La reina Letizia, con vestido 'animal print' de Massimo Dutti y moño de bailarina. | Chema Clares / GTRES

La reina Letizia, la mejor anfitriona con su vestido 'animal print' de Massimo Dutti y moño de bailarina

Doña Letizia Ortiz, acompañada de la primera dama de Corea, Kim Jung-Sook, ha visitado la sede de Fundación ONCE en Madrid para conocer de primera mano su labor. Allí han protagonizado una curiosa imagen al comprar un par de cupones. 

GALA FERNÁNDEZ

Los reyes continúan ejerciendo como anfitriones para el presidente y la primera dama de Corea, que se encuentran de visita de Estado en nuestro país. El viaje comenzó ayer, martes, con un recibimiento oficial y con honores militares y una posterior cena de gala en el Palacio Real, y terminará este miércoles por la noche después de cumplir con los actos previstos en la agenda real.

Por una parte, la reina Letizia y la primera dama, Kim Jung-Sook, se han quedado en Madrid para visitar la Sede de la Fundación ONCE y conocer de primera mano la labor que desarrolla esta institución; y, por otra parte, el rey Felipe VI viajará junto al presidente de la República de Corea, Moon Jae-In a Barcelona para presidir la cena de la jornada inaugural de la reunión anual del Cércle d'Economía.

La primera dama de Corea, Kim Jung-Sook, y la reina Letizia visitan la Fundación ONCE. | Chema Clares / GTRES

Look 'made in Spain'

En su cita en la capital, doña Letizia Ortiz ha lucido un favorecedor vestido de Massimo Dutti, con escote lágrima y estampado 'animal print', que pertenece a la colección de 2019 (cuando salió a la venta tenía un precio de 99 euros) pero que ella no estrenó hasta el año pasado en Asturias, durante su gira por todas las Comunidades Autónomas tras la pandemia.

En aquella ocasión optó por combinarlo con alpargatas (su calzado fetiche del verano), pero hoy ha decidido añadir unos salones destalonados de Carolina Herrera (la misma marca que firma su cartera de mano) para darle un toque más formal. Como joyas, la reina ha elegido unos discretos pendientes de aro y, por supuesto, su anillo de oro de Karen Hallam. Y, en cuanto a los gestos de belleza, ha recogido su cabello en un moño de bailarina, un peinado al que últimamente no deja de recurrir para sus compromisos oficiales. 

La reina Letizia con moño de bailarina y vestido de Massimo Dutti en la Fundación ONCE de Madrid. | Chema Clares / GTRES

Prueban suerte con un cupón

La anécdota del día ha ocurrido a su salida de la sede de la fundación ONCE, cuando los fotógrafos han captado a la reina y a la primera dama comprando un par de cupones para el sorteo de esta noche a un vendedor. Según apuntan diferentes medios, los números escogidos han sido el 17350 y 50317 (la misma cifra pero al revés), en homenaje al 17 de marzo de 1950, cuando comenzaron las relaciones diplomáticas entre España y Corea. 

La reina Letizia y la primera dama de Corea compran dos cupones tras visitar la fundación ONCE. | Chema Clares / GTRES

El estilo de la reina Letizia como anfitriona

La visita de la pareja surcoreana a España nos ha dejado varios looks para el recuerdo de la monarca, quien, pese a no haber estrenado ninguna nueva pieza, ha brillado con sus elecciones. Probablemente el conjunto más llamativo fue el romántico diseño de Felipe Varela que rescató de su armario para la recepción en el Palacio Real. Se trata de un conjunto en color rosa pálido, con una voluminosa falda bordada y un top ajustado rematado por un cinturón fino, que combinó con sus llamativas sandalias con tiras de PVC de Steve Madden. 

El presidente de Corea, Moon Jae-In, y su esposa, la primera dama, Kim Jung-Sook son recibidos en el Palacio Real por el rey Felipe VI y la reina Letizia. | Chema Clares / GTRES

Para la noche, la reina Letizia eligió un elegante vestido de inspiración oriental que lleva varias temporadas en su vestidor; concretamente una pieza con bordados florales de la firma Dries Van Noten que, curiosamente, también tiene Melania Trump. Sus sandalias de Magrit con tacón de infarto y tiras metalizadas cruzadas completan este conjunto, correcto pero más discreto de lo que es habitual en las cenas de gala.

El look de la reina Letizia con vestido oriental de Dries van Noten en la cena de gala en honor del presidente de Corea del Sur. | Chema Clares / GTRES

Y es que en este tipo de ocasiones la etiqueta suele ser de gala (lo que exige vestidos largos y da pie a que la reina saque del joyero sus espectaculares tiaras) pero, debido a la situación actual, las delegaciones española y coreanas acordaron celebrar una cena más sobria, lo que redujo notablemente la lista de invitados y, además, relajó el 'dress code' del evento. 

Esta semana volveremos a ver a doña Letizia el viernes, acompañada de sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, y del rey Felipe VI, ya que presidirán en Madrid el acto de imposición de condecoraciones de la Orden del Mérito Civil coincidiendo con el séptimo aniversario de la proclamación de su majestad el rey.