Sarah Jessica Parker y su sorprendente look con chaqueta metalizada. | CORDON

¿Cómo llevarías una chaqueta metalizada? Sarah Jessica Parker en clave sport

Sarah Jessica Parker se apunta a la tendencia metalizada de la forma más inesperada. 

Aida Ortega | Woman.es

De entre todas las prendas que aguardan en tu armario de otoño, debe haber una metalizada. ¿La razón? El 'street style' se ha encargado de demostrar que es apta para las 24 horas del día.

Bien sea en una falda, en un top, pantalón o chaqueta, cualquier prenda es valida para contagiarse de la noche y los brillos. Pues el metal, bien sea plata, oro o bronce, ha llegado para acaparar miradas.

Si de maneras extrañas de combinar hablamos, Sarah Jessica Parker ha roto todos los esquemas. Como si de su alter ego en 'Sexo en Nueva York' se tratase, la actriz ha combinado las piezas más dispares de su guardarropa. El resultado en un principio puede aterrar pero, ¿y si nos atrevemos a crear un look similar? El estilismo de Sarah se compone de varias prendas que son tendencia. Desde la chaqueta plateada, al pantalón 'sporty' con raya lateral a un lado, y los zapatos, unos mules en negro de piel. Combinar todo esto resulta impensable para el resto de mortales, pues esta es una tarea destinadas a aquellas que, como SJP, son capaces de aportar actitud a estilismo imposibles.

Pero atrevernos a innovar con las prendas es nuestra máxima este otoño. Eso, y que debemos buscar la máxima rentabilidad a esa chaqueta metalizada que aguarda con ansia en nuestro armario para dar el salto a la calle. Además, defendemos que el otoño no es aburrido (si hablamos en términos de moda).

Seguro que te estarás preguntando: "¿De verdad os gusta este look?" Reconocemos que con Sarah Jessica Parker a menudo somos poco objetivas. Pero cada vez que vemos destellos de Carrie Bradshaw, en nuestra cabeza se produce un pequeño colapso.

Como error marcaríamos el bajo de los pantalones, pues unos de largo hasta los tobillos sientan mucho mejor y dan sensación de ganar centímetros. Igual el estampado a cuadros de la camisa es demasiado arriesgado, una en tono neutro y lisa sería la opción más acertada.

Los pantalones en azul marino o negro con rayas laterales efecto chándal de gimnasio han llenado las tiendas. De Uterqüe a Asos e incluso Zara. Todos se han apuntado a esta propuestas que firmas como Yeezy (sí, la de Kanye West), o Alexander Wang se han encargado de subir a la pasarela. La raya puede ser más fina o gruesa, pero es mejor si los tonos del pantalón son neutros. Si buscas una opción para ir a la oficina o un evento más formal, lo mejor es escoger un tejido de seda, efecto pijama. El algodón es mejor para citas más informales. En cuanto al patrón, vas a encontrar esta pieza en corte recto o con el bajo ligeramente más ancho. Si tu opción es recto, mejor que solo llegue a los tobillos. Si va más allá de esta parte de la pierna puedes caer en el error, al igual que SJP, de que se creen bolsas extrañas en el bajo y de cubrir el tacón. Un detalle que seguramente terminé arruinando tu look.

La camisa es quizá el detalle que no termina de convencer. Si quitáramos la chaqueta metálica no resultaría tan caótica la mezcla, por lo que la camisa no resaltaría en exceso y no supondría un problema en el estilismo. Pero claro, al final se trata de sorprender, y Parker lo ha conseguido con creces. Llévala atada, y si es un poco escotada puedes colocar debajo un top lencero que asome ligeramente. Este toque es perfecto sobre todo para la noche, aunque no te excedas enseñando. La clave es buscar el equilibrio entre mostrar sin enseñar.

Hablemos ahora de la chaqueta. O lo que es lo mismo, LA PIEZA. Ella es la protagonista indiscutible del look. La actriz la escoge de corte recto, tipo esmoquin, con botones delanteros y ribetes negros. Es plateada, vibrante, y llamativa, rasgos comunes en la tendencia metalizada.  Sarah Jessica arremanga las mangas hasta la mitad para dejar al descubierto la camisa que lleva debajo. Un truco que prometemos copiarle y por el que varias firmas como Mango apuestan con mangas de efecto fruncido en el codo o ligeramente más cortas para que se vea la prenda de abajo. Esta chaqueta resulta clave en el estilismo ya que aporta el toque formal pero a la vez atrevido y diferente al look. Al combinarlo con los pantalones 'sporty', estos se convierten en aptos para una jornada laboral. Si el metalizado te parece un acabado excesivamente llamativo, puedes decantarte por prendas satinadas. Más sencillas de llevar en el día a día. Si echamos un vistazo por nuestra ruta de tiendas habituales, resulta raro no encontrar piezas con tejido metalizado. De Gucci a Saint Laurent, pero también Asos.

Hay diferentes trucos para no fallar si decides armarte de valentía e inspirarte en este llamativo look. La tendencia metalizada no pasa desapercibida, si la combinas con prendas más clásicas vas a acertar seguro. Al ir más allá, véase este ejemplo de la actriz de 'Divorce', el truco son los colores neutros y huir de piezas excesivamente recargadas. Una regla que resulta básica: no combinar varias piezas de esta tendencia. Es decir, no escojas unos zapatos dorados con un bolso o una chaqueta en tonos metal.

En nuestro reto por demostrar que este look puedes llevarlo en las calles de tu ciudad, escogemos las prendas para crear un estilismo acertado con la chaqueta metalizada como el centro de todas las miradas.

Ver 9 fotos

 

// Outbrain