Miley Cyrus durante su actuación en la Super Bowl. | Gtres

Del combo de shorts vaqueros y camiseta a su look de animadora de Gucci, así es como Miley Cyrus plantó cara a The Weeknd en la Super Bowl

Los looks de la cantante fueron de lo más comentado de la noche. 

Woman.es

Miley Cyrus no fue la protagonista del preciado Halftime Show de la Super Bowl, pero no le hizo falta no tener ella los focos durante esos preciados doce minutos para convertirse en una de las estrellas de la noche.

Y es que aunque fue The Weeknd quien subió al escenario en una mediática actuación que nada tuvo que ver con ediciones anteriores, la que fuera el alter ego de Hannah Montana supo meterse al público (al de las redes sociales) en el bolsillo cuando minutos antes de que comenzara todo se encargara de amenizar la jornada con un miniconcierto en el mismo estadio.

No lo hizo sola, estuvo acompañada por dos estrellas de la música como son Joan Jett y Billy Idol, con quienes demostró que el Pre-Show podía ser tan impresionante como lo que después ocurriría en el decorado principal. Más allá de lo estrictamente musical, parte del mérito se lo debió a los diseños que Gucci creó para la artista pensados para esta ocasión tan especial. 

Camiseta corta oversize personalizada bordada con lentejuelas negras y fucsias inspirada en la indumentaria propia del fútbol americano fue una de las prendas con las que pudo verse a Miley mientras cantaba. Lo combinó con unos pantalones cortos que también llevaban bordados con lentejuelas blancas con detalle de brillos en los mismos tonos en el lateral, así como de unos zapatos de tacón alto negros, blancos y plateados y pompones bordados de lentejuelas negras con cuero.

No fue este el único estilismo que la firma italiana firmó para la cantante. El otro gran look con el que apareció jugaba de nuevo con los colores negro y fucsia en un conjunto propio de las animadoras compuesto por top de escote cruzado sobre el que aparecían las letras FTW ('For the win') a modo de mensaje motivador para ambos equipos que se enfrentaban en el partido, y una minifalda de tablas a juego con unas rodilleras y unas botas.  

Horas antes de este despliegue por parte de Miley Cyrus, la prueba de sonido nos había dado pistas del camino que iba a tomar su puesta en escena. En su perfil de Instagram fue calentando motores mostrando algunas pinceladas de cómo había preparado todo y pudimos ver cómo para el ensayo final había apostado también por piezas de Gucci.

En este caso no había ni rastro del rosa y el negro que luciría después ni tampoco de detalles brillantes. Fue todo mucho más cómodo e informal, una camiseta de algodón lavado a la piedra en verde y blanco con pantalones cortos vaqueros que llevaban un parche de Doraemon grabado en la parte trasera y a los que añadió unas botas negras de tacón con cordones. 

Todo un despliegue fashion por parte de la artista con el que supo abrir boca a todo lo que vendría después en una de las jornadas más mediáticas del año en todo el mundo.