Propuestas para el otoño-invierno 2019 de Stella McCartney- | IMAXTREE.COM / IMAXTREE

Los principales grupos de moda y lujo firman un pacto que busca plantarle cara al cambio climático

Kering, H&M o Inditex han unido fuerzas para conseguir una moda mucho más respetuosa con el medio ambiente.

WOMAN.ES |I.A.

Son cada vez más las firmas que abogan por un modelo de negocio más sostenible. Y es que la industria de la moda se ha convertido ya en la segunda más contaminante del planeta, siendo necesario buscar nuevas vías que reduzcan el impacto medio ambiental. Para hacernos una idea: solo en fabricar unos pantalones vaqueros se emplean más de 3.000 litros de agua. Ahí es nada.

Por ello, los principales grupos de moda y lujo han participado en la cumbre del G7 y han firmado un pacto que busca plantarle cara al cambio climático, en el que se comprometen a virar hacia un modelo de producción que, antes de que llegue el año 2030, trabaje tan solo con energías renovable, eliminar la polución que generan las microfibras o desarrollar estrategias concretas para proteger la biodiversidad, como una agricultura respetuosa con la naturaleza, la minería y la sivicultura. Entre los firmantes se encuentran Kering –propietario de firmas como Gucci, Balenciaga o Saint Laurent–, Inditex, H&M, Adidas o Prada.

Este será el maquillaje tendencia del otoño, según el último editorial de Zara.  | D.R.

La mayoría de las marcas y grupos que han firmado este acuerdo ya han llevado a cabo numerosas iniciativas que demuestran su implicación con la causa. Así, Inditex anunció hace unos meses a que, antes de que llegue el año 2025, todo el algodón, el lino y el poliéster que utilicen serán orgánicos, más sostenibles o reciclados, mientras que  la compañía sueca H&M reveló el pasado abril que el 57% de los tejidos que utilizan ya proviene del reciclaje. 

Para ver que los objetivos marcados en este pacto se van cumpliendo, los grupos realizarán reuniones periódicas, en las que se valorarán la efectividad de las iniciativas tomadas. Eso sí, el haber firmado el acuerdo no compromete en ningún caso la acción de las empresas, por lo que podrán establecer sus propias iniciativas adecuándose a criterios científicos.

Relacionados