La reina Letizia asiste a la inauguración del Tourism Innovation Summit. | Chema Clares / GTRES

La reina Letizia sustituye al rey en Sevilla con su deslumbrante vestido blanco de invitada de Cherubina

Ya lo habías visto antes, pero con complementos muy distintos.

Clara Hernández | Woman.es

El reciclaje se ha convertido en una de las máximas de la reina Letizia, incluso en los eventos más señalados. Este otoño, por ejemplo, la hemos visto lucir desde el traje gris de Felipe Varela, que estrenó el Día de la Hispanidad en 2017 y después, en distintas ocasiones (la más reciente, la inauguración del Hospital Universitario de Toledo), al vestido 'arty' con grandes flores de Carolina Herrera, con el que brilló en la audiencia de la última edición de los Premios Princesa de Asturias.

Este miércoles, doña Letizia ha vuelto a confiar en uno de sus vestidos más aclamados (y con el que hace un guiño a los hispalenses) para la inauguración del Tourism Innovation Summit en Sevilla, un acto que ha cobrado especial relevancia al ser la primera vez que la reina sustituye a Felipe VI en su agenda al estar este aislado por haber estado en contacto con un positivo en coronavirus. 

La reina Letizia, con vestido blanco estampado de Cherubina. | Chema Clares / GTRES

Para la ocasión, la reina ha optado por el vestido de invitada estampado blanco con el que ya nos dejó sin palabras el pasado verano, en la investidura de el rey como Caballero de la Muy Noble Orden de la Jarretera, la máxima distinción que concede la monarquía británica. 

Se trata de una prenda midi, con manga larga y abullonada con copa farol, puños abotonados, cuello perkins, falda recta y cintura ligeramente ajustada para marcar la silueta que está confeccionada en un tejido de twill con gran caída que pertenece a la firma sevillana Cherubina, en cuya web todavía se puede adquirir mediante 'pre-order' por un precio de 280 euros

Vestido midi manga larga y cuello perkins, Cherubina (280 euros). | D.R

En aquella ocasión, la reina lo acompañó con un elegante tocado de negro con flores. Ahora, la mujer del rey Felipe ha demostrado cómo un vestido perfecto de invitada puede convertirse en un outfit también perfecto para otro tipo de actos, e incluso en un look working, escogiendo con acierto los complementos (y prescindiendo de otros). 

Además de recordarnos lo que nos gusta el blanco para iluminar los días otoñales y de invierno, la reina ha añadido un cinturón negro fino a su outfit, y ha cambiado el clutch negro de su anterior aparición por un bolso con asa corta en color blanco de Furla

Chema Clares / GTRES

Para combatir el frío, ha recurrido a un abrigo clásico negro, apostando por el binomio blanco-negro que tan bien funciona, y zapatos negros de tacón.

El peinado, con coleta alta (uno de los que utiliza con mayor frecuencia desde el confinamiento y de los preferidos de las celebs en esta temporada), esta vez con puntas onduladas, también ha sido fundamental para aportar un nuevo aire a su estilismo de 10.