La primera dama ha entregado los premios 'International Women of Courage Awards'. | Carolyn Kaster / GTRES

Melania Trump se niega a que termine el verano y apuesta por un vestido blanco para la vuelta al trabajo

Icono de estilo.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

La primera dama de los Estados Unidos va retomando poco a poco su agenda laboral en solitario mientras su marido, Donald Trump, continúa haciendo campaña de cara a las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán en poco meses. De ahí que hayamos visto a Melania Trump participar en una conferencia que ha tenido lugar en la Casa Blanca para apoyar una serie de asociaciones y organizaciones que ayudan a la investigación de la depranocitosis, afección en la que los glóbulos rojos no tienen la forma que deberían y que afecta a miles de estadounidenses. 

Para este encuentro laboral, Melania Trump ha apostado por un vestido blanco lápiz que es una de las siluetas preferidas en su armario. Además, ha querido combinar este diseño con unos salones de tacón medio de color naranja, dándole así el remate perfecto a una creación que, por sí sola, podría resultar un poco 'sosa.

Melania Trump llega con paso firme (y estiloso) a la conferencia. | Gripas Yuri / GTRES

Una conferencia en la que se ha mostrado, como siempre, muy sonriente y atenta con los que allí se encontraban. En cuanto al peinado, Melania ha optado por mantener su melena lisa y con forma en los mechones delanteros. Un peinado que se ha convertido ya en marca de la casa ya que es casual, pero a la vez siempre lo luce muy marcado dando un aire un poco más formal. 

Muy sonriente y relajada, Melania Trump atienda sus compromisos profesionales. | Gripas Yuri / GTRES

No hay que olvidar que Melania Trump es una auténtica apasionada de los vestidos blancos y que ha apostado por ellos en multitud de ocasiones, consiguiendo resultados que han sido alabados por crítica y público. Uno de los más aplaudidos fue el que lució en la visita de Estado que su marido y ella realizaron a Reino Unido el año pasado. Nada más llegar, demostró que la clase y la elegancia son dos de los adjetivos que mejor definen su armario, ya sea dentro o fuera de las fronteras de Estados Unidos.

 

Relacionados