Nuria Roca con vestido estampado y chaleco. | Flickr El Hormiguero

Dice Nuria Roca que si añades un chaleco a tu vestido de siempre elevarás tu look al infinito

La manera más fácil de transformar un vestido es añadiendo otra prenda que nada tenga que consiga que te olvides de su estilo original por completo. Fíjate en cómo lo ha hecho Nuria Roca en 'El hormiguero' porque es toda una maestra en este terreno. 

Julia García

Lo que más nos gusta del estilo de Nuria Roca -más allá de su siempre vanguardista apuesta por las mezclas de colores más vibrantes- es el poder transformador que es capaz de ejercer sobre las prendas que se cuelan en su armario. Tiene ese don que solo algunas privilegiadas poseen pero del que podemos aprender determinados truquitos que sirven para lograr nuestro objetivo. 

No subestimar a los accesorios es el primero de los tips a tener en cuenta. Por todas es sabido lo mucho que unas joyas, un bolso, un sombrero o un pañuelo pueden hacer por nuestro look, pero muchas veces se nos olvida esta cuestión y tendemos a recurrir una y otra vez a la misma fórmula que, aunque exitosa, no logra sorprender a nadie.

 Lo que hace la presentadora es justamente lo contrario. Es decir, en lugar de escoger los complementos que serían de esperar en cada ocasión, ella opta por animarse con otros en los que probablemente nunca habías reparado o con los que puede que incluso te da miedo atreverte. Dice el refrán que "El que no arriesga no gana", ¿verdad? Pues siguiendo esta pauta, Nuria Roca vence siempre

- Nuria Roca rompe con los imposibles más coloridos

- El "uniforme" de primavera de Nuria Roca

- Nuria Roca y su traje de cuero vegano

En la última de sus apariciones en 'El hormiguero' se entiende muy bien a lo que nos referimos. Para acudir al show de Pablo Motos una semana más, la valenciana ha lucido un vestido que, por su marcado estilo boho, cualquiera de nosotras lo hubiera combinado con unas alpargatas con cuña o unas sandalias trenzadas, por ejemplo, pero lejos de optar por la vía fácil, ha preferido añadirle unas botas metalizadas y, para sumar un elemento aún más inesperado, un chaleco de lentejuelas. 

En efecto el foco de atención ha pasado a ser una pieza como esa sin botones ni cremalleras a base de pequeñas pailletes, que seguramente nosotras hubiéramos limitado a lucir con una camisa o un top completamente liso, pero que al moverse en la misma gama rojiza que el calzado da lugar a un juego de tonos de lo más interesante con el que hemos aprendido que sacar nuestro lado más creativo delante del espejo compensa. 

El vestido de Nuria Roca, por cierto, es un diseño midi con escote pico, manga abullonada y abertura en la espalda con estampado en tonos rosas, morados y azules de la firma española Magnolya que lleva por nombre Carolin y tiene un precio de 242 euros.