Meraki Life es un proyecto artístico que utiliza las camisetas de algodón como lienzo. | D. R.

Meraki Life o cuando una camiseta se convierte en una verdadera obra de arte

Entendidas como un lienzo, las camisetas de esta marca fusionan moda y arte.

WOMAN.ES |I.A.

Concebir una camiseta de algodón como un lienzo en blanco sobre el que estampar una fotografía de autor, como una obra de arte en sí misma. Grosso modo, ese es el concepto que diferencia a Meraki Life del resto de marcas. Este proyecto, creado por tres amigas que, tras un tiempo sin verse, volvieron a cruzar sus caminos, busca aunar moda y arte en una misma prenda. Y, sí, lo ha logrado.

Las camisetas son 'ad hoc' y es el cliente el que elige cómo será su aspecto final. | D. R.

En un momento en el que en las redes sociales vencen aquellas prendas y accesorios con un elemento diferenciador, este proyecto se erige como uno de los más originales de los últimos tiempos, demostrando los nuevos e interesantísimos rumbos que está emprendiendo el arte gracias a las nuevas tecnologías. Y aunque acaba de ser lanzado, todo apunta a Meraki Life se convertirá en un verdadero éxito.

La razón reside en el hecho de que sus camisetas de algodón son obras de arte totalmente exclusivas, puesto que se presentan en ediciones limitadas de tan solo 30 unidades cada uno. Y lo mejor de todo es que se pueden hacer 'ad hoc'.

A través de su tienda 'online', el comprador puede elegir la imagen a estampar (entre todo un banco que incluye fotografías de países urbanos, rurales, animales, flores...) y, tras esto, decidir la forma de la propia camiseta: o bien colocar la fotografía en la parte frontal u optar por un modelo con el logotipo de Meraki Life en el pecho y la imagen impresa en la espalda. Todas están disponibles, eso sí, a partir de los 50 euros.

Todas las imágenes han sido tomadas por Cristina Romero, quien, tras pasarse varios años dedicada a la consultoría empresarial, decidió cambiar de rumbo y dar el salto a aquello que siempre le había apasionado, la fotografía.

Sí, el arte nunca estuvo tan a nuestro alcance.