Michelle Obama con camisa estampada. | Gtres

Michelle Obama ha llevado unos zapatos planos que no son ni bailarinas ni mocasines, y nos han fascinado

Los más cómodos para el día a día. 

Woman.es

Cuando vivía en la Casa Blanca junto a Barack Obama, y sus dos hijas, Malia y Sasha, la imagen de Michelle Obama era muy diferente. Los trajes de chaqueta y los vestidos sobrios eran las piezas habituales de su vestuario, el cual siempre lucía con una melena peinada lisa y con las puntas hacia afuera. Pero, cuando el mandato de su marido como Presidente de los Estados Unidos finalizó, la que fuera Primera Dama decidió "liberarse" de la rectitud que imponía su cargo. 

Desde entonces la abogada ha ido cambiando poco a poco su estilo hasta dar con el que luce actualmente en el que la comodidad ha parecido convertirse en su máxima. No solo lo nota su cabello, el cual lleva ahora suelto y rizado apostando por una favorecedora naturalidad, sino que además lo ha notado su armario. Éste se ha llenado ahora de piezas mucho más confortables, atrevidas y desenfadadas como hemos podido ver en sus diferentes apariciones públicas. 

En las últimas horas, Michelle Obama ha asistido junto a Julia Roberts a una conferencia sobre liderazgo organizada por su fundación en Kuala Lumpur, donde han hablado de empoderamiento femenino y han tratado de promover entre las asistentes la educación en las más jóvenes de la región para luchar por un futuro más prometedor.

Y ha sido allí donde hemos podido ver de nuevo uno de estos looks que en este caso estaba compuesto por unos pantalones de pinzas negros, una camisa larga con original estampado paisley y unos zapatos planos en los que se ha centrado nuestra atención. 

Michelle Obama con pantalón y zapatos negros combinados con camisa larga estampada. | Gtres

El motivo por el que nos hemos fijado en ellos es la sensación de confort que parecen dar a quien los lleva y, sobre todo, lo polivalentes que pueden resultar gracias a su forma, a medio camino entre unos mocasines y unas bailarinas. Un calzado sin tacón de color negro que parece el mejor compañero de batallas para el día a día precisamente por todas estas virtudes. 

Más allá de para fichar estos zapatos de la exPrimera Dama, el evento sirvió también para que tanto ella como la eterna protagonista de 'Pretty Woman' charlaran sobre diferentes aspectos de la vida, entre ellos el amor y la maternidad.

Sobre lo primero, Michelle reconoció (como ya había contado en su libro) que durante los primeros años de matrimonio necesitaron acudir a terapia de pareja: "Ambos aprendimos que tenemos que trabajar en tiempos difíciles (...). Trabajamos para obtener asesoramiento matrimonial porque a veces no podemos hacerlo solos"; y, sobre el hecho de ser madre, bromeó con lo que supuso para ella: “Cuando decides tener hijos, bueno, simplemente arruinan todo. Quieren lo que quieren. Es una molestia", comentó entre risas. 

Relacionados

-->