por excelencia, fue una de las máximas dentro del street wear del 2019, año en el que nos pasamos doce meses explorando con el denim, construyendo incluso numerosos total looks vaqueros. 

Por si había pocos motivos para emocionarse al recordar el diseño superoriginal de Zara que probablemente Sara siga teniendo en su armario, la foto nos evoca directamente al mar, y en los tiempos que corren poder pisar la arena de la playa como lo hace ella en la foto hace que hasta la prenda más fea -no es el caso- se vuelva la más bonita del mundo. 

Relacionados