La primera dama de los Estados Unidos ha causado auténtica sensación con su look. | Andrew Parsons / CORDON

Melania Trump deslumbra con un original vestido blanco en el palacio de Buckingham

La primera dama de los Estados Unidos vuelve a impactar.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Era el momento más esperado por todos. La recepción oficial que la reina Isabel II ha presidido en el palacio de Buckingham en honor del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y la primera dama, Melania Trump, ha confirmado lo que era un secreto a voces: el vestuario de la esposa del presidente para este viaje está causando auténtico furor. 

Para una cena de gala en la que todos los ojos estaban puestos en ella, Melania Trump ha escogido un diseño blanco sin mangas cuya parte superior es de lo más original. Como si fuesen llamas u olas, el diseño es todo un soplo de aire fresco en este tipo de eventos de marcado carácter 'royal'. El punto fuerte del estilismo han sido sin duda sus guantes largos del mismo color.

La primera dama de los Estados Unidos ha vuelto a deslumbrar. | Jeff Gilbert / GTRES

En cuanto al peinado, Melania Trump ha apostado por recoger su pelo con un moño alto. Una imagen a la que no estamos muy acostumbrados pero que le sienta a las mil maravillas.

El blanco ha sido el color elegido por muchas de las invitadas a esta recepción oficial.   | Alastair Grant / GTRES

El día había comenzado con Melania Trump y su marido aterrizando en el aeropuerto de Londres-Stanted. Para su llegada, la primera dama de los Estados Unidos apostó por una blusa de Burberry de estampado de cadenas. Una apuesta elegante y con mucha clase que Melania Trump optó por combinar con una falda lápiz de Michael Kors por debajo de la rodilla (uno de sus modelos preferidos) y una blazer a juego con la falda que colocó por encima de los hombros. Remató el conjunto con unas salones de Christian Louboutin.

Horas más tarde, la primera dama dejaría a todos con la boca abierta al inspirarse en Audrey Hepburn y en 'My Fair Lady' para encontrarse con la reina Isabel II en la abadía de Westminster (donde tuvo lugar una ofrenda floral ante la tumba del soldado desconocido) y más tarde con los duques de Cornualles en Clarence House para tomar el té.

Con un ajustado vestido en color blanco con el cuello camisero y un cinturón en color azul marino firmado por Dolce & Gabbana, la prensa internacional no ha dudado en alabar uno de sus mejores looks hasta la fecha. Remató su look con salones en color azul y con un precioso sombrero de Hervé Pierre que ponía la guinda final a un pastel estilístico muy goloso.

Ver 4 fotos

La agenda del matrimonio Trump continuará mañana y hasta el próximo miércoles, momento en el que terminará la que ha sido su primera visita oficial a Reino Unido.

Relacionados