La Reina Letizia con abrigo oscuro con lazada. | Gtres

La reina Letizia ha lucido en París ese abrigo largo con lazada en la cintura de color azul marino casi negro por el que todas suspiramos porque es (súper) elegante

En un acto homenaje a las víctimas del terrorismo organizado por la Comisión Europea y presidido por Emmanuel Macron.

Woman.es

Pese a las restricciones en todos los ámbitos sociales y empresariales que la pandemia -así lo ha declarado ya la Organización Mundial de la Salud- de Covid-19, la Comisión Europea y el gobierno francés, liderado por Emmanuel Macron, decidieron mantener el acto celebrado en París en homenaje a las víctimas del terrorismo el día en el que cumplieron 16 años de los ataques terroristas coordinados en la ciudad de Madrid.

Los Reyes, que han cancelado parcialmente su agenda en Francia, no han faltado a esta simbólica cita celebrada en el Trocadero de París, donde la reina Letizia ha lucido un abrigo largo con laza muy elegante. 

París recibió a Sus Majestades por la mañana con un tiempo frío y pese a que en la recepción matinal en el palacio del Elíseo Doña Letizia había lucido un traje sin abrigo, no dudó en protegerse del frío en el acto que tuvo lugar horas más tarde en el centro de la capital francesa.

La reina, para completar un look solemne como demandaba la ocasión, ha escogido un abrigo azul marino casi negro que es la típica prenda de abrigo que a todas nos gustaría tener en el vestidor por como eleva el nivel del mismo gracias a los pequeños detalles que la caracterizan. 

Los Reyes en un homenaje a las víctimas del terrorismo en París. | Gtres

El abrigo, de largo por encima de las rodillas, cierre con lazada y líneas clásicas, destaca por el detalle del cuello, con solapas grandes y pelo alrededor del mismo que le dan un aspecto de lo más gustoso. La sofisticada prenda lleva el sello de una de las firmas favoritas de Letizia Ortiz, Hugo Boss, la misma casa que ha diseñado el traje azul marino que la reina llevó debajo de dicho abrigo.

Unos stilettos de Nina Ricci y un clutch de Loewe fueron los complementos escogidos por Doña Letizia para completar un outfit en clave 'working' impoluto, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias para las que lo concibió. Desgraciadamente, es muy probable que sea uno de los últimos estilismos que veamos de la reina en público puesto que no sería de extrañar que se tuvieran que seguir cancelando eventos públicos en Europa en general y en España en particular. 

Relacionados