Leandro Cano - Madrid - Mujer - Otoño-Invierno 2018-2019 16 | IMAXtree.com / IMAXTREE

'Next in Fashion': el diseñador Leandro Cano analiza el impacto de los concursos de moda

Carmen Cocina | Woman.es

El planeta moda vive momentos de euforia (audiovisual) a raíz del estreno de 'Next in fashion', una enésima vuelta de tuerca al ya veterano formato del reality que, desde que Telecinco disparara los índices de audiencia con el seminal 'Gran Hermano' a finales de los años 90 (importando con ello un nuevo género televisivo, con identidad y target propios, que sigue vivito y coleando veinte años después), ha mutado de piel tantas veces que es imposible reseñarlas todas.

La cosa no es para menos: el programa en cuestión lo presentan Tan France y Alexa Chung (que, no lo olvidemos, antes de convertirse en el icono de moda British por antonomasia saltó a la fama como presentadora de la MTV hace la friolera de quince años). En él participan diseñadores y estilistas de las mejores escuelas de moda, que ya han trabajado para firmas como Stella McCartney o Alexander Wang y vestido a celebs como Katy Perry, Ariana Grande o Beyoncé, y está patrocinado por el todopoderoso portal de alta moda Net-à-porter, que premiará a un único ganador con 250.000 dólares para desarrollar una colección que se pondrá a la venta en este gigante del e-commerce de lujo.

Las sesiones de 'binge watching' (o maratones de visionado) en Netflix están al caer. A nivel patrio, en España ya hemos tenido nuestra propia versión del reality fashion con Maestros de la Costura, bajo la nada desdeñable tutela de Miguel Angel Palomo, Lorenzo Caprile y María Escoté. Quizá no haya trascendido más allá de nuestras fronteras, pero conocer ciertos gajes del diseño de moda de primera mano y sin moverse del sillón es, nunca mejor dicho, un lujo.

Con todo, pecaríamos de ingratos si olvidáramos que, en esto de los concursos de moda, quienes cortan el bacalao son las grandes firmas y cabeceras de moda, cuyas convocatorias anuales son un filón que pone en órbita a diseñadores prometedores, seleccionados por auténticos popes de la industria bajo un criterio exquisito y estrictamente profesional. Lejos de buscar el espectáculo, aquí la creatividad y el saber hacer son las únicas bazas a tener en cuenta.

De eso sabe mucho Leandro Cano, que puede presumir de tener tres importantes galardones bajo el brazo: de más a menos reciente, el diseñador jienense ganó el premio la edición española del Who’s On Next en 2017, la primera edición del Samsung Ego Innovation Project de Madrid Fashion Week, en 2014, y 'last but not least', el premio Designer For Tomorrow organizado por Peek und Cloppenburg en su edición de 2012, bajo el auspicio de Marc Jacobs, que quedó prendado de Buffet, la primera colección de Cano, presentada en la pasarela El Ego de Madrid Fashion Week en febrero de ese mismo año. "Indudablemente fue una experiencia que cambió mi vida", nos cuenta el diseñador. 

"Es un recuerdo precioso, pero al ser tan joven, estaba muy nervioso y aún no podía imaginar todo lo que vendría después. Desde luego fue lo que marcó la ruta internacional de mi firma. Si no hubiese ganado, quizá me habría centrado en el mercado nacional".

El premio consistió en una dotación de 30.000 euros para la realización de una colección bajo la tutela de Marc Jacobs en sus ateliers de París y Nueva York, que Leandro Cano presentó bajo el nombre de 'Anima' como parte de las colecciones de otoño-invierno de 2013 en Mercedes-Benz Berlin Fahion Week. Un escaparate que, desde su marcada identidad andaluza y artesanal, le puso en el punto de mira internacional cuando aún era prácticamente un desconocido en nuestro país.

"En el imaginario de mi marca, la artesanía siempre ha tenido un papel privilegiado. Y aquí en España, quizá por ser una práctica relativamente frecuente, no se le ha dado el valor que merece, cosa que sí hacen en otros países. En Francia tienen la prestigiosa escuela de Métier d’Arts, en donde que enseñan todo este universo de técnicas elevándolas a la categoría de alta costura. Los americanos también valoran mucho las prendas artesanas, ya que es hay un nicho de mercado importante que quiere diferenciarse de quienes visten prendas del 'mass market'. Creo que mi fuerte carácter artesanal fue clave para hacerme despegar internacionalmente y que iconos como Lady Gaga, por ejemplo, eligieran los looks que presenté en Berlín en el marco del premio Designer For Tomorrow.

Sobre el Samsung Ego Innovation Project, el siguiente premio en su carrera, comenta que fue clave para aprobar una asignatura por aquella época (paradójicamente) pendiente: "Me sirvió para abrirme las puertas de la prensa nacional. Hasta entonces tampoco se me conocía tanto aquí. Desde mi punto de vista, ese proyecto sigue siendo futurista a día de hoy. La colección, 083 º, estaba centrada en la muerte y en sus estadios previos; por eso bordé un corazón latente sobre uno de los modelos e hice circular corrientes de hojas y plumas dentro de tubos transparentes de látex, evocando la respiración. El punto fuerte en cuanto a innovación estaba en ese movimiento a través de conductos de aire que se enroscaban alrededor de las distintas prendas", declara.

Leandro Cano también ha participado en el certamen organizado por el Festival de Hyères (cuyo jurado preside este año el diseñador Jonathan Anderson) y ha sido finalista en el International Woolmark Prize, que defendió en Shanghái en una edición en el que fue el único aspirante europeo al premio. En su experimentada opinión, los concursos de moda “son una vía efectiva para que te conozcan internacionalmente. Los jurados siempre son figuras relevantes de la moda, razón por la que a los diseñadores nos resulta muy interesante presentarnos. En el caso de algunos, como el de Hyères en Francia, nos lo sugirió la propia organización".  

Pese a que lo suyo son los concursos de diseño de moda "de toda la vida", Leandro Cano no es ajeno a la proyección que aporta el reciente fenómeno de los 'realities' televisivos en el gremio: "Son una plataforma excelente para ganar notoriedad, pero lo que marcará tu carrera como diseñador es el trabajo que hagas después. 'Next in Fashion' y 'Maestros de la Costura' tienen una base común, pero también importantes diferencias: mientras que en el primero participan diseñadores consagrados con firmas de moda que funcionan muy bien, en Maestros de la Costura los concursantes son aprendices. Creo que el valor principal que aporta este programa es la disciplina, que es imprescindible en el mundo de la moda. Y el sentido de responsabilidad que inculca sobre la importancia de entregar las prendas a tiempo". 

Según el diseñador, la otra cara de estos concursos es que permiten a los espectadores ver el interior de un taller de costura, "y eso siempre es atractivo. La visión es realista a medias; para empezar, el diseño es un proceso de investigación muy largo. Una vez tienes clara la idea, te enfrentas a elección de los tejidos; ojalá tuviésemos una habitación llena como ellos" (risas). "Y después hay que probar si ese tejido funciona en la prenda, luego la confección… El proceso es mucho más largo de la hora y media que dura el programa. Por otro lado, me da la impresión de que en los concursos de moda de la televisión, además del buen hacer, se valora la personalidad de los concursantes como 'animales televisivos’”, sentencia. Lo que tiene muy claro es que, si por algo son positivos los premios, es porque “te dan notoriedad e ingresos. Sin ellos, mi historia habría sido otra. Mejor o peor, nunca se sabe, pero sin duda diferente”.  

Relacionados