Rocío Osorno, en una de sus fotos de Instagram (@rocio0sorno).  | INSTAGRAM

¿En qué momento hemos guardado en el fondo del armario los pantalones pitillo? Rocío Osorno nos recuerdan lo bien que sientan

Larga vida al rey de los pantalones. 

PILUCA SANTOS | WOMAN.ES

Amiga, si te creías que los pantalones pitillo habían muerto, que sepas que no es que siguen vivitos y coleando, es que van a seguir dando mucha guerra. ¡Que les quedan muchos cuerpos que vestir! Y así nos lo ha confirmado Rocío Osorno con el último look que le hemos fichado en su cuenta de Instagram.

- La buena racha de Rocío Osorno, la infuencer que convierte en oro todo lo que toca

- La chaqueta de Zara más bonita nos la acaba de descubrir Rocío Osorno

Que sí, que los 'mum jeans', que los 'slouchy' y los 'paper bag' siguen siendo los favoritos de las chicas que más saben de moda, pero ninguno de ellos, por mucha tendencia que sea durante este 2021, estiliza tanto como unos pantalones pitillo. ¿Que no te lo crees? Espera que te lo explicamos: 

- Si os vaqueros oscuros, mejor. No solo parecen más elegantes que los vaqueros lavados a la piedra en tono azul clarito, también estilizan más. Prueba a ponerte un vaquero claro y otro oscuro, la diferencia es grande. 

- Por qué es mejor la versión pitillo. Al ceñise a la perfección a la silueta, desde la cintura al tobillo, alargan la pierna y sientan bien a todo el mundo. Da igual que tengas las caderas anchas o estrechas, nunca fallarás con ellos. 

- Ante la duda, cintura alta. Y la razón parece bastante obvia: con unos vaqueros de cintura alta, las piernas parecen más largas y, por tanto, nos vemos más favorecidas. 

Con más de un millón trescientos mil seguidores, Rocío Osorno elige con mimo cada una de las piezas de los conjuntos que publica en su cuenta de Instagram, el mismo que emplea en Rocío Osorno Atelier, especializada en vestidos de invitada y de novia y que es todo un éxito. Eso sí, el look que le acabamos de fichar en su Instagram tiene poco que ver con lo que diseña porque Rocío Osorno, a diario, es muy sencilla.